Publicidad
23 Aug 2022 - 12:42 p. m.

Odebrecht: Bernardo “Ñoño” Elías quedará libre por cumplimiento de pena

Un juzgado de Bogotá le concedió al excongresista corrupto la libertad por pena cumplida. Pagó dos condenas por ayudar a Odebrecht a quedarse, con coimas de por medio, con millonarios contratos de infraestructura en Colombia.
"Ñoño" Elías, excongresista por el Partido de la U.
"Ñoño" Elías, excongresista por el Partido de la U.
Foto: ARCHIVO PARTICULAR

Bernardo Miguel Elías Vida, más conocido como El Ñoño, es un hombre libre. El Juzgado 21 de Ejecución de Penas de Bogotá le concedió al excongresista del Partido de la U la libertad por pena cumplida. En su contra, pesaban dos condenas por aliarse con altos directivos de Odebrecht para gestionar, a punta de sobornos, contratos de infraestructura del calibre de la Ruta del Sol II, cuyo propósito era fortalecer la conexión del centro del país con la Costa.

Antecedentes: “Ñoño” Elías puede apelar su condena por el caso Odebrecht, aclara Corte Suprema

El Ñoño Elías cumplió con dos condenas. Una a seis años y ocho meses de prisión (2018), por soborno y tráfico de influencias, y otra a ocho años y cuatro meses de cárcel (2021), por lavado de activos y concierto para delinquir. Pasó los últimos meses recluido en una guarnición militar, por su seguridad, y había trabajado y estudiado en su reclusión, con el objetivo de obtener mayores beneficios judiciales y descontar el tiempo total de privación de la libertad.

El excongresista, al final, estuvo detenido y encarcelado alrededor de cinco años, tras someterse a la justicia en ambos expedientes y comprometerse a ventilar datos y nombres sobre el escándalo de Odebrecht. Es un hecho que el Ñoño Elías movió influencias en el Congreso para lograr que la firma brasileña se quedara con el contrato de construcción de la vía Ocaña-Gamarra que le fue entregado de manera directa como adición a la Ruta del Sol II.

En contexto: Odebrecht: excongresista “Ñoño” Elías es condenado a ocho años de prisión

Entre las declaraciones que hoy tienen tras las rejas al senador cordobés se encuentran las del exsenador Otto Bula (libre desde mayo pasado), pieza clave en este escándalo de corrupción, y las del empresario Gabriel Dumar. Según Bula, el Ñoño aceptó participar en la feria de sobornos que ofreció Odebrecht para presionar por la adición de Ocaña-Gamarra, a cambio de recibir el 2% del valor del contrato, que inicialmente se estimaba por $670.000 millones.

En la segunda condena, la Corte Suprema de Justicia explicó que el Ñoño, en sus labores como Representante (2006-2010) y cómo Senador (2010-2018, logró una gran cercanía con autoridades administrativas, políticas y directivos de entidades financieras. Además, que tenía fichas en el Ministerio de Transporte y el entonces Instituto Nacional de Concesiones, hoy Agencia Nacional de Infraestructura.

Lea: De Odebrecht me dijeron que reforzarían la reelección de Santos: “Ñoño” Elías

“Se constató que, para acceder a la contratación, así como para lograr garantías y gabelas, la multinacional ejecutó maniobras ilícitas como: Ubicó funcionarios públicos con facultad de decisión en materia contractual, ofreciéndoles dádivas para que les brindaran información e interactuaran con otros servidores, a efecto de lograr la obtención de sus propósitos”, explicó la Corte Suprema. Uno de esos funcionarios fue Elías.

Para 2012, entró en vigencia una normatividad tributaria que afectaba económicamente a Odebrecht en la ejecución de la obra, por lo que la multinacional recurrió al excongresista condenado Otto Bula, quien influyó en funcionarios para suscribir un contrato de estabilidad jurídica que mantuvieses las condiciones iniciales del proyecto Ruta del Sol II. Ahí entró al escándalo el Ñoño Elías, quien aceptó un soborno de $3 mil millones. El 31 de diciembre de 2012 se firmó el acuerdo de estabilidad jurídica, con el empujón de quien esta semana regresa a la libertad.

Le puede interesar: Inhabilitan por 12 años a exsenador Bernardo Elías por caso Odebrecht

El exsenador Ñoño Elías, además, es testigo de la Fiscalía en contra de Luis Fernando Andrade, exdirector de la ANI, quien sigue en juicio por el episodio del Otrosí 6. El ente investigador cree que Andrade permitió se suscribiera la corrupta adición, situación que el procesado niega. En su declaración, Elías dijo que parte de los sobornos terminaron en la campaña de Juan Manuel Santos para la exitosa reelección en 2014. Al menos $800 millones, entregados a Roberto Prieto, gerente de la campaña. El expresidente Santos niega tales acusaciones.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.