Publicidad
12 Jan 2021 - 2:05 p. m.

Sigue la batalla legal de Álex Saab en Cabo Verde: defensa exige arresto domiciliario

El pasado 2 de diciembre, un tribunal africano aprobó arresto domiciliario del empresario barranquillero Álex Saab, señalado como presunto testaferro de Nicolás Maduro. La justicia caboverdiana se negó y, ahora, su equipo de defensa apeló la decisión.
Documento de identidad de Alex Saab, señalado de lavar más de $US 350 millones / Archivo Particular
Documento de identidad de Alex Saab, señalado de lavar más de $US 350 millones / Archivo Particular

Han pasado siete meses exactos desde que agentes norteamericanos capturaron al empresario colombiano Álex Saab en la nación insular africana de Cabo Verde, el 12 de junio de 2020, con el objetivo de llevarlo en extradición a Estados Unidos por el supuesto blanqueamiento de US$350 millones. Desde entonces el presunto testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está detenido, periodo en el cual ha denunciado amenazas. Ahora, su equipo de defensa exige su arresto domiciliario.

En contexto: Capturan a Alex Saab, el contratista del chavismo, en Cabo Verde.

El pasado 2 de diciembre, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), acuerdo del cual Cabo Verde es miembro, ordenó a las autoridades del país donde Álex Saab está detenido que se ordene su arresto domiciliario. Sin embargo, el tribunal de apelaciones caboverdiano de Barlavento se negó a cumplir, emitiendo decisión el pasado 15 de diciembre. De acuerdo con la defensa del colombiano, se trata de un desafío sin precedentes.

“Recordamos que la audiencia principal del Tribunal de la CEDEAO sigue prevista para el 4 de febrero, y tendrá lugar en Abuja (Nigeria). La corte regional estableció en su auto de 2 de diciembre de 2020, en el que aprobaba las medidas cautelares solicitadas por el equipo de defensa, que los tribunales de Cabo Verde debían conceder el arresto domiciliario y atención médica por parte de un doctor especializado a elección de Álex Saab de inmediato, y lo que es más importante, que quedase en suspenso el proceso de extradición hasta que tuviera lugar la vista (diligencia) principal”, expuso la defensa de Álex Saab.

De acuerdo con la apelación ante el Tribunal de Barlavento, la defensa de Saab explica que ha transcurrido un excesivo periodo de detención provisional en Cabo Verde, específicamente en la prisión de la isla de Sal. Así mismo, que el presunto testaferro de Maduro tiene inmunidad por “sus cargos diplomáticos”, dado que se trata de un “Enviado Especial” y, además, fue nombrado recientemente Embajador Plenipotenciario de Venezuela ante la Unión Africana. Por último, los abogados aseguran que no hay peligro de fuga, teoría que las autoridades estadounidenses no creen ni un poco.

De hecho, el pasado 4 de enero el mismo Tribunal de Barlovento aprobó la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, medios norteamericanos como The New York Times dieron a conocer que dos barcos militares y hasta fiscales estadounidenses se encuentran en el perímetro de la zona insular caboverdiana, pues quieren evitar una posible fuga del capturado. Incluso, información del comunicador venezolano Federico Black suponía que un avión del Departamento de Justicia de Estados Unidos había aterrizado, por esas fechas, en la Isla de Sal, Cabo Verde.

Lea también: Las fichas que mueve EE.UU. para monitorear a Alex Saab en Cabo Verde.

Álex Saab, supuesto testaferro de Nicolás Maduro

La historia de Saab -colombiano de origen libanés- con la justicia norteamericana comenzó el 25 de julio de 2019, cuando fue acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por ocho cargos vinculados con el lavado de alrededor de US$350 millones. Según el Indictment (escrito de acusación), presentando ante una corte del Distrito Sur de Florida, se habría asociado con Álvaro Pulido Vargas para blanquear dinero de cuentas venezolanas hacia cuentas norteamericanas, aprovechándose del sistema de cambio regulado del país presidido por Nicolás Maduro.

El Departamento de Justicia agregó en el Indictment que tanto Álex Saab como Pulido Vargas habrían sobornado a altos funcionarios del Gobierno venezolano para “obtener ventajas injustas, incluyendo la aprobación de documentos falsos y fraudulentos relacionados a la importación de materiales y bienes de construcción”. Las autoridades norteamericanas aseguran que, además, entre 2014 y 2015 habrían hecho millonarias transferencias a cuentas de una institución bancaria ubicada en el distrito sur de Florida, estado ante el cual fueron acusados.

Le puede interesar: “Suponemos que EE.UU. cree que Saab posee información sobre Venezuela”: Baltasar Garzón.

El empresario barranquillero Álex Saab fue capturado el 12 de junio de 2020, cuando su avión privado hizo una escala para cargar combustible en el Aeropuerto Internacional Amílcar Cabral de Cabo Verde. Según información proporcionada por José Pinto Monteiro, abogado principal del procesado, Saab habría recibido constantes visitas de agentes norteamericanos, quienes supuestamente han buscado sin descaso que firme su extradición. “Constantemente entran en su celda por la noche con capuchas y le muelen a golpes”, ha asegurado.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, por su parte, ha negado contundentemente las denuncias de Álex Saab y de su equipo de defensa: “está bien documentado que tanto Saab como el régimen de Maduro han lanzado una agresiva campaña de mentiras y desinformación en un intento de influir en el proceso legal de Cabo Verde y la opinión pública internacional”. La Procuraduría de Cabo Verde, además, sostiene que en realidad el presunto testaferro de Nicolás Maduro se autolesionó, cada vez que denunció intimidaciones en su celda.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.