Publicidad
4 Oct 2022 - 3:48 p. m.

Jueza federal solicita a fiscales estadounidenses verificar muerte de “Santrich”

La jueza Valerie Caproni le dio hasta el viernes a los fiscales estadounidenses para confirmar la muerte del jefe disidente de las Farc. El fallecimiento de Santrich fue anunciado por el grupo armado en su portal propagandístico en mayo de 2021.
JESUS SANTRICH
JESUS SANTRICH
Foto: Óscar Pérez - OSCAR PEREZ

La investigación por narcotráfico contra el líder disidente Jesús Santrich se mueve en Estados Unidos. La jueza Valerie Caproni, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, les pidió a los fiscales del país norteamericano confirmar la muerte de quien, como lo anunciaron disidencias de las Farc, habría caído en una emboscada el 17 de mayo de 2021, en Venezuela.

En contexto: Disidencias de las Farc confirman muerte de “Jesús Santrich” en Venezuela

La orden fue emitida el pasado 10 de marzo, sin embargo, el plazo de la jueza Caproni se vence esta semana. “El Gobierno (los fiscales dependen de este) debe presentar una carta actualizando a la Corte sobre el estado de este caso a más tardar el 7 de octubre de 2022″, se lee en el documento conocido por El Espectador.

Una noticia de The New York Times, del 18 de mayo de 2021, fue el soporte de la jueza Caproni. En la nota de prensa se explica que fuentes en el alto gobierno venezolano confirmaron la noticia. En Colombia, las mismas disidencias de las Farc, en un portal propagandístico, anunciaron la caída de quien entonces pertenecía a la denominada Segunda Marquetalia, con operación en el país vecino.

En contexto: La acusación de Estados Unidos contra “Jesús Santrich”

“Informamos a Colombia y al mundo con dolor en el corazón, la triste noticia de la muerte del comandante Jesús Santrich, integrante de la Dirección de las FARC-EP, Segunda Marquetalia, en una emboscada ejecutada por comandos del ejército de Colombia el 17 de mayo”, escribieron las disidencias de las Farc.

Según las disidencias de las Farc, Seuxis Paucias Hernández -alias Jesús Santrich- murió en la Serranía del Perijá, dentro de territorio venezolano. La camioneta donde viajaba habría sido atacada con fusiles y explosiones de granadas. Incluso, entregaron detalles como que su dedo meñique de la mano izquierda habría sido cercenado y que los “comandos” supuestamente salieron del lugar en un helicóptero amarillo rumbo a Colombia.

La juez Caproni tiene cartas en el asunto, dado que en abril de 2018 un gran jurado presentó ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York el indictment (escrito de acusación) contra Santrich. En síntesis, el documento sostiene que, entre junio de 2017 y abril de 2018, Santrich habría hecho parte de un grupo narcotraficante que supuestamente comercializó al menos 10 toneladas de cocaína, cuyo destino era los Estados Unidos.

El denominado “entrampamiento”

¿La Fiscalía de Néstor Humberto Martínez participó en una entrega de cocaína controlada, que terminó en la captura de Jesús Santrich (2018) y que puso en riesgo el proceso de paz? Para la Comisión de la Verdad, la respuesta a esa pregunta es afirmativa y las pruebas reposan en una publicación de El Espectador de 2020, en la cual se reveló una alianza entre la Fiscalía y la DEA estadounidense para hacer reincidir en el delito a Santrich y a Iván Márquez, en pleno proceso de dejación de armas. Martínez sigue defendiendo su nombre y propuso una solución inédita.

En contexto: Así quiere Martínez dar fin a la controversia por el “entrampamiento” a Santrich

La Comisión de la Verdad, en su Informe Final, tiene un anexo especial sobre ese capítulo. La institución de justicia transicional describe cómo, a través de una operación de “entrampamiento”, funcionarios públicos nacionales y norteamericanos indujeron a Santrich a negociar 5 kilogramos de cocaína en 2017, los cuales habrían sido aportados por la misma Fiscalía de Martínez. La operación significó un empujón, según la hipótesis, para el regreso a las armas del ala guerrillera de Iván Márquez: La Segunda Marquetalia.

Martínez, desde 2020, ha sido insistente en asegurar que la Fiscalía bajo su administración no entregó nada. Para cerrar el debate, en agosto pasado, propuso una solución al padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión: “Me permito proponerle, con el afecto de siempre, integremos un Tribunal de Honor para que, con base en las pruebas que le aportemos y el testimonio de los protagonistas del delito en cuestión, hoy extraditados y en juicio en los Estados Unidos, para lo cual estoy seguro podemos contar con el apoyo de las autoridades americanas, se le ofrezca un veredicto definitivo al país, para que se sepa, de una vez por todas, a quién le asiste la razón”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.