Publicidad
18 Nov 2021 - 3:21 a. m.

“Quieren matarme”: Mattos una vez pisó territorio colombiano tras su extradición

El empresario Carlos Mattos aterrizó en Colombia en la noche de este miércoles al Aeropuerto Internacional El Dorado, de Bogotá, tras ser extraditado de España.
Es procesado por el denominado Caso Hyundai
Es procesado por el denominado Caso Hyundai
Foto: Migració

Tras más de 12 horas de vuelo, el empresario Carlos Mattos arribó a Colombia donde deberá cumplir con sus pendientes judiciales. El hombre que fue dejado a disposición de las autoridades colombianas en la mañana de este miércoles deberá responder por su actuación en el denominado caso Hyundai en el que sobornó a funcionarios judiciales a cambio de que lo favorecieran en un proceso para salir bien librado.

Una vez pisó territorio nacional y custodiado por oficiales de la interpol y de Migración Colombia, Mattos aseguró que quieren atentar contra su vida: “Quieren matarme, van a matarme. Colombia entera sabe quiénes son, ya han matado a dos”, expresó. Aunque el mensaje del empresario no es claro, lo que sí se conoce es que está inmerso en una investigación judicial que lo trajo extraditado de España.

Lea aquí: El empresario Carlos Mattos fue capturado en España con fines de extradición

El caso se remonta a 2016, cuando la casa matriz de Hyundai en Corea rompió relaciones comerciales con Carlos Mattos luego de 25 años, para comercializar sus autos con el grupo ecuatoriano Eljuri. El empresario interpuso una demanda civil, con la que logró una medida cautelar en 2016 que frenó la decisión de la multinacional. El periodista Daniel Coronell reveló al cabo de unos meses que el juez que emitió esa decisión, Reinaldo Huertas, “compró su carro nuevecito y de contado, menos de una semana después de haber entrado en vigor la medida cautelar que favorece los intereses de Mattos”.

Las investigaciones arrojaron resultados en enero de 2018. La Fiscalía capturó entonces a tres funcionarios de los juzgados civiles de Bogotá, quienes aceptaron, uno a uno, haber manipulado el sistema electrónico que administra el reparto aleatorio de las demandas para que el recurso que interpuso Mattos cayera en el despacho del juez Reinaldo Huertas. Luego fueron capturados cinco exfuncionarios más de la Rama Judicial y el abogado Luis David Durán, quien hizo parte del equipo de defensa de Carlos Mattos para la demanda y quien también aceptó haber direccionado el recurso para que fuera el juez Huertas quien decidiera.

Lea también: El gol del empresario Carlos Mattos para frenar su extradición

Todas las pistas conducían a que Carlos Mattos, quien hoy tiene 73 años, tenía algún rol en el entramado de corrupción. Los investigados aceptaron haber recibido millonarios sobornos de manos de Luis David Durán, quien en febrero de 2019 selló su colaboración con la Fiscalía: hablaría en contra de Mattos, del juez Huertas y del otro abogado del empresario, Alex Vernot, excandidato a la Alcaldía de Bogotá. Ese principio de oportunidad fue prorrogado, lo que significa que Durán ha seguido aportando evidencias.

Sobre el proceso judicial de Mattos se conoce que la Fiscalía intentó en más de una ocasión endilgarle cargos, aún estando en España, pero finalmente no fue posible. Incluso llegaron a declararlo en contumacia. No obstante, con su llegada al país este miércoles, el empresario se enfrentará a las acusaciones de la Fiscalía y un juez de garantías que será quien determine si finalmente cumple sus responsabilidades penales en prisión, en su lugar de residencia o en libertad.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.