Publicidad
24 Aug 2021 - 10:00 p. m.

Precandidato presidencial Camilo Romero denuncia “sicariato judicial”

El exgobernador de Nariño fue llamado ante los estrados judiciales en noviembre de 2017 por el cambio de condiciones en la comercialización de 80.000 cajas de aguardiente Nariño, que se fijaron mediante un decreto de agosto de 2016. El proceso se encuentra en la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia.
Precandidato presidencial Camilo Romero denuncia “sicariato judicial”
Precandidato presidencial Camilo Romero denuncia “sicariato judicial”

Como un “sicariato judicial” catalogó el precandidato presidencial Camilo Ramiro el proceso penal que se surte en su contra por supuestas irregularidades en las condiciones que se fijó la venta de 80.000 cajas de aguardiente Nariño, desde la Gobernación que presidió. El expediente está en manos de la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, órgano al que le ha hecho un llamado para que su caso no se siga dilatando.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

A juicio de Romero el proceso está parado desde hace tres años luego de que fue acusado ante el alto tribunal. “Lo que ha ocurrido por parte de la Fiscalía es una dilatación por más de tres años. Desde el 2 de abril de 2018 la Fiscalía me acusa ante la Corte Suprema de Justicia y desde ese entonces teníamos que avanzar a la etapa preparatoria, pues bien, desde la fecha de acusación se ha dilatado este caso en la Corte”.

Sicariato judicial en contra de Camilo Romero

Ya estamos en rueda de prensa denunciando las irregularidades de la Fiscalía General en nuestro proceso y también haciendo un llamado a la Corte Suprema de Justicia. Vamos a revelar detalles que el país debe conocer porque la justicia no puede seguir al servicio de intereses particulares. Bienvenidos y bienvenidas a esta transmisión.

Posted by Camilo Romero on Tuesday, August 24, 2021

Lo que le preocupa al precandidato presidencial es que la dilación del proceso obedece, a su juicio, a un sabotaje previo a que empiece su carrera por llegar a la Casa de Nariño. “Ha habido de manera malintencionada un juego sucio por parte de la Fiscalía en este proceso. Aquí ni más ni menos lo que ha ocurrido es dilación del proceso y lo han hecho en esta época para que coincida cuando vamos a empezar nuestra candidatura a la presidencia por este país”.

El exgobernador dijo, en medio de una rueda de prensa convocada frente al búnker de la Fiscalía que, su situación judicial es similar a lo que está ocurriendo con el político Sergio Fajardo a quien se le investiga penalmente por presunta celebración indebida en contratos. Si bien los delitos son diferentes, lo que tienen en común es que ambos piden al ente acusador que se adelanten las investigaciones en el tiempo que correspondan para que no les traiga problemas durante las campañas presidenciales.

Lea aquí: Camilo Romero oficializó su precandidatura a la Presidencia

Con esta iniciativa, Romero busca salirle al paso a los rumores y conjeturas, que, según él, se conocerán durante su carrera por llegar a la presidencia de Colombia. “Ha empezado esta carrera presidencial y va a coincidir con este tema (judicial). Sabemos que lo que se viene de aquí en adelante será un ruido de interferencia y demás”.

El político nariñense no escatimó en denunciar públicamente que las investigaciones penales se mueven en el país de una manera diferente para todos. “Qué manera de actuar de la Fiscalía y de la justicia en Colombia, solo para los de ruana, personajes que tienen más de 60 investigaciones como Alex Char y no pasa nada en este país. Aquí hay una justicia selectiva, aquí hay una justicia para acabar a quienes buscamos cambios en este país”, resaltó el exgobernador.

Le puede interesar: Camilo Romero: “Se necesita ponerse en la piel de la gente”

Sobre su proceso judicial dijo que está a la espera que la Sala Penal de la Corte resuelva un recurso que interpuso luego de que en audiencia pública se le aceptara el 98% de las pruebas de la Fiscalía y tan solo un poco más de 40% por parte de la defensa. Acerca de la investigación, Romero dijo que la Fiscalía no ha logrado establecer perdida de dinero mientras se realizó la negociación con las 80.000 cajas de aguardiente.

“No se trata de un contrato para adquirir un servicio o un bien. No salió dinero de la Gobernación de Nariño. En este caso fue una venta, la gobernación vendió 80 mil cajas de aguardiente”, dijo y reiteró que “no se pierde un peso, ni un centavo. Se aplica el mismo modelo que se adelantaba desde hace 12 años. La diferencia es que antes iban unidos los públicos con los privados, en este caso se dividieron”, resaltó.

Romero, entre otras cosas, hizo un llamado a la Sala Penal de la Corte para que existan garantías a la defensa y a los derechos humanos.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar