31 Oct 2019 - 11:10 p. m.

La empresa con la que Aida Merlano habría intentado esconder sus bienes

La compañía Esaid SAS, supuestamente dedicada a obras de ingeniería civil, fue embargada por la Fiscalía y enfrenta un proceso de extinción de dominio.

Redacción Judicial

La excongresista Aida Merlano fue condenada a 15 años de prisión por un complejo esquema de corrupción electoral y se fugó del Inpec el pasado 1 de octubre.  / Archivo particular
La excongresista Aida Merlano fue condenada a 15 años de prisión por un complejo esquema de corrupción electoral y se fugó del Inpec el pasado 1 de octubre. / Archivo particular

A un mes de la fuga de la excongresista Aida Merlano, la Fiscalía inició un proceso de extinción de dominio contra sus bienes. Entre las propiedades de la exrepresentante a la Cámara conservadora, hay diez apartamentos y casas (seis en Barranquilla y cuatro en Bogotá), un carro BMW, una camioneta Toyota Prado y una empresa constituida con un capital inicial de $2.000 millones y que tiene por nombre Esaid SAS.

(Lea también: Aida Merlano podría perder sus bienes: Fiscalía inicia proceso de extinción de dominio)

Al parecer, la empresa fue llamada así por Merlano al juntar las iniciales de los nombres de sus dos hijos: Esteban y Aida. Según el registro de Cámara de Comercio de Barranquilla de Esaid, la empresa se dedica a “la construcción de edificios y obras de ingeniería civil”, la sede está ubicada en la Calle 76 # 50-10 de Barranquilla y la representante legal es la hija de la excongresista fugada: Aida Victoria Merlano Manzaneda.

La empresa fue embargada el pasado 29 de octubre por orden de la fiscalía 68 delegada ante los Jueces Penales del Circuito Especializado de Barranquilla, pues según dijo en rueda de prensa el fiscal general (e), Fabio Espitia: “Lo que se busca fundamentalmente es establecer la procedencia de ciertos bienes adquiridos como representante a la Cámara y como diputada, por eso se habla de hipótesis, tanto de incremento patrimonial no justificado como particular y servidora pública”.

(Lea también: "Prefiero que mi mamá esté prófuga que muerta": hija de excongresista Aida Merlano)

El registro en la Cámara de Comercio de Barranquilla evidencia que Merlano constituyó la empresa el 28 de febrero de este año y la registró el 8 de marzo siguiente bajo dos regímenes: por un lado, como una microempresa, y, por otro, bajo el régimen de pequeña empresa joven, condición que le da beneficios tributarios además de eximirla, en el momento de su registro, de pagar el registro mercantil que deben pagar todas las compañías.

Asimismo, según el documento, la empresa se dedica a actividades que van desde “la explotación de la ingeniería, arquitectura y el urbanismo”, a través, por ejemplo, de la “construcción y venta de vivienda de interés social”; hasta otras actividades alejadas de la ingeniería civil, como “el desarrollo de la actividad agrícola, ganadera, pecuaria y forestal, en todas sus etapas, formas y modalidades”; y “la explotación de la industria editora, en todas sus formas y modalidades”.

(Lea también: Consejo de Estado confirma pérdida de investidura de Aida Merlano)

La empresa tiene un valor, dice el documento, de $2.200 millones, divididos en diez acciones. Con el inicio del proceso de extinción de dominio en su contra, la empresa pasará a manos de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) mientras, como explicó el fiscal Espitia, se esclarece el origen de los dineros.

Merlano estaba en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá y, en septiembre pasado, la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema la condenó a 15 años de prisión por concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante y tenencia de armas de fuego. Esa decisión que su defensa apeló el pasado 1º de octubre, justamente el día en que se dio a la fuga.

Su escape, por el cual ya salieron de sus cargos el director del Inpec y la directora y subdirectora del Buen Pastor, es un asunto aún irresuelto. Las autoridades ofrecen una recompensa de $200 millones por información que lleve a su paradero y la Fiscalía abrió investigación a su hija, Aida Victoria Merlano, y al odontólogo que la trataba cuando se voló, el teniente coronel (r) Javier Cely Barajas.

(Lea también: Los pagos que habría hecho Julio Gerlein a la red de compra de votos de Aida Merlano)

El proceso en el que Merlano resultó condenada ha involucrado a mucha gente de la política de la Costa Caribe, quienes, indicó la Corte Suprema, deberán ser investigados porque podrían haber hecho también parte de la maquinaria de corrupción electoral que llevó a Merlano al Congreso. Entre ellos figura el reconocido empresario Julio Gerlein, quien, dice la Fiscalía, puso de sus recursos para alimentar esa maquinaria. Gerlein se declara inocente.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.