Ad
15 Jan 2022 - 1:21 a. m.

Piden a funcionarios de la alcaldía de Medellín no interferir en revocatoria

El llamado es de la Procuraduría que consideró que los miembros de la administración de Daniel Quintero deben mantenerse al margen durante el próximo proceso electoral en el que se definirá si continúa o no con su mandato en la capital antioqueña.
Piden a funcionarios de la alcaldía de Medellín no interferir en revocatoria
Piden a funcionarios de la alcaldía de Medellín no interferir en revocatoria

En un memorando de cuatro páginas, la Procuraduría instó a que los funcionarios públicos de la administración de Medellín, incluido el alcalde de esa ciudad, Daniel Quintero, se inhiban de participar a favor o en contra del proceso de revocatoria que se adelantará durante los próximos días en contra del mandatario. El pedido es para los los secretarios de despacho, gerentes, trabajadores y particulares disciplinables.

“La Procuraduría, al conocer que se encuentra en curso un proceso de revocatoria del mandato de Daniel Quintero Calle (2020 – 2023) como alcalde de Medellín, insta a cada uno de los servidores públicos a observar una conducta dentro de los límites que establece la Constitución, la ley estatutaria 1557 de 2015 y la jurisprudencia aplicable para este tipo de procesos electorales”, reposa en el documento emitido.

Lea aquí: Segundo round para evitar su revocatoria: Daniel Quintero entutela a Registraduría

El memorando que fue enviado a todos los funcionarios de la administración de Medellín exhorta a que eviten la participación política previo y durante a que se llevé a cabo el proceso de revocatoria. El ente de control dijo que deben abstenerse de utilizar la autoridad para ponerla al servicio de una causa política, presionar a subalternos para el apoyo a campañas, utilizar los elementos del servicio público o información reservada para las actividades del proceso electoral, realizar contribuciones a partidos, ofrecer beneficios directos o disponer del horario de trabajo para propósitos políticos.

El documento emitido este viernes y firmado por el procurador provincial del Valle de Aburrá, Juan Manuel Aristizábal, advierte que la comisión de conductas indebidas, independiente de su consumación por acción u omisión, será reprochable ya sea por la participación o injerencia a favor o en contra de la revocatoria, o por la promoción del abstencionismo. “Resulta fundamental mantener y garantizar la imparcialidad que le asiste a quienes son parte del ejecutivo municipal, o de sus entidades descentralizadas”, dice el memorando.

Le puede interesar: Alcalde Daniel Quintero bajo la lupa de la Procuraduría por posible censura

El procurador provincial expresó que los funcionarios también deben abstenerse de ofrecer algún tipo de beneficio directo, particular, inmediato e indebido para los ciudadanos o para las comunidades mediante obras o actuaciones de la administración pública con el fin de influir en la intención de voto. Además, les recordaron que no deben difundir ningún tipo de propaganda a favor o en contra del proceso de revocatoria.

“Se reitera a los destinatarios del presente memorando, las prohibiciones, limitaciones, delitos y faltas disciplinarias anteriormente descritas, en las cuales se puede incurrir a través de cualquier medio presencial o mediante las plataformas de comunicación o redes sociales, situación ante la cual se mantendrá por parte del Ministerio Público una vigilancia permanente con el objeto de velar por el correcto actuar de los agentes estatales; y en todo caso para evitar incurrir en conductas que motiven posibles reproches disciplinarios”, explicó el memorando.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

El proceso de revocatoria en contra del alcalde Quintero tuvo luz verde el pasado lunes cuando la Registraduría Nacional, a través de un informe técnico, aseguró que se cumplió con el requisito mínimo de firmas para adelantar el trámite. La decisión de la entidad se registró luego de un proceso de impugnación que presentó el mandatario porque consideró que hubo irregularidades en la obtención de firmas.

Recibe alertas desde Google News