Justicia Inclusiva
Centrada en las personas
Publicidad

En 2022 mataron a más de 140 personas LGBTIQ+, según informe de Colombia Diversa

La organización Colombia Diversa presentó su informe ‘La realidad de la discriminación’, en el que detalla la violencia contra la población diversa. Violencia policial y homicidios se mantienen en aumento.

Santiago Díaz Gamboa
07 de diciembre de 2023 - 03:10 p. m.
Un mensaje que vale la pena replicar: "El odio no ha hecho a nadie menos LGBTQ+", para rechazar la intolerancia y la violencia a las personas que hacen parte de la comunidad.
Un mensaje que vale la pena replicar: "El odio no ha hecho a nadie menos LGBTQ+", para rechazar la intolerancia y la violencia a las personas que hacen parte de la comunidad.
Foto: Gustavo Torrijos Zuluaga

La violencia en contra de la población LGBTIQ+ sigue siendo una realidad. Así lo determinó la organización Colombia Diversa, que desde hace casi 20 años ha luchado por el reconocimiento de los derechos de las personas de orientación sexual e identidad de género diversas, con el fin de promover una sociedad más igualitaria. En un informe denominado ‘La realidad de la discriminación’, los investigadores de la oenegé dan cuenta de cómo los homicidios, las amenazas y la violencia policial, aún siguen siendo latentes para esta población.

El panorama frente a los homicidios continúa siendo preocupante. De acuerdo con el estudio, en 2022 fueron asesinadas 148 personas LGBTIQ+: 66 hombres gays, 35 mujeres trans, 17 mujeres lesbianas, 10 hombres bisexuales, cuatro mujeres bisexuales y dos hombres trans. Esto sin contar otras 14 víctimas sin identificación de orientación sexual o identidad de género.

Si bien los investigadores reseñan que se presentó una reducción en los casos de homicidio frente a los datos registrados en 2020 (226 casos) y 2021 (205 casos), la tendencia permanece en aumento si se hace la comparación frente a 2018 y 2019, cuando se reportan 109 homicidios cada año. Otro asunto que quedó plasmado en el estudio, y que se analiza de forma alarmante, son los siete niños, niñas y adolescentes que fueron asesinados en Norte de Santander, Cundinamarca, Caldas, La Guajira, Antioquia y Bogotá.

En la capital, por ejemplo, se recuerda el caso de Juan Esteban Álzate, un joven gay de 15 años que en octubre fue apuñalado por arma blanca en un Transmilenio, luego de no arrodillarse para pedirle perdón a un hombre al que había pisado. Gustavo Agamez Lara, el homicida, fue capturado meses después en Montería (Córdoba) y el próximo 11 de diciembre se conocerá su pena como autor del delito de homicidio agravado.

(Le invitamos a leer: Tres personas LGBTIQ+ fueron encontradas sin vida en menos de una semana)

Casos como este también se repitieron en otros grupos etarios. Según el informe, 83 víctimas de homicidio fueron personas adultas, mientras que 41 eran jóvenes mayores de edad. Sin ir muy lejos, en diciembre de 2022, en Barranquilla, fue encontrado el cuerpo sin vida de René Estrada, un hombre gay de 44 años que vivía en una invasión ubicada en el barrio Las Terrazas. De acuerdo con los reportes de la Policía local, la comunidad encontró el cuerpo de Estrada después de forzar la puerta de la vivienda. Lo encontraron acostado en la sala de su apartamento con heridas de arma blanca, señales de estrangulamiento y signos de tortura.

Los homicidios en contra de la población LGBTIQ+ estuvieron concentrados, principalmente, en Antioquia (33 casos), Valle del Cauca (26 casos) y Bogotá (13 casos). Pero en otros departamentos, como Nariño, los homicidios estuvieron al alza durante 2022. Mientras en 2021 ese departamento registró cuatro hechos, para la más reciente medición aumentó a nueve. Situación similar en Quindío, que pasó de cinco a siete casos en tan solo un año. Magdalena (ocho casos), Meta (cinco casos) y Santander (cuatro casos), también son escenarios preocupantes para los investigadores.

Otro de los hallazgos del estudio de Colombia Diversa resalta que en el 59,5% no hay información oficial sobre cómo fueron violentadas las víctimas. No obstante, el registro que se tiene detalla que hubo 24 homicidios con arma de fuego, siendo las mujeres trans las principales víctimas. A renglón seguido están los homicidios por arma blanca, donde el número de hombres gays asesinados por esta modalidad fue el más alto (un total de 11). La tortura también es señalada como uno de los flagelos que más padece la población LGBTIQ+, que en 2022 llegó a 24 hechos.

Tal es el caso de Mariana Jaramillo, lideresa trans e integrante del Movimiento de Mujeres Unidas, Diversas y Empoderadas, quien fue asesinada en abril de 2022. Su cuerpo fue encontrado en la zona rural del Valle del Cauca, entre los municipios de Palmira y El Cerrito. Estaba atada de pies y manos, con contusiones por golpes en el tórax, heridas en la espalda con arma blanca y degollamiento.

(Más información: En 2023, cerca de 200 personas trans han sido víctimas de violencia por prejuicio)

¿Hubo amenazas en 2022 contra la población LGBTIQ+?

Lastimosamente sí las hubo. Aunque es sencillo responder esa pregunta desde el inicio, algo que hay que mencionar es el aumento en un 86,6% de este flagelo en 2022, al compararlo con 2019 (107 casos) y 2021 (97 casos). “Las principales víctimas de dichos hostigamientos y hechos amenazantes fueron los hombres gays con 68 casos, seguidos de las mujeres trans con 43 casos; con lo cual se mantiene la tendencia registrada en 2021, año en el que las amenazas contra hombres gays significaron el 26,8 % de los hechos (26 casos) y las mujeres trans el 13,4 % (13 casos)”, resume el estudio.

Valle del Cauca, Antioquia y Bogotá fueron, nuevamente, donde las amenazas estuvieron más latentes para la población LGBTIQ+. El primero concentró el número más alto de hostigamientos, con 31 casos; seguido de la capital colombiana, con 24 casos. Antioquia, por su parte, registró 20 hechos amenazantes contra la población diversa.

La intimidación directa fue el origen principal de las causas de hostigamientos, en las que “el victimario expresa una serie de improperios contra la orientación sexual, identidad de género y/o expresión de género de la persona afectada para luego demandarle que abandone el territorio o de lo contrario sería asesinada”, dice el informe. Una mujer lesbiana en el Quindío cuenta como recibía insultos constantes en la calle, llamadas telefónicas intimidantes y amenazas de muerte constantes. Incluso, denunció como personas lanzaban piedras a su casa para exigirle que abandonara su barrio.

Las llamadas telefónicas, los panfletos, las amenazas con arma de fuego, las redes sociales, los mensajes de texto y los grafitis, fueron otras causas de hostigamiento contra personas LGBTIQ+. No obstante, en 109 casos de amenazas, se desconocen las modalidades y métodos de origen del asedio. De los 181 casos de amenazas registrados por Colombia Diversa en 2022, solo se tuvo información frente al proceso de investigación y judicialización en 69 casos, mientras 49 están en etapa preliminar de indagación por parte de la Fiscalía y 18 están archivados.

(Le puede interesar: Mediante un PMU por la Vida se busca garantizar la seguridad de la población trans)

Violencia policial

De acuerdo con el informe ‘La realidad de la discriminación’, el Observatorio de Colombia Diversa identificó 97 casos de violencia policial y abuso de autoridad contra personas diversas. Las mujeres trans, con 33 víctimas, fueron las más afectadas por parte de uniformados; seguido de los hombres trans, con 17 hechos violentos. De hecho, de 44 víctimas adultas, dos de ellas fueron identificadas como personas con discapacidad.

Los casos de abuso de autoridad se desagregan como: amenazas contra la vida (15 víctimas), procedimientos policivos irregulares (seis víctimas), lesiones personales (seis víctimas) y detenciones arbitrarias (ocho víctimas). Un total de 71 víctimas no cuentan con información oficial. También se presentó un caso de ejecución extrajudicial: el de Sara Nicole Muñoz, una mujer trans de 33 años, asesinada con arma de fuego por parte de un patrullero de la Policía, en julio de 2022 en Cali (Valle del Cauca), al negarse a descender de un vehículo para una requisa.

En ese departamento, por ejemplo, se presentaron en 2022 un total de 12 casos de violencia policial, mientras que en Antioquia el número subió a 14. Bogotá, de hecho, concentró el mayor número de hechos de violencia por parte de la Policía, con un total de 21 sucesos.

Estas cifras y casos particulares son el reflejo de la violencia sistemática a la que ha estado sometida la población LGBTIQ+ desde hace décadas. Los esfuerzos de diferentes organizaciones por proteger la vida de las personas diversas son cada vez más tangibles, pero, como han mencionado varios líderes y lideresas LGBTIQ+, se necesita un apoyo en firme de las instituciones para que los crímenes no caigan en la impunidad y las víctimas puedan acceder a la justicia.

¿Sabe qué es la justicia centrada en las personas? Visite Justicia Inclusiva de El Espectador

Santiago Díaz Gamboa

Por Santiago Díaz Gamboa

Periodista de la Universidad de La Sabana con experiencia en redacción política, judicial y empresarial. @sdiazgamsdiazg@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar