13 Sep 2018 - 5:35 p. m.

La coca es la gran fuente de alimentación de la corrupción: Mindefensa

El ministro Guillermo Botero asegura que se debe cambiar la doble interpretación sobre el uso del glifosato. “Aquí se fumigan más de dos millones de hectáreas de cultivos lícitos con glifosato, pero pareciera que para la coca es malo”, dice.

Redacción Judicial

Guillermo Botero, ministro de defensa. / Archivo El Espectador
Guillermo Botero, ministro de defensa. / Archivo El Espectador

Este jueves, al término de la reunión con los miembros del directorio y la bancada del Partido Conservador, el ministro de defensa, Guillermo Botero, asegura que los cultivos de coca son “la gran fuente” de alimentación de la corrupción en el país. “Dimos unos datos de cómo el país está lleno de sembrados de coca. Se está volviendo uno de los problemas principales para el país (…) porque es la gran fuente de alimentación de la corrupción, otro gran problema que tenemos”, dice. 

Según el ministro Botero, se debe acabar con la doble interpretación que existe sobre el uso de este herbicida, pues dice que para algunos cultivos lícitos es bueno, pero para la erradicación de sembrados de coca no lo es. “Aquí se fumigan más de dos millones de hectáreas de cultivos lícitos con glifosato como el café, la palma, la caña y el maíz, pero pareciera que para la coca es malo. Entonces hay que acabar con esa doble interpretación”, comenta. 

(Lea:“Sustitución de cultivos ilícitos ya no será voluntaria sino obligatoria”: Mindefensa)

Para sustentar el uso del glifosato, el jefe de esa cartera explica que la erradicación manual de cultivos ilícitos es un costo “gigantesco”, sumado a los peligros por los campos sembrados de minas en varias regiones del país. “Por eso hay que pensar en alternativas, porque, de lo contrario, llegaremos a 250 o 300 mil hectáreas. Nos llenaremos de coca y simplemente perderemos a una población que la van a volver adicta como lo están tratando de hacer en las puertas de los colegios”, agrega.

Sumado a lo anterior, el ministro dice que el uso del glifosato es una política que hasta ahora se está comenzando a estructurar y que el país debe encontrar “un punto de inflexión” para disminuir las hectáreas ilícitas sembradas. “Llevamos cinco años (desde 2013, según él) con unos crecimientos vertiginosos en áreas de cultivos. Esa tendencia hay que reversarla, no hay más camino, de lo contrario este país tendrá unas dificultades inmensas. Tenemos 2’200.000 personas estimadas, para el año 2018, adictas a las drogas”. 

(Lea:“Erradicación forzada de cultivos ilícitos es volver al pasado”: Organizaciones sociales)

Finalmente, el ministro Guillermo Botero aseguró que también se conversó sobre los trabajos que viene realizando el Ministerio de Defensa, de la seguridad en Bogotá, del sector rural y de las organizaciones ilegales que hurtan celulares, bicicletas, computadores, entre otros temas.

Síguenos en Google Noticias