Publicidad

JEP realiza entrega digna de Marlon Peña, un deportista desaparecido hace 16 años

El joven deportista de 21 años fue buscado por más de 16 años en Aguachica, Cesar. Con una ceremonia de entrega en la Parroquia San Roque de Aguachica (Cesar) y un partido de fútbol, su familia por fin pudo despedir este martes al joven deportista.

18 de julio de 2023 - 10:13 p. m.
El magistrado Raúl Sánchez, de la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad de la JEP, relator de las medidas cautelares adoptadas acompañó a la señora 'Chayo' y a toda su familia a darle digna sepultura a Marlon Peña.
El magistrado Raúl Sánchez, de la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad de la JEP, relator de las medidas cautelares adoptadas acompañó a la señora 'Chayo' y a toda su familia a darle digna sepultura a Marlon Peña.
Foto: JEP

El cuerpo de Marlon Peña, deportista de 21 años desaparecido desde el 31 de marzo de 2007, fue hallado en el cementerio de Bosconia (Cesar) a tres horas de Aguachica. Su identificación se dio en el marco de las medidas cautelares adoptadas por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para proteger puntos de interés forense en donde se podrían hallar víctimas de desaparición forzada. Una decisión que se dio gracias a la solicitud del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice).

De acuerdo con la JEP, la incansable búsqueda de Chayo, como conocen a la mamá de Peña, dio origen a la Corporación Marlon Memorias y Huellas de un Desaparecido (Corpomemorias), que hoy acompaña un total de 23 madres buscadoras de Aguachica. Fue ella quien recibió a manos del magistrado Raúl Eduardo Sánchez, de la Sección de Ausencia de Reconocimiento de la JEP, el cuerpo de su hijo de 21 años.

Río Cauca, primero en ser reconocido como víctima del conflicto armado ante la JEP

“Un joven deportista, amante del fútbol, del rock y del aguapanela. Al que su familia todavía recuerda por su corazón generoso, uno que se desprendía de lo que tenía para compartirlo con quienes más lo necesitaban”, detalla la justicia especial en su comunicado sobre la entrega del cuerpo del joven. Él era hijo de Chayo Moreno y hermano de Jaime, Isaura, Paula, Liceth y Frank. Su desaparición, según le contaron ellos a la JEP, dejó un vacío grande en sus corazones. Por eso, ahora que tienen certeza sobre cuál es su paradero, pudieron darla una digna sepultura.

La medida cautelar con la que la JEP protegió el cementerio informal, conocido como el cementerio de Los Pobres en Aguachica, tuvo origen en 2019. Durante años, en el predio Los Mangos donde estaba ubicado el camposanto, las personas de escasos recursos usaron un predio privado para enterrar a sus muertos. Después de una tutela, de acuerdo con información de la Jurisdicción, y en cumplimiento de un contrato celebrado entre la Alcaldía de ese municipio y la funeraria Luz Divina, los cuerpos fueron exhumados y trasladados por personal poco idóneo a varios cementerios, entre ellos, el Católico Central de esa misma ciudad.

Le puede interesar: Falsos Positivos: JEP estudiará responsabilidad de altos mandos en el gobierno Uribe

Por lo tanto, el traslado de los cuerpos no sin cumplir los parámetros técnicos mínimos que garantizaran su integridad y preservación. “Vulneraron los derechos de las víctimas de desaparición forzada que, eventualmente, se encontraban allí, en condición de no identificados”, explicó la Sección de Ausencia de Reconocimiento, quien ordenó suspender las actividades de exhumación y traslado de los desaparecidos, ordenó una medida cautelar, inicialmente por 90 días hábiles, que se ha venido prorrogando hasta la fecha.

Sin embargo, ese no fue el único obstáculo con el que se encontró la JEP para dar con el paradero de otros cuerpos como del de Peña, han sido reiteradas las veces que le ha pedido al alcalde de Aguachica, Robinson Antonio Manosalva, que haga un cronograma de exhumación de alrededor de 200 cuerpos, entre los que estarían más víctimas de desaparición forzada. Tras no acatar las solicitudes, recibió como sanción cinco días de arresto a inicios de mayo de 2023.

En el marco de ese trámite cautelar, y dos semanas más tarde de la orden contra el mandatario local, el 24 y 25 de mayo pasado en Valledupar, durante una audiencia pública de seguimiento, el Instituto Nacional de Medicina Legal aprovechó la alta participación de grupos de víctimas de la región y tomaron muestras de ADN que, posteriormente, fueron contrastados y alojados en sus bases de datos. Entre ellos, los de la familia de Marlon Peña. El ADN de la madre Chayo coincidió con los restos óseos de su hijo.

Gracias al procedimiento, en coordinación con la familia y las demás entidades competentes, la misma Sala realizó este martes la entrega digna a la familia y a la comunidad. La ceremonia de entrega tuvo a la aguapanela que tanto le gustaba al joven como protagonista, además de un recorrido denominado ‘”Las huellas de un desaparecido”, un ritual de entrega en la Parroquia San Roque y un partido de fútbol. #Te busco, pero hoy ya te encontré, sin vida y no sé por qué”, es el fragmento de uno de los poemas que escribió la madre Chayo y que cantó para despedir, por fin, a su hijo.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Temas recomendados:

 

Carlos(92784)19 de julio de 2023 - 12:46 a. m.
Un abrazo solidario a la Sra Chayo y un gracias eternas al Magistrado y a toda la JEP .
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar