21 Oct 2022 - 1:02 a. m.

Son las cifras más altas desde que hacemos el estudio de hectáreas de coca: UNODC

Candice Welsch, directora para las Américas de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, habló con respecto al histórico crecimiento en las hectareas de coca. Aseguró que el aumento del 43% obedece, entre otros factores, a la apropiación de las economías municipales de los actores armados y explicó por qué la producción de cocaína es la más potente en dos décadas.
Candice Welsch, directora para las Américas de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito
Candice Welsch, directora para las Américas de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito
Foto: Gustavo Torrijos Zuluaga

El gobierno de expresidente Iván Duque se retira con las cifras más preocupantes sobre el cultivo de coca y la producción de cocaína desde que el Ministerio de Justicia y la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) monitorea la presencia de la planta en Colombia (2001). Entre 2020 y 2021 las hectáreas sembradas crecieron un 43 %. En solo un año, el área neta pasó de 143.000 hectáreas a 204.000 hectáreas. Candice Welsch, directora para las Américas de la UNODC, respondió a las dudas que surgen sobre las estadísticas, que reflejan la mayor productividad en la historia.

En contexto: Coca en Colombia: Duque cerró su gobierno con crecimiento del 43 % en hectáreas

Luego de tres años de decrecimiento de las hectáreas de coca, tenemos lo que podrían llamarse una explosión del 43% y en todo el territorio nacional. ¿Por qué el aumento inesperado?

La tendencia estaba en aumento desde 2014, pero hubo un periodo de disminución entre 2017 y 2020. Creo que entre los factores diferentes que vimos el año pasado está la tendencia a la concentración, también los cambios en la producción que ahora es agroindustrial. Entonces vemos el uso de insumos, vemos más densidad, más productividad. También mejores procesos para extraer la cocaína. Vemos que el 62% de los cultivos están en Nariño, Putumayo y Norte de Santander. Y en los años pasados había mucho enfoque sobre la erradicación forzosa exactamente en estas zonas, pero recientemente no está pasando.

Tampoco la erradicación forzosa es muy sostenible. Puede tener un impacto inmediato, pero desde hace años hay resiembra que va desde el 50% y en algunas zonas hasta el 100% como ocurre en Nariño. También DEBO decir que hay más enclaves productivos y los que existían están cada vez más grandes. Adicionalmente, hay fenómenos que son más globales. Hay aumento para la demanda de cocaína en mundo. Hay dinámicas de crimen transnacional.

Hablando de ello, en medio de la medición estuvo la pandemia por COVID-19, así como un aumento global en la demanda de cocaína, según el último Reporte Mundial de Drogas de la ONU. ¿Qué factores externos cree que influyeron en el aumento de la oferta?

Al principio del COVID había limitaciones al acceso a los químicos y otros insumos para producir cocaína en el país. Sin embargo, tanto en Colombia como en el mundo, los grupos criminales supieron sobreponerse a las limitaciones propias de la época. Han cambiado sus métodos, sus rutas de tráfico. Los estudios demuestran también que hay un aumento en la demanda de cocaína, especialmente en Europa y en Norteamérica.

Infografía: En cifras: así se dispararon los cultivos de coca el último año del gobierno Duque

Si bien las hectáreas de coca estaban disminuyendo, Colombia sostenía su producción potencial, la cual en el reciente alcanzó niveles históricos ¿Por qué hablamos de números nunca vistos y cuál es el origen de ellos?

La producción potencial creció porque tenemos gran cantidad de hectáreas en las edades más productivas. La mejor productividad está entre los dos y cuatro años de la planta. Hay un aumento del 43% en área y del 14% en la producción potencial. Y ambas cifras están en lo más alto desde que estamos haciendo este estudio en Colombia desde hace 22 años.

Además, si este año tenemos más áreas sembradas, pues tendremos mayor productividad. En otra línea, dentro de los enclaves hay un hallazgo importante: en estas zonas las prácticas agroculturales, por la distribución que tienen las plantas en el lote, están en el estado óptimo. Encontraron la relación para que la planta tenga la mayor cantidad de nutrientes del suelo. Mezclan y utilizan multivariedades que aumentan la producción de droga y el alcaloide en esta hoja. Se evidenció, sobre todo en los enclaves productivos, el uso de agroquímicos.

Catatumbo y en general los enclaves productivos se fortalecieron ¿Cuáles son las dinámicas de esas regiones y cuáles fueron los cambios particulares que permitieron sostener la siembra y la producción?

Está la presencia de grupos criminales que controlan los mercados y el acceso al financiamiento. Garantizan la compra de los cultivos, también. Hay mucho interés en estos territorios. Se usa la violencia, los homicidios son más altos que en otros puntos del país. En los enclaves hay un acceso a bienes y servicios ofrecidos por la gente que tiene el dinero ilícito. Vemos muchas más tiendas de motos o ropa. Se empieza a crear una comunidad que depende de ese mercado ilegal. Aparte, están siempre las condiciones de vulnerabilidad. Hay más pobreza y menos presencia del Estado. La respuesta está en un enfoque diferencial

En video: ¿Por qué aumentaron los cultivos de coca en 2021?: Esto dice la ONU

El gobierno Duque sabía que la aspersión con glifosato está suspendida y, aun así, si el objetivo era acabar con los cultivos de uso ilícito, la erradicación manual forzosa disminuyó en casi 30 mil hectáreas ¿Qué responsabilidades atribuye al Gobierno teniendo en cuenta los resultados?

Read more!

Es una problemática muy compleja y no podemos decir solamente con estas cifras lo que fue un éxito o no. Pero es importante implementar una intervención que sea sostenible. No va a haber una solución de hoy a mañana. Necesitamos crear las condiciones para transformar los territorios, para superar esta vulnerabilidad que existe en las comunidades y la erradicación puede ser parte de esto. La erradicación voluntaria con programas de desarrollo alternativo es mucho más sostenible que la erradicación forzosa, que puede tener un impacto inmediato, pero no dura en el tiempo.

¿Qué decirle al nuevo gobierno del presidente Gustavo Petro, que justamente ante Naciones Unidas lanzó un discurso contra las estrategias de la “guerra contra las drogas”?

Es necesario tomar las decisiones con base a la evidencia. El monitoreo es parte de esto. Tenemos las cifras sobre las áreas y la producción potencial, pero también hay que tener en cuenta los impactos en los mercados y en las comunidades. Nosotros creemos mucho en el desarrollo alternativo, que puede ser sostenible. Hay lecciones aprendidas. Para nosotros es un aspecto muy importante en nuestros programas comprender con Los estudios de mercado qué puede ser más eficaz y como generar ganancias estables a futuro. Como vender los productos de Colombia en la región y a nivel global.

Con el desarrollo alternativo es necesario tener más presencia del Estado. Que haya rutas que funcionen para dar acceso a mercados, que haya escuelas, que haya hospitales y fuerzas públicas para garantizar la seguridad. Esos son los aspectos clave. Para combatir el crimen organizado, es muy importante la cooperación internacional. Las rutas de droga están cambiando y eso pasa en todos los países de la región. Eso debe tener una respuesta regional.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.