Publicidad
9 Mar 2022 - 12:11 a. m.

No tiene que estar casada para pedir indemnización por violencia de género: Corte

La Sala Civil de la Corte Suprema amplió la protección de las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar que sean agredidas por sus compañeros permanentes, pero no estén casadas: podrán demandar por indemnización ante un juez de familia.
Protesta de mujeres en el Día Internacional de la Mujer en Buenos Aires (Imagen de Referencia) EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
Protesta de mujeres en el Día Internacional de la Mujer en Buenos Aires (Imagen de Referencia) EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
Foto: Juan Ignacio Roncoroni

La Corte Suprema de Justicia se puso del lado de las mujeres que sufren violencia intrafamiliar, pero que no están casadas: ahora podrán exigir una indemnización por parte de sus parejas agresoras. Así lo determinó el alto tribunal al estudiar el caso de una mujer que dio una batalla legal para que se reconociera que tenía una unión libre —unión marital de hecho— con su pareja, a quien denunció por violencia física y sexual. La sentencia le terminó reconociendo una reparación por los daños que sufrió.

(Lea también: Día de la Mujer: estas son las cifras de violencia de género y sexual en 2021)

En la sentencia se lee: “las víctimas de violencia física, sexual, emocional o económica ejercida por su compañero permanente, podrán solicitar la indemnización de las secuelas dañosas que hayan padecido, a través de un incidente especial de reparación, que se adelantará en el mismo escenario judicial donde se debatió la configuración del lazo marital de hecho”. Y añade: “no se trata de crear un nuevo rubro indemnizatorio, sino de ofrecer una senda suplementaria para que se ejerza la misma acción de responsabilidad”.

El caso que estudió la Sala Civil de la Corte Suprema era complejo. Una mujer que había vivido durante menos de dos años con su compañero abusivo demandó ante un juez de familia pidiendo que se reconociera que habían tenido una unión marital de hecho. Sin embargo, para que lo que comúnmente es llamado unión libre tenga los mismos efectos patrimoniales de un matrimonio la pareja tiene que haber convivido al menos dos años. La mujer no cumplía ese requisito, pero al alto tribunal le llamó la atención la demostrada violencia de género que sufrió.

(Le puede interesar: En defensa de los derechos de las latinoamericanas)

Para la Corte Suprema, la justicia “ha de ofrecerle a la mujer violentada una solución procesal adecuada, que no solo le permita acceder a la definición de su estado civil de compañera permanente, sino también a la reparación integral de los daños”. Según escribió el magistrado ponente, Luis Alonso Rico, “es necesario, pues, repensar el propósito del juicio de existencia de unión marital de hecho, para conferirle una nueva función como espacio para que la voz de las víctimas de violencia intrafamiliar o de género sea escuchada”.

Fue así que la Sala Civil del alto tribunal accedió a crear esta nueva subregla de los procesos de unión marital ante jueces de familia. “De lo contrario, la violencia intrafamiliar o de género quedaría invisibilizada, aumentando las posibilidades de que el agresor no asuma jamás el costo de su conducta dañosa y contraria a los valores de respeto y solidaridad propios de la familia”, añade la sentencia.

(Le puede interesar: Casa por cárcel a médico Antonio Figueredo por presunta golpiza a María P. Pizarro)

¿Cómo acceder a esta reparación?

Para pedir este tipo de indemnización, señaló la Corte en la decisión, la víctima debe demandar ante un juez de familia exigiendo el reconocimiento de su unión marital, especificar que pretende una reparación y precisar “los alcances de los actos de maltrato o las secuelas padecidas”. El juez al que le corresponda el caso debe convocar a una audiencia, practicar pruebas y dictar una sentencia. “De esta forma, el juez podrá determinar la existencia y entidad del daño causado, y ordenar las reparaciones que en derecho correspondan”, añade el fallo.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias