Publicidad
26 Aug 2022 - 11:24 p. m.

Se ofrecen $50 millones por mi cabeza: coronel Benjamín Núñez

El principal sospechoso de ser el responsable de la muerte de los tres jóvenes en Chochó (Sucre), el coronel Benjamín Núñez, le habría comunicado a la Fiscalía desde el 5 de agosto, un día antes de salir del país, que se encontraba bajo amenaza y que habría un precio por su cabeza. Aquí los detalles de su denuncia.
El teniente coronel Benjamín Núñez habría viajado a México, justamente un día antes de conocer que la Policía había ordenado su suspensión.
El teniente coronel Benjamín Núñez habría viajado a México, justamente un día antes de conocer que la Policía había ordenado su suspensión.
Foto: Policía

De acuerdo con varios testimonios y la investigación que adelanta la Fiscalía, el coronel Benjamín Núñez habría sido quien disparó a sangre fría contra tres jóvenes que se encontraban detenidos a bordo de un vehículo de la institución. A pesar de esto, Núñez es el único de los 11 policías investigados por este crimen que no se ha presentado ante las autoridades. Desde el 4 de agosto, el oficial se encuentra en el extranjero debido a supuestas amenazas que informó a la Fiscalía a través de una carta.

En contexto: Falsos positivos en Sucre: ¿trabajo de la Fiscalía facilitó la fuga de un coronel?

De acuerdo con la misiva que le envió a la Fiscalía, Núñez asegura que ha sido víctima de varios ataques, “he sido blanco de ataques sicariales en mi contra y de mi familia, hechos que se han denunciado, como lo fue la explosión de un artefacto explosivo en la cercanía de la casa fiscal asignada para mí y mi familia” aseguró el uniformado en su carta. Según Núñez, estas amenazas se dan por sus supuestas victorias a la hora de enfrentar a los grupos armados en Sucre durante su cargo de Comandante Operativo en el departamento.

Esta carta llegó a las manos de la Fiscalía el pasado 5 de agosto, tres días después de que se le notificara su suspensión del cargo por las investigaciones disciplinarias que se adelantaban en su contra. Estas investigaciones arrancaron por cuenta de los testimonios de dos patrulleros que se encontraban a bordo del vehículo de la Policía donde Núñez habría disparado contra estos jóvenes que se encontraban en completa indefensión.

Lea aquí: Falsos positivos en Sucre: Procuraduría pide cárcel para policías imputados

De acuerdo con los abogados del oficial, el coronel estaría listo para presentarse a las autoridades si estas logran su protección y la de su familia. “Por ende se le solicita al Estado colombiano que garantice esa seguridad a su integridad física y personal, una vez se realice esa presentación voluntaria ante la autoridad judicial competente” afirmó el abogado de Núñez, quien consideró que no iba a revelar el paradero de su cliente y recalcó que tampoco lo sabía. Según la carta, la familia del oficial debió ser reubicada como medida de precaución.

Mediante un video, la defensa del coronel aseguró que Núñez siempre actuó con legalidad. “Claramente ha librado una lucha incesante, directa y clara contra diversas variables de criminalidad en Colombia bajo los parámetros legales y constitucionales”. Sobre este tema ya se habría referido Núñez en su carta dirigida a la Fiscalía. Allí, dice que “todos los policías de todo nivel en el departamento” también han sido amenazados por cumplir su labor.

Actualmente, la investigación se desarrolla a la espera de que Núñez, quien ya cuenta con circular roja de la Interpol, sea presentado ante la justicia. Una juez de Sincelejo dictó medida de aseguramiento contra 10 policías que habrían participado en este triple asesinato. La Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad, tortura, favorecimiento a terceros, falsedad en documento público y destrucción de material probatorio.

Lea también: Falsos positivos en Sucre: el “arreglito” de policías para ocultar evidencias

Lo que dijo en su momento la Fiscalía es que los uniformados habrían participado de diferentes maneras en el crimen que terminó con la vida de Carlos Alberto Ibáñez Mercado, José Carlos Arévalo y Jesús David Díaz, haciéndolos pasar por miembros del Clan del Golfo, responsables de la muerte de un policía. Varios de ellos habrían participado en un linchamiento previo a que fueran inmovilizados y subidos, sin ninguna justificación, a bordo de una patrulla, otros habrían ayudado a corromper la evidencia al llevar este vehículo a un mecánico para que arreglara los agujeros de los disparos, y el coronel Núñez sería el responsable de apretar el gatillo contra estos jóvenes.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.