Publicidad
18 Mar 2021 - 8:56 p. m.

Odebrecht: Gabriel Dumar se suma a señalamientos contra la campaña de Santos

El empresario Gabriel Dumar, en medio del juicio contra Luis Fernando Andrade, expresidente de la ANI, aseguró que los sobornos de Odebrecht en Colombia habrían sido utilizados para financiar la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos. El mes pasado, el Ñoño Elías dijo lo mismo.
Empresario Gabriel Dumar, representante legal del consorcio SION, colaborador de la mano corrupta de Odebrecht en Colombia.
Empresario Gabriel Dumar, representante legal del consorcio SION, colaborador de la mano corrupta de Odebrecht en Colombia.

El paredón de los testigos en el juicio penal que enfrenta Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), sigue dando pistas sobre una posible financiación ilegal de la campaña releccionista de Juan Manuel Santos en 2014. Mientras a Andrade se le investiga por los delitos de interés indebido y contrato sin cumplimiento de requisitos legales, los testigos que llama la Fiscalía se van por otro lado y aseguran, bajo juramento, que Odebrecht puso dineros para hacerse con el tramo Ocaña-Gamarra de la Ruta del Sol II, que luego habrían sido inyectados a la campaña presidencial.

En contexto: El empresario Gabriel Dumar, condenado por Odebrecht, quedó en libertad.

El turno durante este 18 de marzo fue para el empresario Gabriel Dumar, quien está condenado por hacer del consorcio de infraestructura que representaba legalmente, SION, el lavadero de dinero de Odebrecht, a través de la concesionaria Ruta del Sol. De acuerdo con Dumar, la multinacional brasilera usó a su empresa para entregar dineros a los lobistas estrella: los excongresistas Otto Bula y Bernardo Ñoño Elías, quienes aseguran haber usado sus influencias ante altos funcionarios del Gobierno para que Odebrecht se quedara con millonarios contratos de obra en el país. Durante años Dumar, Ñoño Elías y Otto Bula compartieron el patio Ere Sur en la cárcel La Picota, en Bogotá.

La Fiscalía llamó a juicio a Luis Fernando Andrade en febrero de 2018, pues considera que el expresidente de la ANI sería uno de esos funcionarios que se dejó corromper por Otto Bula y Ñoño Elías. “Aproximadamente entre los años 2009 y 2014, Odebrecht hizo y causó que se hicieran pagos corruptos por más de $US 11 millones en Colombia para asegurar que le fueran adjudicados contratos de obra pública (…) se tiene establecido planamente que el contrato Ruta del Sol II fue adicionado por la ANI, en cabeza de Luis Fernando Andrade, a través de los otrosíes 3 y 6, para incluir el trayecto Ocaña-Agua Clara-Gamarra-Puerto Acapulco”, ha dicho la Fiscalía.

Lea también: “Mi colaboración se remitía a recibir y llevar información”: Otto Bula en juicio contra Andrade.

El empresario Gabriel Dumar es ficha clave para la Fiscalía, pues desde hace años se comprometió a colaborar con la justicia a cambio de rebaja de pena y sus declaraciones representan un pilar en diversos procesos. Por ejemplo, Dumar salpicó a Bernardo Ñoño Elías, quien en febrero de 2018 aceptó haber sido parte de la mano negra de Odebrecht. Recibió seis años y ocho meses de cárcel. Durante la mañana de este 18 de marzo, Dumar explicó que en 2014 el consorcio SION, firmó con la Concesionaria Ruta del Sol un subcontrato para construir 10 kilómetros de la Ruta del Sol II, que era, en realidad, una torta para beneficiar a los corruptos.

“A mí Otto Bula -condenado en 2020 a cinco años de prisión- me buscó en 2013. La idea era construir ese tramo, pero en determinado momento me indican que ellos mismos van a construir la obra porque que el recurso que me iban a pagar, $10.000 millones, se iba a utilizar para pagarle a Bernardo Elías y Otto Bula unos favores que habían hecho”, dijo Dumar. El empresario aseguró que en ese momento se hizo “el de la vista gorda”, pues le dijeron que, a cambio de girar esos dineros a los excongresistas, supuestamente iba a recibir un contrato de infraestructura a futuro.

Antecedentes: Juicio contra Luis Fernando Andrade por caso Odebrecht, a punto de empezar.

Con fechas grabadas en la cabeza, el empresario Gabriel Dumar dijo que en febrero 12 de 2014 se firmó el contrato entre SION y ConSol. Un mes después, el 12 de marzo de ese año, la empresa que representaba Dumar recibió un anticipo del 20%, que correspondía a alrededor de $2.000 millones. “Ese dinero por instrucciones de Bernardo Elías yo se los iba entregando a ellos. A Otto Bula le entregué $360 millones y al Ñoño $1.600 millones. Yo se los daba a la prima de uno de ellos, a los conductores, en la misma casa”, aseguró Dumar.

El testigo, además, aseguró que la plata le llegó por medio de la fiduciaria Corficolombiana, comandada por el Grupo Aval. Tras cuestionamientos de la Fiscalía, Dumar dijo recordar una reunión en la finca Calle Larga del municipio de Sahagún (Córdoba), que es la tierra natal tanto de Otto Bula como de Bernardo Ñoño Elías. En la fiesta, asegura Dumar, el Ñoño le dijo que Roberto Prieto, gerente de la campaña reeleccionista de Santos, había pedido una plata para la gestión que estaba adelantando en 2014. “Ahí le di $800 millones. Y así le iba entregando plata cuando me los pedía”, dijo el empresario.

Así lo explicó: “Esa reunión en esa finca, pues como estaba relatando sobre los dineros que le entregué a Bernardo, esa reunión fue para el mes de abril o mayo del año 2014. Esa reunión era el lanzamiento de la campaña Santos Presidente en el departamento de Córdoba. Estaban todos los lideres del grupo denominado ‘La Ñoñomanía’, que era el grupo que Bernardo Elías lideraba. Asistieron varios directivos de la campaña, el doctor Roberto Prieto, el doctor Sergio Díaz Granados, el doctor Miguel Pico. Tras esa reunión Bernardo me dice que necesitaba $700 millones u $800 millones, no recuerdo el monto, que se los habían pedido. Bernardo me dijo que era para la campaña”

En contexto: De Odebrecht me dijeron que reforzarían la reelección de Santos: “Ñoño” Elías.

La supuesta financiación ilegal a la campaña de Santos también habría sido detallada por Bernardo Ñoño Elías, en audiencia contra Luis Fernando Andrade, el pasado 24 de febrero. De acuerdo con el excongresista, la cabeza de Odebrecht en Colombia, Eleuberto Martorelli, estaba interesado en la reelección de Santos, pues eso significaba la continuidad de Andrade en la ANI: “entre la primera y segunda vuelta presidencial, Martorelli me dijo que no lo abandonara en el tema del Otrosí 6. Me dijo lo siguiente: ‘Yo tuve una reunión con Juan Manuel Santos, con los jefes de campaña y tuve una reunión con Roberto Prieto y vamos a reforzar para no perder la segunda vuelta’.

Luego de hablar de Juan Manuel Santos, el empresario Dumar explicó lo que para él fue el eslabón de corrupción por el tramo Ocaña-Gamarra: “Andrade no tenía interés económico. El Ñoño me dijo que no había recibido un peso, que solo quería quedar bien con la ministra Cecilia Álvarez -entonces jefe de la cartera de Transporte- ¿Cuál era ese interés? Aprobar el Otrosí 6 porque la familia de Gina Parody -pareja de Álvarez- tenía interés en una obra de infraestructura en Magdalena”.

Sin embargo, todos los señalados por Gabriel Dumar y Bernardo Ñoño Elías han desmentido los episodios relatados. Por ejemplo, la defensa de Luis Fernando Andrade sostiene que el expresidente de la ANI es inocente porque, en realidad, todos los procesos corruptos en ese despacho fueron maniobrados por Juan Sebastián Correa, mano derecha de Andrade en la ANI, quien en 2017 salió de prisión tras acogerse a un acuerdo con la Fiscalía. La exministra Cecilia Álvarez, por su parte, ha negado el supuesto interés en Ruta del Sol II.

En diálogo con El Espectador, el pasado 26 de febrero, el abogado Alfonso Portela, representante de Juan Manuel Santos, dijo que el Ñoño Elías solo incurrió en contradicciones. “En las mañanas dijo una cosa, en el contrainterrogatorio otra, como lo de las exministras: en la mañana dijo que eran las personas más interesadas en el otrosí del tramo Ocaña-Gamarra y en la tarde dijo que no le constaba. Casi todo su testimonio es con base en que viene sabiendo las cosas por otra persona, Martorelli y Bula, a pesar de que a este último no lo menciona”, concluyó.

Síguenos en Google Noticias