Publicidad
23 Dec 2022 - 6:36 p. m.

La JEP pide que se investigue a 16 altos mandos del Ejército por paramilitarismo

Con base en declaraciones que obtuvo al investigar el exterminio del partido Unión Patriótica, la JEP pidió que se investigue a 16 oficiales retirados de la Fuerza Pública por su presunta participación en el paramilitarismo en Urabá.
La JEP señala a los exoficiales de haber permitido el funcionamiento de bloques paramilitares en Antioquia, Córdoba y Chocó.
La JEP señala a los exoficiales de haber permitido el funcionamiento de bloques paramilitares en Antioquia, Córdoba y Chocó.
Foto: archivo

Gracias a las pruebas que llegaron a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la Sala de Reconocimiento compulsó copias para que 16 oficiales retirados del Ejército sean vinculados al caso 08, que investiga las violencias cometidas por militares asociados con grupos paramilitares. Las pruebas recogidas por el magistrado que está al frente del caso sobre el exterminio de la Unión Patriótica (caso 06) señalan a altos mandos del Ejército de haber participado en hechos relacionados con paramilitarismo.

En contexto: JEP concluye que hubo, al menos, 5733 víctimas en exterminio de la Unión Patriótica

La Sala de Reconocimiento de Verdad tiene en su poder declaraciones que señalana a varios altos mandos del Ejército de haber conocido del reclutamiento e incorporación de miembros del Epl y las extintas Farc a las filas de las Autodefensas. La evidencia señala que los altos mandos militares habrían apoyado la falsa desmovilización de exguerrilleros que en realidad se encontraban militando dentro de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá.

La JEP pidió que se investigara a los exoficiales Francisco Leonardo Ortiz Chavarro, comandante de la Brigada XI para 1996; Leonardo Barrero Gordillo, comandante del Batallón Junín para 1996 y quien fue comandante de las Fuerzas Militares entre 2013 y 2014. Además, René Sanabria Amaya, comandante de Inteligencia de la Brigada XI para 1996; Rito Alejo del Río, comandante de la Brigada XVII para 1996 y 1997 y Eduardo León Figueroa, comandante del Batallón Francisco de Paula Vélez (Bivel) entre noviembre de 1995 y octubre de 1996.

Lea aquí: JEP ratifica que familiares de falsos positivos deben ser reconocidos por Gobierno

También pidió que se vinculara a Jorge Luis Mejía, Manuel José Pérez, Nemesio Tafur Cardoso, Emiro José Barrios Jiménez, Javier Gutiérrez de la Hoz, Hander Miguel Jaramillo Urrego, Carlos Santos Forero, Carlos Parra Trujillo, Jorge Bohórquez Cubillos, Óscar Valencia Barón y Raúl de Jesús Suárez. Entre los señalados se encuentran tanto miembros de las Fuerzas Militares como oficiales de la Policía.

Entre los mencionados se encuentra el general (r) Rito Alejo del Río, quien fue condenado en 2012 a 25 años de prisión por el caso del asesinato del líder social Marino López en 1997. Además, también es investigado por hechos cometidos durante su comandancia en la Brigada XVII del Ejército. Junto a él también se encuentra el general (r) Leonardo Barrero, quien ocupó el cargo de comandante de las Fuerzas Militares entre 2013 y 2014. El general en retiro fue señalado por Dairo Antonio Úsuga, Otoniel, de ser el puente entre estructuras criminales y el Ejército, por lo que era considerado como parte de la nómina del Bloque Centauros de las Autodefensas.

Específicamente, se trata de exmiembros de as Brigadas XVII y XI, Batallón de Contraguerillas N° 35 Coronel Jaime Díaz, Batallón de Infantería N° 47 Francisco de Paula Vélez y Batallón de Infantería N° 33 Batalla de Junín. Sobre los exoficiales de la Policía, se trata de los comandantes de la institución en Apartadó y el departamento de Córdoba en el año 1996.

Lea también: JEP ratifica que no puede investigar a “Otoniel”, jefe del Clan del Golfo

La JEP afirmó que gracias a la permisividad de los oficiales de la Fuerza Pública se produjo, primero en la región de Urabá, y luego en parte del territorio de Antioquia, Córdoba y Chocó, un fortalecimiento de los grupos paramilitares. Esto basado en los testimonios de Dairo Antonio Úsuga, Otoniel, y Elkín Casarrubia, quienes dan cuenta de su propia salida de la guerrilla para entrar al Bloque Centauros en los Llanos Orientales para participar en crímenes y masacres.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar