Publicidad
24 Feb 2021 - 4:47 p. m.

De Odebrecht me dijeron que reforzarían la reelección de Santos: “Ñoño” Elías

El exsenador Bernardo Ñoño Elías, condenado en 2018, reapareció en el juicio penal que enfrenta Luis Fernando Andrade, expresidente de la ANI, quien para la Fiscalía fue una de las piezas del engranaje corrupto de Odebrecht en Colombia. Elías dijo que Andrade respondió a las presiones de la multinacional, la cual habría asumido “responsabilidades” con la presidencia de Juan Manuel Santos.
Bernardo "Ñoño" Elías, exsenador por el partido de la U, condenado el 28 de febrero de 2018 como uno de los principales colaboradores y beneficiarios de la maquinaria corrupta de Odebrecht en Colombia.
Bernardo "Ñoño" Elías, exsenador por el partido de la U, condenado el 28 de febrero de 2018 como uno de los principales colaboradores y beneficiarios de la maquinaria corrupta de Odebrecht en Colombia.
Foto: ARCHIVO PARTICULAR

El exsenador Bernardo Ñoño Elías entregó su versión este 24 de febrero en el juicio que se lleva en contra de Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), quien para la Fiscalía cometió los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y falso testimonio en favor de Odebrecht, Episol (del Grupo Aval) y CCS Constructores, para que se quedaran con la adjudicación del tramo Ocaña-Gamarra de la Ruta del Sol II. Ñoño Elías está preso desde principios de 2018 por su participación en el entramado de concesiones y, ahora, cumple su compromiso de colaborar con la justicia en el episodio de corrupción más grande de la historia reciente del país.

En contexto: Juicio contra Luis Fernando Andrade por caso Odebrecht, a punto de empezar.

La Fiscalía, en audiencia preparatoria, explicó los supuestos hechos por los cuales quiere que Andrade sea condenado: “Aproximadamente entre los años 2009 y 2014, Odebrecht hizo y causó que se hicieran pagos corruptos por más de $US 11 millones en Colombia para asegurar que le fueran adjudicados contratos de obra pública (…) se tiene establecido planamente que el contrato Ruta del Sol II fue adicionado por la ANI, en cabeza de Luis Fernando Andrade, a través de los otrosíes 3 y 6, para incluir el trayecto Ocaña-Agua Clara-Gamarra-Puerto Acapulco”. Sin embargo, el exdirector de la ANI ha negado tajantemente las acusaciones que se le han hecho, explicando que en la ANI su voto nunca fue suficiente para tomar una decisión, pues cada determinación se tomaba de forma colegiada.

Hoy, el turno de declarar en juicio fue para Bernardo Ñoño Elías. El exsenador del partido de la U inició su intervención, bajo custodia de un agente del Inpec, indicando que su función como senador era presentar proposiciones entre las cuales estaban proyectos de infraestructura. Él, como ingeniero civil de profesión, aseguró tener facilidad en tales temas. Durante la audiencia, el Ñoño Elías explicó su carrera como lobista de Odebrecht en Colombia y las posibles responsabilidades de Luis Fernando Andrade, quien presidía la organización que, colegiadamente, tenía la tarea de aprobar la adición Ocaña-Gamarra de la Ruta del Sol II. A pesar de que se adelantaba el juicio contra Andrade, Elías habló sobre el expresidente Juan Manuel Santos.

De acuerdo con el senador, condenado en febrero de 2018 a 6 años y 8 meses, el representante de Odebrecht en Colombia, Eleuberto Martorelli, tenía una gran preocupación por los resultados de las elecciones presidenciales de 2014, pues Óscar Iván Zuluaga, del partido Centro Democrático, había cosechado una ventaja sobre el entonces presidente y quien buscó la reelección, Juan Manuel Santos. De acuerdo con el relato del Ñoño Elías, si Santos perdía la segunda vuelta, había serias posibilidades de que Luis Fernando Andrade saliera de la presidencia de la ANI y, de esa forma, todas las presiones ejercidas sobre el mismo funcionario se iban a perder. Para entonces, según el testimonio, el contrato de adición ya se había firmado, luego de pasar por diversas reuniones entre los senadores Elías y Otto Bula, en compañía de Martorelli y el expresidente de la ANI.

“Martorelli entre la primera y segunda vuelta presidencial me dijo que no lo abandonara en el tema del Otrosí 6. Me dijo lo siguiente: ‘Yo tuve una reunión con Juan Manuel Santos, con los jefes de campaña y tuve una reunión con Roberto Prieto (gerente de la campaña reeleccionista) y vamos a reforzar para no perder la segunda vuelta’. Yo entendí en ese momento que Luis Fernando Andrade se encargó de sacar adelante el otrosí”, explicó el Ñoño Elías sobre el presunto interés de los representantes de Odebrecht en las elecciones colombianas de 2014. Luego de eso, la defensa de Andrade objetó ante el juez que la investigación se estaba yendo por las ramas. Sin embargo, el exsenador explicó que “quiere decir cosas que no lo han dejado”.

Entre las palabras que el Ñoño pidió expresar se encuentra un supuesto episodio en su apartamento, cuando lo visitó Roberto Prieto, exgerente de la campaña de Santos. En medio de una charla, Prieto le habría pasado el teléfono al exsenador, indicándole que un amigo quería saludarlo ¿Quién sería el personaje? El mismísimo Eleuberto Martorelli, quien le habría dicho: “ayudémosle a Roberto en esa campaña, nosotros estamos colaborando y él nos va a seguir colaborando en terminar de sacar este proyecto del Otrosí 6”. Según Elías, luego de esa llamada se pactó una reunión para lograr una supuesta colaboración mutua en términos millonarios.

El Ñoño Elías explicó, ante la desazón del abogado de Andrade por la supuesta desviación del interrogatorio, que de sus manos salió dinero que fue a parar a la financiación de la reelección de Santos en 2014. De acuerdo con su testimonio, antes de la primera vuelta presidencial, le entregó $800 millones en efectivo a Roberto Prieto, para que el exgerente a su vez se los diera a Luis Miguel Pico, quien era asesor del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo al momento de los supuestos hechos. El exsenador concluyó su intervención explicando que la presunta financiación tuvo como destino el departamento de Sucre.

Por otro lado, el exsenador aseguró que entre las presiones que posaban sobre los hombros de Andrade estaba la ejercida, supuestamente, por María Cecilia Álvarez Correa, quien entonces era ministra de Trasporte. De acuerdo con el Ñoño Elías, “las Parody vivían en el mismo edificio de Andrade y lo tenían cansado”, refiriéndose a que tanto Álvarez como su pareja Gina María Parody, quien para la época era directora del Sena, tenían un fuerte interés en la adición del tramo Ocaña-Gamarra. Sin embargo, Elías aclaró que las presuntas peticiones de ambas mujeres se las “contó” Martorelli y que en ningún momento conversó con ellas sobre tal episodio, el cual según su testimonio se dio en febrero de 2014. Álvarez y Parody, por su parte, han negado con firmeza lo referido por el exsenador de la U.

Andrade y Odebrecht, bajo la mirada del Ñoño

Antes de hablar sobre la campaña releccionista de Juan Manuel Santos, el Ñoño Elías explicó ante el juez todos sus supuestos movimientos en colaboración con Odebrecht. Según el exsenador, su alianza con la multinacional brasilera inició en mayo de 2013, cuando el excongresista Otto Bula, también condenado, lo visitó en su apartamento porque Eleuberto Martorelli necesitaba un hombre de confianza en el Congreso y ante las instituciones públicas. “Me pidió que agilizara ante la ANI el tema de Ocaña-Gamarra. Que eso ya estaba seguro, pero que necesitaba un empujoncito. Solo me dijo que quedara tranquilo con el Ministerio de Transporte, que ellos sabían moverse allá”, explicó.

Luego, entre mayo y junio de 2013, se habría dado el primer contacto con Luis Fernando Andrade. El Ñoño Elías aseguró que el expresidente de la ANI lo recibió en las instalaciones de la entidad y le explicó que las “cosas iban muy bien”, aunque le resultó curioso que un senador de otra región del país (Córdoba) estuviese interesado en un proyecto ubicado en Norte de Santander. Asimismo, Andrade habría delegado a Juan Sebastián Correa, su enlace con el Congreso, para que tratara las solicitudes de Elías por el tema Ocaña-Gamarra. Desde ahí, según el testimonio, Correa hizo parte de la mayoría de reuniones entre los participantes.

Lea también: Tribunal Superior de Bogotá confirmó la condena de cinco años y cinco meses contra Otto Bula.

De acuerdo con la defensa de Luis Fernando Andrade, el exfuncionario Juan Sebastián Correa es quien realmente está detrás de las maniobras avaladas por la ANI en los hechos investigados. “Demostraremos que Juan Sebastián Correa era el informante, el infiltrado, el hombre que a espaldas de Luis Fernando Andrade ponía al tanto de todas las gestiones adelantadas en la Agencia Nacional de Infraestructura. Le llevaba el ‘corre, ve y dile’ a Bernardo el Ñoño Elías y por esa gestión recibió dinero. Él es realmente el hombre de Odebrecht en la ANI”, explicó en la audiencia preparatoria de juicio el abogado Héctor Escobar.

“En las pruebas documentales y testimoniales se demostrará que el tramo Ocaña-Gamarra, objeto de la adición contractual, siempre se valoró como esencial para unir la zona oriental del país con el corredor vial que compone la Ruta del Sol II. Así, no será difícil entender que la adición cuestionada era una obra planeada con mucha anticipación, pensada para conectar los principales centros de producción económica con las líneas fluviales, férreas y de transporte terrestre de personas y mercancías”, ha explicado la defensa de Luis Fernando Andrade.

Sin embargo, para el Ñoño Elías, Luis Fernando Andrade estaba interesado en llevar a cabo reuniones con el mismísimo Martorelli, gestiones que habría llevado a cabo Juan Sebastián Correa. Entonces, en septiembre de 2013, supuestamente se dio una reunión en el apartamento de Elías, a donde asistió el expresidente de la ANI y el representante de Odebrecht en Colombia. ¿Cuál fue el tema a tratar? Un concepto negativo que había emitido el Consejo de Estado, respondiendo ante las dudas de la entonces ministra de Transporte, Cecilia Álvarez. De acuerdo con la alta corte, cualquier obra que esté fuera de los limites de un corredor vial no puede ser adicionada y debe someterse a licitación.

A pesar del concepto, que data del 2 de agosto de 2013, meses después se firmó la adición a la Ruta del Sol II. “Martorelli tenía mucha incomodidad con la ANI porque algunos funcionarios se negaban a la adición, por miedo al Consejo de Estado y su concepto. Con Otto Bula queríamos que el contrato se fuera a adición y no por licitación pública, porque en adición se le entregaba directamente a Odebrecht”, explicó el Ñoño Elías. Luego de eso, el exsenador afirma que hubo una reunión en las oficinas de la ANI, donde se finiquitaron los últimos detalles del contrato. “A Andrade le decían el señor de las soluciones”, concluyó.

El historial de Bernardo Ñoño Elías

La investigación penal contra el Ñoño Elías inició en febrero de 2017 por orden de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, ante un escándalo que iba creciendo en la opinión pública por la cantidad de dinero y los funcionarios involucrados: los sobornos de Odebrecht. El 23 de agosto de 2017, luego de rendir indagatoria, al Ñoño Elías se le impuso medida de aseguramiento de detención preventiva. Días después la Mesa Directiva del Senado le suspendió la investidura. En diciembre de ese año, el exsenador del partido de la U aceptó cargos por los delitos de cohecho propio y tráfico de influencias de servidores público, y se comprometió a colaborar con la justicia.

En contexto: Condenan al “Ñoño” Elías por sus vínculos con Odebrecht.

Eleuberto Martorelli, representante de Odebrecht en Colombia desde 2013, durante el proceso confesó que contrató al excongresista Otto Bula para agilizar la concreción del tramo Ocaña-Gamarra. Por su parte, Bula aseguro que, si bien la firma de la adición a la Ruta del Sol II data de 2013, en realidad el acuerdo se suscribió en 2016. Martorelli le había comentado, según Bula, que se necesitaba alguien con acceso al Congreso y a Luis Fernando Andrade, entonces presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Ahí entró al juego Bernardo el Ñoño Elías, cuya comisión por colaborar con Odebrecht fue del 2% del costo de la adición Ocaña-Gamarra.

De acuerdo con la Corte Suprema de Justicia, ante la cual el Ñoño Elías aceptó ser testigo en otros procesos, se le adjudicó responsabilidad por su participación en la concesión fraudulenta de la adición Ocaña-Gamarra, conocida como el otrosí 6, que fue firmada por un valor inicial de $676.800 millones, pero que terminó costando más del doble. También por el contrato para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, suscrito el 13 de septiembre de 2014 entre Cormagdalena y la concesionaria Navelena S.A.S (de Odebrecht). Así como el contrato de estabilidad jurídica suscrito el 31 de diciembre de 2012 entre la Nación y la Concesionaria Ruta del Sol II S.A.S.

“Las sumas acordadas por concepto de ‘comisiones o coimas’ para el contrato de adición Ocaña-Gamarra fue del 4% del valor total del mismo, suma que se distribuyó así: 2% para el senador Bernardo Miguel Elías y su grupo de personas, el 1% para otro congresista (la Corte Suprema omitió su nombre) y su grupo, el 0.5% para Otto Bula y el restante 0.5% para Federico Gaviria, monto que se pagaría una vez alcanzado el objetivo, lo que finalmente sucedió”, agregó la Corte Suprema. El empresario Gaviria, por su parte, fue condenado el año pasado a 25 meses de prisión por los delitos de cohecho -soborno- por dar u ofrecer y tráfico de influencias de particulares.

Con respecto a la obra Ocaña-Gamarra, por la cual la Fiscalía también tiene en juicio a Luis Fernando Andrade, expresidente de la ANI, el exsenador Elías tenía como responsabilidad agilizar los trámites para sacar adelante, en un tiempo récord, la adición del contrato en las condiciones económicas favorables exigidas por Odebrecht. De acuerdo con la Corte Suprema de Justicia, el Ñoño Elías interfirió ante el entonces presidente de la ANI y otros funcionarios gubernamentales para la aprobación del Conpes y el Confis, los cuales son documentos necesarios para concretar obras de infraestructura en Colombia.

Le puede interesar: “Ñoño” Elías puede apelar su condena por el caso Odebrecht, aclara Corte Suprema.

“Su rol implicaba, además, lograr que otros congresistas apoyaran las iniciativas de control político, y a través de esos debates se presionaba a los funcionarios que tenían a cargo las decisiones en materia contractual. Igual situación cumplió el senador Elías Vidal de cara al contrato de estabilidad jurídica, el cual tenía que ser finiquitado antes del 31 de diciembre de 2012, porque estaba en curso el trámite de una reforma tributaria en la que se prohibía la suscripción de ese tipo de contratos (…) el contrato finalmente se suscribió el 31 de diciembre de 2012”, agregó la Corte Suprema de Justicia.

Por otro lado, en el proceso paralelo del exsenador Plinio Olano, quien finalmente fue absuelto en diciembre de 2019, el Ñoño Elías declaró a mediados de 2017 que en su mismo apartamento -el de Elías- citó al expresidente de la ANI y al representante de Odebrecht en Colombia, todo para gestar los supuestos pagos que recibieron cada uno de los funcionarios. Pero las revelaciones del exsenador condenado no quedaron allí, pues también mencionó al expresidente Juan Manuel Santos: “unos recursos que ellos dieron para campaña que fueron invertidos en mi campaña (para senador), en la campaña del presidente (Santos). En ese entonces en la reelección del presidente y elecciones (regionales) 2015”, dijo Elías Vidal.

Según su versión, aquella vez, el dinero aterrizó en sus bolsillos de la siguiente forma: Corficolombiana -cuyo expresidente, José Elías Melo, fue condenado en 2019 por aprobar los sobornos que pagó Odebrecht para Ruta del Sol II- supuestamente le entregaba el dinero a un contratista y, luego, tal persona lo redireccionaba al exsenador. “Lógicamente yo no participé en la trazabilidad del dinero, a mí simplemente me dijeron ‘te damos unos recursos’, que recibí en mi casa”, aseguró el Ñoño Elías. Finalmente, el condenado aseguró que en el caso Odebrecht han “caído los bobos” y que “están pagando tres, por cosas que hicieron 40”.

::Bernardo el Ñoño Elías podría pagar menos tiempo en prisión. Conozca aquí las razones::

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.