Publicidad
1 Jan 2022 - 1:31 a. m.

La tutela con la que Juan Pablo Barrientos podría publicar sobre 915 sacerdotes

La Corte Constitucional escogió para revisión una tutela que el periodista Juan Pablo Barrientos perdió en segunda instancia y con la cual pide conocer datos de 915 sacerdotes de Medellín, en una nueva investigación sobre pederastia.
Juan Pablo Barrientos, sosteniendo una edición de "Dejad que los niños vengan a mí".
Juan Pablo Barrientos, sosteniendo una edición de "Dejad que los niños vengan a mí".

Juan Pablo Barrientos tiene bajo su autoría dos libros sobre pederastia en diferentes sucursales de la Iglesia Católica en Colombia. Sin embargo, busca vía judicial obtener la mayor información posible sobre 915 sacerdotes que han pasado por la Arquidiócesis de Medellín. Ha intentado vía petición y acción de tutela lograr las respuestas a sus incógnitas, pero hasta ahora no ha sido posible. Sin embargo, el caso llegó a la Corte Constitucional, la cual podría amparar sus derechos.

Lea también: Tercera victoria de tutela de Barrientos y su nuevo libro contra la pederastia

La Sala de Selección de Tutelas Número 1 de la Corte escogió para su revisión la acción interpuesta por Barrientos en 2021, la cual llegó a las manos de la justicia luego de que la Arquidiócesis de Medellín respondiera negativamente a su búsqueda. Para que la Corte tomara la decisión, contó con la intervención del magistrado Jorge Enrique Ibáñez, quien a través de un recurso de insistencia solicitó que la alta corte atendiera la demanda del periodista.

En síntesis, Ibáñez le explicó a las magistradas de la Sala de Selección 1 que la libertad de información es un derecho protegido, fundamental en la consolidación de un sistema democrático. Su importancia radica en que, tras la transmisión de información, la ciudadanía puede tomar decisiones de manera autónoma y tomar las riendas de los asuntos públicos, en este caso, rastros de abuso sexual a menores por parte de sacerdotes.

Lea: “Tú eres Pedro”: una reseña del libro de Juan Pablo Barrientos

“Los periodistas cumplen con un rol fundamental en la sociedad como lo es difundir datos o noticias relevantes para el público, la cual, si bien supone unas cargas de veracidad e imparcialidad, no puede ser limitada de forma irrazonable. Como se anunciaba, dentro del derecho de acceso a la información se encuentra también el de buscar información, y una de las vías para poder ejercerlo es el derecho de petición”, consideró Ibáñez.

El magistrado que insistió puso de presente que en el pasado la Corte Constitucional protegió los derechos de Barrientos de informar, cuando en otro expediente, en 2020, ordenó la Arquidiócesis de Medellín entregar información sobre 43 sacerdotes de la región. Con esos insumos, y otros reporteados por Barrientos, se llegó a publicación de “Dejad que los niños vengan a mí”. Recientemente, el periodista publicó “Este es el cordero de Dios”, en el cual se denuncian presuntas aberraciones sexuales dentro de la Arquidiócesis de Villavicencio.

En contexto: Corte Constitucional ordena a la iglesia entregar archivos reservados a periodista

Ahora, el periodista busca conocer datos clave de 915 sacerdotes antioqueños, entre vivos y muertos, lo cual le podría dar pistas para una nueva publicación. Durante el proceso, la Arquidiócesis de Medellín le ha respondido que 185 ya han fallecido, que 73 no pertenecen a la organización que de otros seis no hay registro en las bases de datos. Explicó que en los últimos 30 años se han recibido varias denuncias que “han sido atendidas por esta Arquidiócesis en coherencia y con fundamento en el Derecho Canónico y en el Derecho Penal colombiano”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias