Publicidad
7 Feb 2022 - 12:51 p. m.

Nuevo ataque contra la Brigada 30 en Cúcuta

Fueron detonados tres explosivos, al parecer, por orden del Ejército de Liberación Nacional (Eln). Esta brigada fue ataca también el 15 de junio de 2021 y dejó, en esa ocasión, 36 heridos.
Se reportan varias personas heridas.
Se reportan varias personas heridas.
Foto: Twitter

En la madrugada de este lunes se presentó un nuevo ataque con explosivos contra la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta (Norte de Santander). El ataque no dejó heridos y tampoco daños en las instalaciones del cantón San Jorge, donde ocurrieron los hechos. Según las primeras hipótesis de las autoridades, el responsable del ataque sería el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

De acuerdo con la institución, tras el ataque se desplegaron dispositivos de reacción y determinaron que las cargas detonadas fueron tres. Uno de los explosivos estalló en el cerro Núcleo 86 y los dos restantes se detonaron en la parte baja de las instalaciones del cantón San Jorge. Por el momento, según afirma el Ejército, no hubo heridos ni daños a la infraestructura del lugar.

Lea también: Treinta y seis heridos dejó explosión de carro bomba en base militar de Cúcuta

Por ahora, dice la institución, se adelantan las operaciones necesarias “que permitan identificar a los responsables de este acto terrorista”. A su vez, hacen una revisión en las instalaciones del cantón y los alrededores del lugar para descartar que pueda haber otros explosivos allí. Dentro de las próximas horas, asegura el Ejército, se instaurará la denuncia ante la Fiscalía.

Asimismo, la institución manifestó que rechazan el acto “que busca afectar la tranquilidad de los habitantes del sector”. Dela misma manera, expresaron que la “cobarde acción terrorista que trasgrede las disposiciones del derecho internacional humanitario y viola los derechos humanos”.

Le recomendamos: Interceptaciones y videos develaron a capturados por ataque a Brigada 30

La Brigada 30 fue objeto de ataques en junio de 2021, cuando fue detonado un carro bomba que dejó 36 heridos en Cúcuta. En esa ocasión una camioneta cargada con explosivos entró a las instalaciones burlando los controles de seguridad, lo cual le costó el cargo a varios miembros de la Brigada. Ese ataque, según se determinó tiempo después, fue responsabilidad del Frente 33 de las disidencias de las Farc.

La zona de Norte de Santander, donde ocurrieron estos dos ataques contra el Ejército y el atentado contra el helicóptero del presidente Iván Duque en 2021, es un escenario de confrontación urbana. En el lugar se registraron en los últimos dos años varios casos de asesinatos de excombatientes, redes de lavado de activos, masacres, enfrentamientos en zona rural de la ciudad que han dejado cientos de desplazados y policías heridos.

La importancia de esta zona para los grupos armados es por su ubicación, ya que conduce de Cúcuta a Tibú y al municipio de Puerto Santander, que son puerta de acceso al Catatumbo, una región que, según la ONU, concentra una buena parte de los cultivos de uso ilícito en Colombia. Allí hacen presencia disidencias de las Farc, el Eln y el Epl, quienes se disputan el control de los negocios ilegales y cuyo dominio territorial ha golpeado directamente a las poblaciones con el aumento de asesinatos, desapariciones, amenazas y reclutamiento forzado.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias