2 Jul 2021 - 11:38 p. m.

Las razones de la Corte Suprema para seguir investigando a Álvaro Hernán Prada

El excongresista Álvaro Hernán Prada solicitó que su investigación sea trabajo de la Fiscalía, tras renunciar a la Cámara y asegurar que su caso es idéntico al del expresidente Uribe. La Corte Suprema se lo negó y lo acusó por intentar torcer testigos, ayudando a su jefe, con fines electorales.

A la sombra del expediente judicial más sonado del momento, la investigación por presunto fraude procesal y soborno en actuación penal contra el expresidente Álvaro Uribe, se encuentra el proceso contra el excongresista Álvaro Hernán Prada. El antiguo representante por el Centro Democrático, en 2018, habría ayudado a su jefe a torcer testigos para que declararan a su favor en procesos por paramilitarismo. Tras renunciar a su curul, el pasado 21 de abril, propuso que la Fiscalía lo investigara. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia lo cercó en su territorio.

En contexto: Proceso contra excongresista Álvaro H. Prada se queda en la Corte Suprema

El pasado 22 de abril, un día después de la renuncia de Prada al Congreso, la defensa del político uribista solicitó la remisión del expediente a la Fiscalía, investigación que la Corte Suprema de Justicia inició en 2019. La hipótesis es similar a la seguida contra Uribe: movimientos, al parecer ilegales, en cárceles de máxima seguridad, con los cuales habría intentado torcer a testigos como Juan Guillermo Monsalve para que se retractaran de sus versiones contra el exmandatario. Monsalve dice que Uribe fue clave en la conformación del Bloque Metro de las Auc. Mientras la Corte decretó que la condición de congresista de Uribe no tuvo nada que ver, el caso se Prada sería completamente distinto.

De acuerdo con la decisión sobre la remisión, en contra de Prada, el excongresista se habría aprovechado de su condición de representante a la Cámara para intentar convencer a Juan Guillermo Monsalve de declarar a favor de Uribe. Según la Corte Suprema, Prada se habría contactado con Carlos Eduardo López Calleja, alias Caliche, quien conocía de antes a Monsalve, para que este último enviara un video desde el centro de reclusión a favor de Uribe. Incluso, Monsalve declaró que Caliche, tras fraguar un supuesto plan con Prada, le pidió decir que el senador Iván Cepeda era un guerrillero y que le habría ofrecido beneficios.

Alias Caliche, al parecer, le habría enviado audios y chats a Monsalve en los cuales le decía que un “un man muy grande” quería hablar con él a través suyo. De acuerdo con la investigación de la alta corte, Prada supuestamente contactó a alias Caliche los días 21 y 22 de febrero de 2018. En ese momento, la defensa de Álvaro Uribe tenía el espacio para presentar ante la Corte Suprema de Justicia un recurso para que la Corte reconsiderara la orden que había dado de investigar al exmandatario. Al parecer, Prada habría buscado pruebas a favor del expresidente de manera urgente.

Antecedentes: Procuraduría pide a Corte Suprema precluir investigación contra Álvaro Hernán Prada

De acuerdo con la Corte Suprema, alias Caliche pregonó ante Monsalve que era amigo íntimo del Álvaro Hernán Prada, quien entonces era jefe del Centro Democrático del Huila. Al parecer le dijo que había hablado con “el viejo” y que esa persona, que sería Álvaro Uribe según la Corte, había pedido la gestión. “A mí me llegaron hoy precisamente y me dijeron: por qué no habla con el señor, a ver si se puede la manera de que él nos mande un video o algo diciendo que ese man lo que está hablando es mierda, o sea, lo que le está proponiendo ese Cepeda a usted es mierda”, dijo alias Caliche.

En la última providencia, la Corte Suprema dejó claro que Álvaro Hernán Prada habría utilizado su investidura para llegar con más fuerza al testigo Juan Guillermo Monsalve. La alta corte asegura tener audios y chats en los cuales alias Caliche se refiere a Prada como una persona muy importante en el Huila, presidente del Centro Democrático en ese departamento. Que incluso tendría el poder para enviar el expediente penal de Monsalve a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), aunque el recluso está condenado a 40 años por secuestro extorsivo cuando era miembro de Los Rastrojos.

Asimismo, la Corte Suprema cuenta con la declaración juramentada de Deyanira Gómez, expareja de Juan Guillermo Monsalve, quien confirmó el acercamiento de una persona poderosa desde Neiva. Gómez entregó información sobre una persona política que buscó la retractación de Monsalve. Asimismo, la alta corte tiene la declaración del mismo Caliche, quien aseguró que no tenía ningún tipo de voz para convencer a su compañero de celda y que una persona como Álvaro Hernán Prada podría ser la caja de resonancia perfecta.

Lea también: Inpec no podrá reducir seguridad de Juan Monsalve, testigo contra Álvaro Uribe

La Corte Suprema infiere que el político del Centro Democrático, quien se encontraba en campaña para la Cámara, buscaba robustecer su poder en el partido y contar con el visto bueno de su jefe: Álvaro Uribe Vélez. Así las cosas, la conducta que se le acusa a Prada estaría relacionada con su fuero como congresista por dos razones: la primera, con ella podría mostrar una promesa efectiva de beneficios judiciales. La segunda, tras la pensada retractación, podría aumentar su recorrido político en el partido y ante su electorado en el Huila.

Por otro lado, Prada aseguró que su expediente era idéntico al de Uribe, sin embargo, la Corte Suprema desechó ese argumento. La alta corte aseguró que Uribe no habría buscado consolidar su liderazgo político y tampoco tenía como objetivo obtener o mantener una curul. Además, que el expediente del expresidente nace de 2012, cuando iniciaron las denuncias cruzadas con el senador Iván Cépeda. La conducta que se le atribuye a Prada se sitia únicamente en 2018. En conclusión, Álvaro Hernán Prada será investigado por la Corte Suprema de Justicia, a pesar de su renuncia, decisión que en su momento fue clave para que la pesquisa del exmandatario aterrizara en la justicia ordinaria.

Comparte: