17 Jul 2020 - 3:10 p. m.

Marcela Yepes, directora ejecutiva de la Fiscalía, renunció a su cargo

Era considerada una de las personas con más poder en el ente investigador, pues maneja toda la contratación y tenía la facultad de mover fiscales. Es esposa del contralor Carlos Felipe Córdoba, amigo del fiscal Francisco Barbosa.

Una de las personas más cercanas a Francisco Barbosa en la Fiscalía presentó la renuncia. Se trata de Marcela Yepes, quien hasta hoy se desempeñó como directora ejecutiva del ente investigador, un cargo que autoriza toda la contratación y demás temas administrativos. Yepes, además de haber hecho una larga carrera en la Fiscalía, está casada con el contralor Carlos Felipe Córdoba, amigo personal de Barbosa. Son tan cercanos que, reveló W Radio hace unos días, el fiscal, en su primera comisión oficial recién posesionado, viajó a Pereira el pasado 14 de febrero no solo para posesionar a la directora seccional de Risaralda, sino para estar en el cumpleaños de Yepes.

(En contexto: Marcela Yepes, la poderosa de la Fiscalía de Francisco Barbosa)

Yepes llegó a la Fiscalía el 5 de febrero de 2007 como directora administrativa y financiera de la seccional Pereira. Es economista empresarial de la Universidad Autónoma de Manizales e hija del cacique conservador caldense Ómar Yepes. En junio de 2011, sin embargo, interrumpió su carrera dentro de ente investigativo para pasar a la Contraloría de la mano de Sandra Morelli y trabajar como su gerente administrativa y financiera. Se retiró en junio de 2012, justo antes de que su esposo se posesionara como vicecontralor de Morelli. Ella volvió a la Fiscalía.

Fuentes cercanas a Yepes aseguran que su renuncia no tuvo nada que ver con el polémico viaje a San Andrés durante el último puente de junio, que puso en la mira los viajes del fiscal Barbosa y la cercanía entre su familia y la del contralor. Al parecer, la exdirectora aceptó una propuesta laboral en el sector privado y el pasado 15 de julio le presentó su renuncia irrevocable al fiscal general. De acuerdo con su renuncia, conocida por este diario y otros medios de comunicación, Yepes señaló: “Para mí ha sido un gran orgullo pertenecer a esta prestigiosa institución, en donde he tenido la oportunidad de contribuir a mejorar las condiciones laborales de los servidores y de prestación del servicio a la ciudadanía, desde el área administrativa”.

Desde que el fiscal general llegó a este cargo, Yepes se consolidó como su mano derecha. Así lo dejó claro Barbosa cuando una de sus primeras decisiones fue firmar la resolución 00181 de 2020, con la cual confirmó la posición de Yepes al interior de la Fiscalía. Entre sus funciones, Barbosa le asignó facultades ““expedir los actos administrativos” para movimientos de personal, como traslados, comisiones de estudios dentro del país o en el exterior, comisiones interinstitucionales, aceptación de renuncias, encargos en vacantes definitivas o comisiones para desempeñar cargos de libre nombramiento y remoción.

Diez días antes de que Barbosa se posesionara y le diera a Yepes estas facultades, el portal La Silla Vacía publicó el 3 de febrero de 2020 un artículo sobre Yepes y su esposo, titulado “La pareja superpoderosa”. Como contó este diario recién Barbosa resultó elegido fiscal general por la Corte Suprema, el contralor Carlos Felipe Córdoba fue una de las personas que le ayudó a abrir puertas en el alto tribunal para impulsar su elección. El mismo día que resultó fiscal, Barbosa usó su primer pronunciamiento ante medios de comunicación para resaltar que “la Contraloría (…) ha hecho una tarea importante en las denuncias de la corrupción”.

Al controverisal viaje a San Andrés que realizaron los dos funcionarios, dijeron ellos en el marco de la mesa anticorrupción, también fue Yepes, la contralora delegada Walfa Téllez, quien a su vez es esposa de Barbosa, y la hija de estos dos últimos con una amiga. Por el momento, la Fiscalía no ha anunciado quién ocupará el cargo de Yepes en el ente de control y si tendrá las mismas responsabilidades que su antecesora.

Comparte: