Publicidad
3 Mar 2022 - 4:50 p. m.

“Marquitos Figueroa” será condenado por triple homicidio en La Guajira

Un juez determinó que el temido criminal de la región Caribe fue el responsable del asesinato de un exasesor del Ministerio de Transporte y dos de sus acompañantes, quienes fueron asesinados en agosto de 2011. En enero pasado, Marquitos Figueroa fue condenado por el crimen que destapó la Ñeñepolítica a 36 años de cárcel.
Marcos de Jesús Figueroa fue extraditado a Colombia en 2016 y permanece recluido en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá).
Marcos de Jesús Figueroa fue extraditado a Colombia en 2016 y permanece recluido en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá).
Foto: Gustavo Torrijos Zuluaga

En menos de dos meses, alias Marquitos Figueroa, uno de los más temidos criminales de las últimas dos décadas en la Costa Caribe, fue condenado por dos hechos. La más reciente condena fue emitida por un juez penal especializado de Bogotá por el asesinato de Elkin de Jesús Becerra Ramírez, exasesor jurídico del Ministerio de Transporte; y otras dos personas, crímenes perpetrados en agosto de 2011, en Riohacha (La Guajira). En las próximas semanas se conocerá cuántos años tendrá que pagar tras las rejas.

Le podría interesar: “Marquitos” Figueroa: 36 años de cárcel por crimen que destapó la “Ñeñepolítica”

La investigación demostró que alias Marquitos Figueroa, a bordo de una camioneta y en compañía de otros integrantes de su organización criminal, bloqueó el paso del vehículo en el que se movilizaba el funcionario y disparó indiscriminadamente contra estas tres personas, en una esquina del barrio El Progreso de la capital del departamento. Las otras dos víctimas son el conductor del carro, Iván Martínez Aroca; y un hombre que los acompañaba, Alejandro de Jesús Bonivento Barros.

“Horas después del ataque, la Policía encontró incinerado el automotor en el que se movilizaba Figueroa García, en el kilómetro seis de la vía que de Riohacha conduce a Valledupar (Cesar). En ese sentido, en su condición de cabecilla de una estructura criminal de La Guajira, Marquitos Figueroa fue declarado responsable de los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir”, señaló la Fiscalía.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

El homicidio que destapó la “Ñeñepolítica”

Marquitos Figueroa o el terror de La Guajira, fue condenado en enero pasado a 36 años de prisión. El Juzgado 7 de Circuito de Barranquilla así lo determinó luego de que la Fiscalía lo acusara por ofrecer una banda de sicarios, al parecer contratados por el ganadero José Ñeñe Hernández, que terminaron asesinando a Óscar Rodríguez Pomar en 2011. Interceptaciones dentro del proceso dieron origen a la “Ñeñepolítica”.

Óscar Rodríguez Pomar era el hijo del reconocido sastre de artistas vallenatos Carlos Eduardo Rodríguez Gómez, dueño de la empresa GQ. Según se describe en el expediente, el 18 de agosto de 2011, Rodríguez Pomar acudió al lugar para solucionar un problema con el aire acondicionado. La banda de Marquitos Figueroa ya había puesto en el lugar un dispositivo de sicarios, quienes tenían la misión de asesinar a su padre, el sastre. Sin embargo, los sicarios se confundieron y terminaron matando a Rodríguez Pomar.

Quien asesinó a sangre fría a Rodríguez Pomar fue Diego Armado Acuña Carvalajino, el cual colaboró con las autoridades, incluso firmando un preacuerdo para obtener una condena de 21 años de cárcel. “Da luces en torno a los orígenes de la orden de matar, señalando que provenía de La Guajira, de la organización de Marcos Figueroa García, motivada en una deuda de dinero relacionada con el señor Carlos Eduardo Rodríguez Gómez, que era en verdad el objeto de la orden”.

Síguenos en Google Noticias