Publicidad
5 Dec 2021 - 9:50 p. m.

Las muertes de líderes de la Segunda Marquetalia que Colombia no ha confirmado

A pesar de que crece el rumor de que alias “El Paisa“ habría muerto en una emboscada, ni el Ejército de Colombia ni el Ministerio de Defensa han dado información sobre este hecho, el único pronunciamiento fue hecho por el presidente Iván Duque. Similares circunstancias han ocurrido con los casos de “Santrich” y “El Loco Iván“.
Hernán Darío Velásquez lideraba el espacio territorial de Miravalle, en San Vicente del Caguán. Ya le habían aprobado dos proyectos productivos para incorporar a más de cien excombatientes. / Gabriel Ángel - Tomado de Pacifista.com
Hernán Darío Velásquez lideraba el espacio territorial de Miravalle, en San Vicente del Caguán. Ya le habían aprobado dos proyectos productivos para incorporar a más de cien excombatientes. / Gabriel Ángel - Tomado de Pacifista.com
Foto: Gabriel Ángel - Tomado de Pacifista.com

En el estado de Apure (Venezuela), habría muerto Hernán Darío Velázquez, alias El Paisa, uno de los hombres más importantes de la Segunda Marquetalia, disidencia de las Farc. El Paisa habría sido asesinado en una emboscada que se hizo en el vecino país donde, según las autoridades colombianas, se esconde el grupo disidente comandado por Iván Márquez. A pesar de que varios medios de comunicación han confirmado el hecho, ni el Ejército de Colombia, ni el Ministerio de Defensa han confirmado el hecho. El único pronunciamiento fue el del presidente Iván Duque quien dijo que “la información que hay es que ese hombre salió de circulación”, sin dar más detalles ni precisiones. Este caso se une al de Santrich y El Loco Iván, de quienes tampoco se ha conocido información oficial.

Lea también: EE. UU. sacó a “Jhon 40″, jefe de las disidencias de las Farc, de la lista Clinton

Sobre el caso de alias El Paisa, en abril de 2019, el presidente Iván Duque ordenó la captura de Hernán Darío Velásquez, luego de que los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decidieran quitarle el beneficio de libertad condicional y emitir una orden de arresto. Todo esto se dio debido a que, al retomar las armas, incumplió con los compromisos que adquirió cuando se acogió a esta justicia.

Podría interesarle: Radiografía de las disidencias de las Farc

“He ordenado a nuestra policía capturar a alias ‘El Paisa’, según providencia de la JEP. En Colombia no debe haber impunidad para delincuentes de lesa humanidad”, dijo el primer mandatario en esa ocasión. Asimismo, escribió en su cuenta de Twitter: “Hay que reivindicar a las víctimas. Nuestro país reclama genuina justicia, verdad, reparación y no repetición”.

En 2019, tras la retoma de armas de El Paisa, la Sala de Reconocimiento de la JEP concluyó que Velásquez Saldarriaga ha evadido “la condición esencial de la contribución de la verdad y reparación de las víctimas, pues no compareció a los múltiples llamados de la jurisdicción”. Con eso así, ese tribunal ordenó su captura para que comparezca ante la justicia transicional.

El Paisa comandó la columna móvil Teófilo Forero de las Farc, considerada como una de las más sanguinarias de la extinta guerrilla. A esta se le atribuye el asesinato del congresista Diego Turbay Cote en diciembre del 2000, así como el asesinato de la madre del político y cinco personas más en Caquetá. También se le señala del secuestro de 12 diputados del departamento del Valle del Cauca en 2002, de los cuales 11 murieron en cautiverio cinco años después.

A esta misma columna se le responsabilizó del atentado al club El Nogal de Bogotá en febrero de 2003. En ese hecho murieron 36 personas y resultaron heridas más de 200. Otro de los hechos por los que se acusa a la Teófilo Forero es por el asesinato en 2006 de nueve concejales en el Huila, cuando estaban reunidos en un restaurante.

“Jesús Santrich”

En mayo de este año, las disidencias de las Farc confirmaron la muerte del exjefe guerrillero Jesús Santrich y se la atribuyeron a los “comandos colombianos”. Esa vez el anuncio lo hicieron a través de un comunicado publicado en un portal web que han usado para compartir información y propaganda de guerra de la denominada Segunda Marquetalia. De acuerdo con el grupo armado, no serían miembros de la estructura Gentil Duarte los responsables de la muerte, sino de personal que seguía una “orden directa del presidente Iván Duque”.

En aquella ocasión, las disidencias aseguraron que Seuxis Paucias Hernández -alias Jesús Santrich- murió en la Serranía del Perijá, dentro de territorio venezolano. La camioneta donde viajaba, según dijeron, habría sido atacada con fusiles y explosiones de granadas. Incluso, entregaron detalles como que su dedo meñique de la mano izquierda habría sido cercenado y que los “comandos” supuestamente salieron del lugar en un helicóptero amarillo rumbo a Colombia.

Aun así, el ministro de Defensa, Diego Molano, declaró en ese entonces que no había confirmación del hecho por lo cual, la cartera ministerial trabajaría en verificar que Santrich realmente hubiera muerto. Como lo dijo en ese entonces, de comprobarse la muerte del jefe guerrillero en el vecino país, se habría confirmado algo que el gobierno ha afirmado desde hace tiempo: en Venezuela se refugian las disidencias de las Farc.

En ese momento, altas fuentes del Ministerio de Defensa le dijeron a El Espectador que, a pesar de lo dicho por las disidencias, se está confirmando la muerte de Jesús Santrich, ya que podría ser una estrategia del grupo armado para mantener fuera del radar al guerrillero. Esto, según el Ministerio, tal vez con el fin de que la fuerza pública dejara de seguirle el rastro.

“El Loco Iván”

Otra de las muertes de líderes de la Segunda Marquetalia que sigue en entredicho es la de Olivio Iván Merchán, alias Loco Iván. En noviembre de 2020, se dijo que este guerrillero murió en medio de un operativo de unidades de combate venezolanas, quienes en el marco de la Operación Macizo Guayanés se habrían enfrentado con cuatro miembros de la disidencia de las Farc en el municipio Angostura de Bolívar.

A pesar de la información que rápidamente se propagó sobre la caída del líder guerrillero, ninguna fuente oficial se atrevió a confirmar el hecho, algo que hasta hoy siguen sin hacer. Según las autoridades, en 2019, alias Loco Iván se trasladó a Venezuela en medio de la clandestinidad, mientras otros exlíderes de las Farc se rearmaban en ese territorio con el fin de darle vida a La Nueva Marquetalia.

Loco Iván había dejado las armas en agosto de 2017, tras los Acuerdos de Paz firmados con el gobierno de Juan Manuel Santos. Antes de eso, el jefe guerrillero fue integrante del estado mayor del Bloque Oriental de las Farc, donde coordinó el espacio territorial en La Macarena (Meta), para concentrar a más de un centenar de excombatientes. Durante el conflicto armado fue capturado por las autoridades colombianas y se fugó dos veces de las cárceles La Picota y La Modelo de Bogotá.

El problema de la no confirmación

En cuanto a las presuntas muertes de estos líderes de las disidencias, el analista venezolano en asuntos políticos y de seguridad, Miguel Morffe, tiene una perspectiva similar a la que tuvo en el momento que se reportó la muerte de Santrich: que todavía no hay pruebas para dar por sentado sus asesinatos. “Hay que recordar que son prófugos de la justicia, no solo de la colombiana sino de la norteamericana. Allí radica el principal aspecto a considerar. Otro aspecto a revisar es el momento en que salen a relucir noticias como esta. Con Santrich, el gobierno venezolano no dió mucha cobertura a esa noticia, tan solo del lado colombiano”, dice el analista.

Asimismo, Morffe indica que la muerte de El Paisa se da en una región entre Arauca y Vichada, pero del lado venezolano, “pero no confirman la zona específicamente. Y agrega que “también hay que ver que puede haber más allá de la supuesta muerte de El Paisa, siempre hay que ir más allá. Las posibles implicaciones dentro de la organización o la lucha por el control de territorios. La región donde habría muerto El Paisa es más territorio de paso para el control de las minas al sur del estado Bolívar en Venezuela que del narcotráfico.

Sobre la nula relación diplomática de ambos gobiernos, Morffe señala que no sería difícil tener algunos contactos del lado venezolano, más -dice el analista- cuando toda la frontera tiene una dinámica que puede permitir tener ciertas fuentes. “No existen relaciones y eso afecta la creación de mecanismos de cooperación transfronteriza, eso lo entiendo, pero con la actual coyuntura de distanciamiento, hay que tener fuentes alternas de información, ya que el problema lo requiere”.

De la misma manera, el analista dijo que, por ejemplo, en el caso de hoy con la presunta muerte de El Paisa y “aparece la noticia, supuestamente el caso se presentó cerca de la frontera, es decir, pudiese haber otra manera que no sea la diplomática de confirmar o tener argumentos más certeros sobre el hecho, háblese de inteligencia electrónica”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias