Publicidad
28 Oct 2022 - 5:56 p. m.

JEP rechazó amnistía a Mauricio Parra y su caso vuelve a la justicia ordinaria

Así lo definió la Sala de Amnistía de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) al establecer que el aporte a la verdad de este hombre, investigado por homicidio y lavado de activos, no fue suficiente. Su defensa sigue insistiendo en que todo el caso es un montaje de la Fiscalía.
Mauricio Parra, investigado por los presuntos homicidios de un abogado en Pitalito (Huila) y el socio mayoritario de la cadena Surtifruver. Además, fue señalado como posible testaferro de las antiguas Farc.
Mauricio Parra, investigado por los presuntos homicidios de un abogado en Pitalito (Huila) y el socio mayoritario de la cadena Surtifruver. Además, fue señalado como posible testaferro de las antiguas Farc.
Foto: Migración Colombia

Mauricio Parra Rodríguez, señalado de ser testaferro de las Farc y el presunto asesino del dueño de Surtifruver, Jhonny Orjuela, en octubre de 2016, se le complicó su situación jurídica. Alias El Quesero, como lo afirma la Fiscalía, deberá volver a la cárcel, por orden de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y, además, no podrá recibir la amnistía que había pedido ante esta entidad transicional. La decisión la tomó la magistrada de la Sala de Amnistía o Indulto, Alexandra Sandoval Mantilla, quien encontró que no existió un “aporte exhaustivo de verdad”.

(En contexto: Los cuestionados testimonios en el caso Surtifruver)

Por esta razón, el empresario no recibirá la amnistía por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, como así se lo había pedido a la JEP. Además de tomar estas dos decisiones, la Sala definió que la jurisdicción especial no será más el escenario de investigación de este caso y, en consecuencia, le enviará el expediente a la justicia ordinaria. Todas estas decisiones también afectan a la hija de Parra, Paola Andrea Parra Marín, quien fue capturada junto a su padre en septiembre de 2017. Ambos le han dicho a la justicia que son víctimas de un montaje judicial.

Precisamente por esa posición, la JEP rechazó la amnistía. En la decisión de la magistrada Sandoval, se lee que ambos investigados dedicaron todas las audiencias en las que debían explicar su aporte de verdad para defenderse del supuesto montaje. Es decir, en lugar de explicarle a la Sala cuál era su compromiso con explicar lo sucedido en sus investigaciones y en el conflicto, su atención se centró en mostrar por qué la Fiscalía abría creado todo un andamiaje judicial para culparlos de homicidios, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

(Lea también: Mauricio Parra, investigado por el caso Surtifruver, denunció amenazas ante la Fiscalía)

“En todo caso, a pesar de lo anterior, los comparecientes continuaron usando los espacios de aporte a la verdad como un escenario para defenderse de la acusación efectuada por la Fiscalía”, se lee en el auto de la JEP. Según lo que se conoce de ese supuesto montaje, Mauricio Parra fue mencionado por primera vez, en el caso del homicidio de Jhonny Orjuela, por el testigo Fernando Bahamón, un hombre que se sometió a la Ley de Justicia y Paz como antiguo guerrillero de las Farc, condenado por extorsión y abuso sexual.

Bahamón, en mayo de 2017, dijo conocer a Parra desde el año 1995, indicando que supuestamente trabajaba llevando remesas y traficando combustible. Luego, un mes después, mencionó a Parra como presunto homicida de Jhonny Alonso Orjuela y como posible testaferro del bloque Sur de las extintas Farc. Fue así como la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez presentó al empresario como el gran testaferro de la guerrilla. Pero las críticas no se hicieron esperar. La defensa de Parra ha dicho en incontables ocasiones que se trata de un caso construido con las mentiras de Bahamón, quien además habría extorsionado a Parra.

(Lea también: JEP rechazó amnistía a Mauricio Parra en el caso de homicidio de dueño de Surtifruver)

Además, ha dicho que el ente investigador compró la tesis que planteó Bahamón sin investigar otras aristas, como que Orjuela fue asesinado con tres tiros -en la cabeza, el corazón y los genitales- por una relación que sostenía con la mujer de un esmeraldero. Así las cosas, ahora el caso de los Parra volverá a la justicia ordinaria y, al menos por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, ambos perderán su libertad. Se espera que ante esta jurisdicción ambos insistan en su teoría: todo es un montaje de la Fiscalía.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.