Publicidad
28 Jul 2020 - 4:30 p. m.

Iván Cepeda advierte que Diego Cadena podría fugarse y obstruir el proceso

En una rueda de prensa el senador y su abogado, Reinaldo Villalba, dieron sus primeras impresiones tras la audiencia de imputación de cargos en contra de los abogados Diego Cadena y Juan José Salazar, investigados por supuestos sobornos a testigos para que cambiaran sus versiones y favorecieran al senador Álvaro Uribe. Según Cepeda, la prebendas se ofrecieron a más exparamilitares.
Senador Iván Cepeda. /  EFE/MAURICIO DUEÑAS
Senador Iván Cepeda. / EFE/MAURICIO DUEÑAS
Foto: EFE - Mauricio Dueñas

Luego de ser aplazada en dos ocasiones, el pasado lunes 27 de julio se llevó a cabo la audiencia de imputación de cargos al abogado del senador Álvaro Uribe Vélez, Diego Cadena. El senador Iván Cepeda, presunta víctima de las prebendas a exparamilitares, tomó de buena manera que finalmente se realizara la diligencia, pero señaló que, tras la vinculación formal de Cadena y su socio, Juan José Salazar, se presenten obstrucciones al proceso e incluso una posible fuga.

(En contexto: Abogado Diego Cadena no aceptó haber comprado testigos en favor de Álvaro Uribe)

Durante la audiencia, también quedó en firme la solicitud de medida de aseguramiento en centro carcelario que, por la pandemia, se ejecutaría como casa por cárcel. De acuerdo con las declaraciones de Cepeda, “si el juez de control de garantías toma esa decisión, solicitaremos que la misma tenga carácter estrictamente temporal, y que, una vez termine la fase crítica de la emergencia sanitaria, los abogados Cadena y Salazar sean conducidos de inmediato a un centro carcelario”.

Para el senador y su abogado, existen serios riesgos tras la audiencia de imputación de cargos. Cepeda aseguró que las demoras en el proceso hacen parte de una obstrucción que los abogados han fraguado para “defraudar la justicia”. Por lo tanto, el senador advirtió que existe un “peligro real de que esa conducta obstaculice la investigación, implique nuevas obstrucciones en la etapa de juicio, e incluso de que se produzca una fuga de los imputados”.

En la audiencia que se realizó el pasado 27 de julio, la Fiscalía le imputó a Cadena y Salazar los delitos de fraude procesal y soborno en actuación penal. Ninguno de los dos aceptó cargos e insistieron en su inocencia. Según la Fiscalía, los hechos que hoy por hoy tienen contra las cuerdas a los abogados, se remontan a 2018 cuando Cadena y Salazar visitaron a varios exparamilitares detenidos en diferentes cárceles del país. El propósito de los emisarios era, al parecer, torcer los testimonios que muchos exjefes dieron a la Corte Suprema sobre los supuestos nexos del senador Uribe con grupos paramilitares.

(Le puede interesar: Las pruebas de la Fiscalía contra el abogado de Álvaro Uribe, Diego Cadena)

Hasta el momento se ha hablado de dos ocasiones en las que los abogados habrían pagado a exparamilitares para testificar a favor del senador Uribe. Uno de ellos es el exparamilitar Carlos Enrique Vélez. Según las investigaciones, Cadena le había prometido $200 millones, de los cuales le alcanzó a pagar $48 millones. Pero los abogados habrían ofrecido otros beneficios a cambio de aparentemente, favorecer a Uribe en la Corte. Al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve le habrían ofrecido asesoría jurídica para estudiar su sentencia a 35 años de prisión.

Además, al parecer, le ofrecieron estudiar su caso para que la JEP los aceptara, con la condición de que cambiara su testimonio y le dijera a la Corte Suprema que el senador Cepeda lo había sobornado para que testificara en contra de Uribe sobre su supuesto rol en la conformación del Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia. Según el abogado de Cepeda, Reinaldo Villalba, “son numerosas las personas que recibieron prebendas”.

En cuanto a estas visitas y transferencias, Cadena ha dicho que se trataron de ayudas humanitarias para cubrir gastos logísticos. No obstante, para el senador Cepeda, “fueron sin duda artífices de un concurso de delitos en el que los sobornos y las ofertas de prebendas judiciales conformaban el medio material para garantizar el fraude procesal. Pero también quedó evidenciado que ese concurso criminal benefició directamente al senador Álvaro Uribe Vélez, cuya responsabilidad es innegable”.

(Le puede interesar: Fiscalía imputó cargos a Diego Cadena, ¿qué significa esto en el caso Uribe?)

Paralelamente, la Corte Suprema adelanta un proceso contra el senador Uribe por supuesta manipulación de testigos. En esa investigación, el expresidente y el congresista Álvaro Hernán Prada ya rindieron indagatoria y se espera desde octubre del año pasado que la Sala de Instrucción del alto tribunal resuelva su situación jurídica y diga si pueden permanecer en libertad mientras avanza el proceso en su contra o si deben ser detenidos de manera preventiva.

De acuerdo con Villalba, “estamos pendientes a que la Sala De Instrucción de la Corte Suprema le defina la situación jurídica al senador Uribe. El alto tribunal ha estado haciendo labores investigativas permanentemente”. Además, el abogado aseguró que se le ha insistido a la Fiscalía para que “profundice en la investigación y si encuentra otros responsables los vincule a al proceso. Se han conocido situaciones muy preocupantes como la presencia del abogado Jaime Lombana en La Picota. El hecho de haber estado llevando a la Corte Suprema cartas de los presos con declaraciones falsas es preocupante. Esas son situaciones que debe profundizar y justificar la Fiscalía para tomar determinaciones en el caso”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.