1 Jun 2021 - 10:09 p. m.

Paro Nacional: El debate sobre el porte de armas en civiles que abrió Andrés Escobar

Las armas de fogueo que suelen generar daños no letales podrían cambiar su condición a peligrosas si se modifican algunas de sus partes, así lo confirmaron expertos consultados por El Espectador. Aunque está regulado la tenencia de armas de fuego con salvoconducto las autoridades locales y nacionales le piden al Ministerio de Defensa que se regule el uso de los elementos traumáticos.

Andrés Escobar, quien asegura ser empresario, se le vio el viernes pasado portando un arma, al parecer, traumática en medio de las manifestaciones adelantadas en Cali, al cumplirse un mes del paro nacional convocado como negativa a las directrices del Gobierno de Iván Duque. La imagen del hombre abre de nuevo el debate sobre si estos elementos deben estar en manos de civiles o ese uso le asiste única y exclusivamente al Estado a través de las fuerzas armadas. John Marulanda, coronel de la Reserva Activa del Ejército, en diálogo con El Espectador recordó que actualmente cualquier ciudadano puede portar un arma siempre y cuando cumpla con los requisitos que estima la ley, entre ellos, tener vigente el salvoconducto.

“Solamente pueden portar armas de fuego de uso profesional con un proveedor que solo permite capacidad de nueve proyectiles y todos calibre 9 milímetros. Estás armas están registradas en la oficina de control y comercio de armas y explosivos del Comando General de las Fuerzas Militares”, dijo el coronel en retiro quien aseguró que el problema no está en la adquisición legal de las armas. A su juicio, hay un subregistro en Colombia debido a que se portan más de dos millones de estos objetos de manera ilícita. “Adquirir una arma de fuego en Colombia es sumamente fácil, de hecho, en Bogotá hay varias partes en donde alquilan armas con las cuales se cometen diferentes delitos”, advirtió.

Escobar, en este caso, parece no ser parte de esa cifra. A través de redes sociales el empresario aseguró que su arma es traumática o de fogueo y que cuenta con la documentación al día: el registro de exportación de la Dian y la factura de compra a su nombre. El hombre quien se volvió viral desde el pasado viernes y está en la palestra pública junto con cuatro personas más, es señalado de apuntar con su arma a la ciudadanía que, según él, amenazaba con atacar a los policías e incendiar el CAI de Ciudad Jardín en Cali, Valle del Cauca, durante las manifestaciones. Si bien, según Escobar, todo parece tenerlo en regla y haber actuado con “sentimiento de solidaridad” el uso de esas armas no tiene una regulación especial en el país dijo Marulanda.

Le puede interesar: “Me tildan de asesino y de cosas que no soy”: Andrés Escobar sobre uso de armas en Cali

“No hay una legislación clara y esto ha permitido que se haya explotado la adquisición de las mismas. Inclusive sabemos que muchas de estas se compran libremente y se adecuan para que se conviertan en armas letales. Es decir, que se disparen como armas de verdad”, expuso el experto en diálogo con este diario donde además advirtió que el proceso de conversión de un arma de fogueo a una de fuego es “relativamente fácil” debido a que solo se debe cambiar el cañón y el percutor. “El resto ya lo tiene el arma de fogueo”, aseguró.

Aunque físicamente las armas resultan parecidas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) dice que un arma de fuego es una herramienta que se caracteriza “por hacer accionar un gas explosivo o pólvora para expulsar un proyectil a través de un cañón”. En Colombia la producción, importación y abastecimiento de los elementos está a cargo de Indumil, empresa que cuenta con un amplio repertorio de armas, explosivos, municiones para las Fuerzas Militares, para la defensa personal y para actividades deportivas. Solo en 2019 vendió $19.111 millones en armas de fuego.

Desde luego, las armas de fuego son elementos letales y solo su fabricación, tráfico y porte en entidades no autorizadas es considerado un delito en el código penal, con penas privativas de la libertad entre cuatro a ocho años. Las armas traumáticas o de fogueo, tienen letalidad reducida y son replicas muy parecidas a las armas de fuego. Los artefactos de fogueo, de acuerdo con Airsoft, tienen los mismos efectos visuales y sonoros, pero no están diseñadas para disparar munición auténtica.

Lea también: Autoridades investigan porte de armas en Cali y presunta omisión de policías

“Solo cumplen la función de disparar lo que conocemos como balas de salva y que resultan inútiles con munición convencional. Suelen producirse por lo general, con materiales poco resistentes como; plástico o aleaciones, sin recámaras apropiadas, sin estrías ni cañones apropiados”, explica la empresa. Aunque el daño con estos artefactos son reducidos, Marulanda reitera que en caso de que se hagan cambios a las partes de la misma, el agravio puede ser riesgoso para la integridad de una persona, de ahí que considere oportuna una legislación en esa materia.

Lo que llama la atención es que las armas de fogueo son de fácil acceso, se podrían conseguir en centros comerciales, y sus valores oscilan entre los $380.000 hasta cifras que superan el $1′500.000. Acceder a las armas de una forma tan sencilla preocupa a la alcaldía de Bogotá en cabeza de Claudia López, quien a través de la Secretaría de Seguridad, en marzo pasado, solicitó al Ministerio de Defensa y al Ministerio del Interior la regulación sobre el porte de estas. Lo anterior debido a que, a corta distancia pueden lograr heridas de consideración. En 2019 se cometieron 139 delitos con armas de fogueo.

Durante este lunes, la mandataria local le recordó a los ministerios sobre su pedido. Lo hizo a través de su cuenta de Twitter. “Desde el 5 de marzo @Bogotale remitió la propuesta de regulación redactada al Ministro de Defensa para prohibir al libre venta y compra de armas traumáticas y regular su uso”. El trino lo publicó aprovechando que desde la Consejería Nacional de Seguridad hicieron el mismo llamado.

Rafael Guarín, como consejero de seguridad del Gobierno le propuso al Ministerio de Defensa avanzar con una legislación que permita tener un control sobre las armas de fogueo. “Indispensable regular las armas traumáticas” para que se consideren técnicamente como armas de fuego y se prohíba su libre venta y comercialización. Para el alto funcionario las armas de fuego y las armas traumáticas son similares en sus características físicas.” Además, el funcionamiento físico y químico de ambas emplean el mismo principio, el cual consta de la combustión de una sustancia química para expulsar el proyectil”.

De acuerdo con Guarín, el monopolio de las armas debe ser exclusividad del Estado conforme lo expone la Constitución y en caso de que se llegue a una reglamentación a través de decreto, no solo debe prohibir la venta libre sino también el porta y su tenencia. “La Política de Seguridad, conforme a la Constitución y a instrumentos internacionales de protección de derechos humanos, busca fortalecer el monopolio de las armas en cabeza del Estado, al tiempo que las autoridades cumplan con la obligación de garantía de los derechos de todos”, dijo el funcionario a través de su cuenta de Twitter.

Comparte: