En vivo
Enrique Vives: juez dicta medida de aseguramiento en centro carcelario
Después de escuchar las intervenciones de todas las partes, la juez Olmis Cotes dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Enrique Vives. El empresario es acusado de atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, Santa Marta. Vives tendrá que enfrentar juicio desde la cárcel.
Después de escuchar las intervenciones de todas las partes, la juez Olmis Cotes dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Enrique Vives. El empresario es acusado de atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, Santa Marta. Vives tendrá que enfrentar juicio desde la cárcel.
Minimizar
9 Apr 2021 - 9:57 p. m.

Niegan libertad a prueba del exjefe paramilitar Hernán Giraldo

La Procuraduría confirmó que el exjefe paramilitar Hernán Giraldo, alias El Señor de la Sierra, seguirá preso en la cárcel de Itagüí, pues habría accedido menores de edad después de su desmovilización en 2006. Una de las posibles víctimas habló en entrevista con El Espectador.

Hernán Giraldo Serna, jefe del extinto Bloque Resistencia Tayrona de las AUC y conocido con el alias de El Señor de la Sierra, por su siniestra presencia en cercanías de la Sierra Nevada de Santa Marta, seguirá detenido en la cárcel de Itagüí, donde está recluido desde el pasado 26 de enero. Tras pasar 12 años extraditado en Estados Unidos, lo primero que pidió fue obtener el beneficio de libertad a prueba, pero un juez de Bogotá le negó la petición.

Lea también: El miedo en el Magdalena por el regreso del exjefe paramilitar Hernán Giraldo.

De acuerdo con la Procuraduría, la cual se pronunció en las últimas horas sobre la diligencia judicial de El Señor de la Sierra, el Juzgado de Ejecución de Sentencias para las salas de Justicia y Paz de Bogotá negó la solicitud de temido exparamilitar, pues está inmerso en una investigación por posibles delitos cometidos después de su desmovilización. Giraldo Serna dejó las armas en 2006 y se comprometió a dejar sus andanzas, sin embargo, al parecer habría accedido un par de niñas en 2008.

“Este despacho encuentra que la postura del Ministerio Público, con relación a la negativa de la concesión de la libertad a prueba, está llamada a prosperar, porque con los elementos materiales aportados por la Fiscalía, es evidente que en este momento procesal está acreditado que Hernán Giraldo Serna, después de su desmovilización -3 de febrero de 2006-, que como se dijo es límite temporal a partir del cual debía demostrar el cumplimiento férreo de los compromisos adquiridos con el proceso de Justicia y Paz, le produjo una doble victimización”, señaló el juzgado.

El Espectador conoció en febrero pasado una de las denuncias que tienen al exparamilitar contra las cuerdas, después de haberse sometido a la Ley de Justicia y Paz en 2006. Si hubiese seguido sus compromisos al pie de la letra, ya podría estar disfrutando el beneficio de libertad a prueba, a pesar de haber reconocido la comisión de, por lo menos, 706 crímenes como jefe del Bloque Resistencia Tayrona. Se trata de una denuncia interpuesta en 2018, por una mujer que aseguró haber sido violada por él en 2008, cuando tenía 15 años, cuatro meses antes de que Giraldo fuera extraditado.

Lea también: El exparamilitar Hernán Giraldo fue trasladado a la cárcel La Paz de Itagüí.

Este diario supo que el proceso se encuentra activo y en fase de indagación preliminar. En entrevista, la mujer explicó que el episodio le ha traído tantos problemas que, incluso, ha tenido la idea de quitarse la vida. La víctima asegura que en su tierra natal conoció una mujer, quien era reclutadora de menores de edad para El Señor de la Sierra y que cada tanto llevaba víctimas a la celda del exparamilitar. La mujer se comprometió a ayudar a la denunciante, quien entonces tenía problemas económicos.

La víctima afirma que, a la fuerza, la llevaron a la celda de Giraldo Serna. Ahí su vida cambió. “Un domingo ella me dice: ‘Hoy no va a ir María, te toca a ti’. Recuerdo que fue a la Registraduría e hizo unos papeles. Al llegar a la cárcel me pasó un fajo de dinero que había camuflado en una toalla higiénica y que luego se lo entregué a Giraldo. Al ingreso lo único que escucho es que la señora dice “Justicia y Paz”, pero no recuerdo qué cárcel era. Básicamente era como si se tratara de una visita conyugal. Cuando llegué a su celda la señora se desapareció; esta era distinta a la de los demás, tenía todas las comodidades, nevera, televisor, una buena cama y baño cómodo”.

“Él cerró la puerta y no le hablaba porque tenía mucho miedo, jamás lo había tenido de frente y no había cruzado palabras con Giraldo a excepción de esa vez que llamó a la casa de la señora. Recuerdo que él me empezó a quitar la ropa y que no paré de llorar mientras él me abusó. Cuando él acabó, me paré de la cama y vi mucha sangre en el tendido; de inmediato cogí mi ropa y me encerré en la ducha. Lloré y lloré durante un largo tiempo; como una hora. Él no me dijo nada en ese momento ni cuando salí del baño”, relató la mujer a este diario.

En contexto: Exparamilitar Hernán Giraldo, jefe de Resistencia Tayrona, ya está en suelo colombiano.

De acuerdo con el libro ‘La Ley de Justicia y Paz y el Regreso a la Vida Civil’, del Ministerio de Justicia, la pena alternativa que obtuvo Hernán Giraldo puede revocarse si, en el próximo tiempo, es condenado por un delito doloso -con plena conciencia sobre sus actos-. También podría afrontar una pena de décadas en la cárcel si un juez, como el que le negó la libertad a prueba, encuentra que no cumplió sus compromisos de reparar a las víctimas o no denunció todos los bienes adquiridos como jefe del Bloque Resistencia Tayrona.

Además, el pasado 15 y 16 de diciembre, el Tribunal Superior de Barranquilla pidió que el expediente del Giraldo Serna sea reevaluado, pues en su expediente, al parecer, no se esclarecieron decenas de hechos de violencia sexual que el exparamilitar cometió en cercanías de la Sierra Nevada de Santa Marta. El despacho judicial busca que no tenga beneficios judiciales, pues durante su carrera delictiva acumuló 46 ordenes de captura y dos circulares rojas de interpol, sumadas a los 706 delitos reconocidos. Giraldo Serna llegó a comandar 1.200 “paras”.

::Lea aquí la historia completa de la posible víctima de Hernán Giraldo Serna::

Comparte: