Publicidad
13 Oct 2021 - 2:10 p. m.

Pulgar “alardeaba” de ser senador para traficar influencias: Consejo de Estado

En primera instancia, el Consejo de Estado le declaró pérdida de investidura al exsenador Eduardo Pulgar por intentar sobornar a un juez para torcer un proceso. La decisión significa que no podrá volver a hacer política. En junio pasado, el excongresista aceptó los cargos en el proceso penal ante la Corte Suprema.
Eduardo Pulgar
Eduardo Pulgar
Foto: Diario La Libertad

El Consejo de Estado decretó en primera instancia la pérdida de investidura al exsenador del Partido de La U Eduardo Pulgar. Es decir, el político barranquillero no podrá volver a hacer política. Pulgar, actualmente preso, aceptó cargos en marzo de 2021 por intentar sobornar al juez Andrés Rodríguez Cáez, “con 200 barras”, para favorecer a su aliado político Luis Fernando Acosta Osío en un lío judicial. En junio pasado fue condenado a cuatro años y 10 meses de prisión por parte de la Corte Suprema.

“Traficar influencias y ofrecer dinero a un juez de la República para pretender que decida un asunto judicial al margen de la ley, es, de suyo, éticamente inaceptable, y mayor gravedad reviste cuando proviene de un congresista, como lo fue el señor Pulgar Daza, hacedor de las normas que regulan la conducta de las personas en sociedad”, sentenció una sala especial de pérdida de investidura del Consejo de Estado, en un fallo que tiene ponencia del consejero Carmelo Perdomo. Los magistrados reprocharon, una y otra vez en la sentencia, que Pulgar “alardeaba” de su cargo de senador para influir ante el juez Rodríguez Cáez.

Le podría interesar: Corte Suprema condena a exsenador Eduardo Pulgar a cuatro años de prisión

Pulgar invitó a Cáez a su apartamento, todo para ofrecerle “200 barras” a cambio de recostar la balanza de un millonario proceso administrativo hacía Acosta Osío, quien estaba en plena disputa por la Universidad Metropolitana de Barranquilla. Así lo reveló el periodista Daniel Coronell en una columna que fue citada en su integridad por el Consejo de Estado como evidencia. Pulgar aceptó su responsabilidad por los delitos de cohecho -soborno- y tráfico de influencias, a cambio de ser condenado rápido y obtener una rebaja de pena.

“Da a entender que albergaba la posibilidad de que, al creerse superior al juez y con la oprobiosa oferta de dinero, este sucumbiera por el influjo sicológico y diera paso a sus ilícitas codicias, pero afortunadamente no resultó así: ¡la conciencia de un hombre honesto no tiene precio!”, reprochó el Consejo de Estado en el fallo. Y agregó: “fue la condición de senador de la República la razón cardinal que motivó al señor Pulgar Daza a buscar el modo de influir en el juez primero promiscuo de Usiacurí, de forma dolosa”.

(Lea también: Procuraduría pide perdida de investidura para exsenador Eduardo Pulgar)

La demanda de pérdida de investidura, presentada por Camilo Araque Blanco y que fue la que examinó el Consejo de Estado, señalaba que Pulgar incurrió en varias causales para que se le decretara la muerte política como el confesado tráfico de influencias, indebida destinación de dineros públicos, violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

“De no ser por la presumida condición que el senador alardeaba, el alcalde de Usiacurí tampoco habría concertado la reunión con el funcionario judicial y por eso le expresó el deseo de presentarle a su ‘jefe político’”, reconstruyó el Consejo de Estado sobre los hechos. “Cuando el senador, por fin, tuvo enfrente al juez, durante la reunión privada hizo gala repetidamente de su condición de tal y de su poder político, para tratar de incidir en la voluntad del servidor judicial y lograr sus reprobables propósitos en favor de un tercero, se itera”, añadió.

“Fue la condición de senador de la República la razón cardinal que motivó al señor Pulgar Daza a buscar el modo de influir en el juez primero promiscuo de Usciacurí”

Consejo de Estado en primera instancia

De acuerdo con la investigación penal, el entonces senador Eduardo Pulgar intentó sobornar al juez Cáez, indicándole que había un negocio que representaba “200 palos” en ganancias. Luego de que el funcionario judicial se negara, en otra reunión llevada a cabo en la oficina del veterano político David Name Terán, Luis Fernando Acosta Osío le explicó a Cáez las habilidades de Pulgar para moverse ante las autoridades judiciales.

El 1° de diciembre, Eduardo Pulgar fue capturado en el aeropuerto El Dorado de Bogotá y desde entonces está en la cárcel La Picota, desde donde intentó a través de diferentes recursos recuperar su libertad. El pasado 8 de febrero, la Sala de Primera Instancia confirmó su medida de aseguramiento. Pulgar había alegado a la Corte Suprema que no era auténtico el CD donde estaban contenidas las grabaciones del juez Cáez y que había al menos 20 pruebas testimoniales que desmentirían al principal testigo.

Una vez supo que la Corte Suprema había mantenido su medida de aseguramiento, a través de su abogado Jaime Granados, el exsenador Eduardo Pulgar presentó su renuncia al Congreso. La noticia fue publicada el pasado 10 de febrero, a través de una carta dirigida al presidente del Senado, Arturo Char. Pulgar le explicó que no podía continuar sus labores como congresista, pues se encuentra detenido desde el año pasado.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar