24 Jul 2017 - 11:42 a. m.

Procesan a dos fiscales por presentar a narcotraficante como guerrillero de las Farc

Son investigados por los delitos de prevaricato por acción y fraude procesal. Segundo Alberto Villota Segura es solicitado en extradición por una Corte de los Estados Unidos.

Redacción Judcial

Procesan a dos fiscales por presentar a narcotraficante como guerrillero de las Farc

La Fiscalía General le imputó los delitos de prevaricato por acción agravada y fraude procesal a dos funcionarias del ente investigador por presentar al narcotraficante Segundo Alberto Villota Segura como integrante del Frente Oriental de las Farc. (Ver: Narcotraficante se quería hacer pasar como miembro de las Farc)

Las fiscales presentaron a Villota Segura, quien fue pedido en extradición por una Corte de los Estados Unidos por delitos relacionados con el tráfico de drogas, como un desmovilizado de dicho grupo guerrillero con el fin de que recibiera los beneficios que establece la ley. (Ver: EE.UU. sanciona a colombianos ligados a carteles narcomexicanos y Farc)

En la investigación se señala que la fiscal seccional del Cauca, María del Socorro Fernández Chávez hizo la imputación por el delito de rebelión sin ningún tipo de soporte probatorio que relacionara a Villota con las Farc. Mientras que la fiscal local, Isabel Rengifo, radicó el escrito de acusación en el que resaltó la supuesta condición de desmovilizado del capturado.

Con esta simulación de hechos, presuntamente se quería evitar la extradición del señalado narcotraficante, requerido por una Corte Federal del Distrito de Texas por los delitos de tráfico de drogas y lavado de activos. Villota es considerado como el enlace en Colombia de los carteles mexicanos de ‘Los Zetas’ y ‘Sinaloa’.

Por estos mismos hechos es procesado el patrullero de la Policía, Manuel Antonio Riascos Moreno, quien habría sido el encargado de poner en marcha el plan para favorecer procesalmente a Villota Segura. El uniformado habría elaborado un informe en el que se presentaba al narcotraficante como responsable del delito de rebelión.

La Fiscalía le imputó los delitos de fraude procesal, falsedad ideológica en documento público y falsedad material en documento público agravado. En la audiencia celebrada el pasado 31 de enero el patrullero aceptó los cargos y solicitó principio de oportunidad para colaborar con la justicia.

Un exintegrante de la Policía Nacional reconoció su participación en estos hechos y fue condenado a cuatro años de cárcel. (Ver: El frenesí que ha producido la Justicia Especial de Paz)

Síguenos en Google Noticias