28 Aug 2021 - 8:35 p. m.

Bolsonaro dice tener tres alternativas: “quedar preso, morir o la victoria”

Durante un encuentro con evangélicos, el presidente de Brasil también invitó a la gente a armarse. “Todo el mundo tiene que comprar un rifle. Un pueblo armado jamás será esclavizado”, dijo.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo este sábado que tiene tres alternativas para su futuro próximo: “Estar preso, muerto o la victoria”, durante un encuentro con evangélicos en Goiania (centro-oeste).

“Tengo tres alternativas para mi futuro: estar preso, estar muerto o la victoria. Pueden estar seguros de que la primera alternativa no existe; estoy haciendo lo correcto y no le debo nada a nadie”, señaló el mandatario, que aspira a la reelección en 2022, según declaraciones reproducidas por la prensa local.

En medio de tensiones con el poder judicial, el presidente volvió a cargar contra el Supremo Tribunal Federal (STF) y el Tribunal Superior Electoral (TSE), y advirtió: “Ningún hombre aquí en la Tierra me va a amedrentar”.

También denunció las “medidas arbitrarias” de la justicia. Bolsonaro sufrió un revés el miércoles, cuando el presidente del Senado brasileño, Rodrigo Pacheco, rechazó su pedido de iniciar un proceso de destitución contra Alexandre de Moraes, uno de los once jueces del STF, y miembro del TSE.

Le recomendamos: Lula da Silva: “Jair Bolsonaro es peor que Maduro”

La disputa comenzó hace meses, entre otras causas, por los cuestionamientos sin pruebas de Bolsonaro a la legitimidad del sistema de votación electrónica en Brasil, vigente desde 1996.

La corte suprema abrió distintas investigaciones contra el mandatario. Y a inicios de este mes, De Moraes ordenó investigar al presidente por crímenes de “calumnia” e “incitación al crimen”.

Por otra parte, el TSE incluyó al mandatario en una pesquisa iniciada en 2019 por el STF para investigar noticias falsas, ofensas y amenazas a varios de sus jueces.

Los cruces y declaraciones por parte del presidente que algunos califican de golpistas agudizaron la crisis institucional en la que el país está inmerso.

El viernes, antes de viajar a Goiania, Bolsonaro incentivó a la población a armarse: “Todo el mundo tiene que comprar un rifle. Un pueblo armado jamás será esclavizado”, dijo.

Y, en un momento en el que crecen las preocupaciones por la inflación, agregó: “Sé que es caro. Algún idiota puede decir ‘tienes que comprar frijoles’. Hombre, si no quieres comprar un rifle, no molestes a quien quiera comprarlo”.

Le recomendamos: Jair Bolsonaro, otro populista que agita el fantasma del fraude

En la mañana del sábado, en la capital del estado de Goiás, el presidente se paseó sin mascarilla entre una aglomeración de seguidores afuera del templo, según imágenes en sus redes sociales.

Luego llamó desde el escenario a los evangélicos -un grupo clave en su base electoral- a participar de los actos en su apoyo previstos para el 7 de septiembre, cuando se conmemora el Día de la Independencia.

¿Ya está enterado de las últimas noticias en el mundo? Lo invitamos a ver las últimas noticias internacionales en El Espectador.

Comparte: