Publicidad
24 Nov 2022 - 11:27 p. m.

Con o sin mesa, “oposición venezolana debe participar en elecciones”: José M. Muñoz

El coordinador nacional de relaciones políticas e internacionales de Fuerza Vecinal, un movimiento opositor que se presentó en las elecciones de 2021, asegura que es necesario para honrar el sentimiento opositor “mayoritario”.
María Alejandra Medina

María Alejandra Medina

Editora Sección Mundo
José Manuel Muñoz es también secretario de Gobierno de Chacao.
José Manuel Muñoz es también secretario de Gobierno de Chacao.
Foto: Cortesía

En 2021, para las elecciones locales y regionales en Venezuela, un grupo de opositores al gobierno conformó la colectividad Fuerza Vecinal, para presentarse en los comicios, con la convicción de que no hacerlo sería peor. Su coordinador nacional de relaciones políticas e internacionales, José Manuel Muñoz, destacó que Fuerza Vecinal obtuvo casi 500.000 votos, 17 alcaldías, 166 curules en concejos y casi 70 en cuerpos legislativos regionales.

Estuvo en Colombia y, cuando el anuncio del restablecimiento de los diálogos entre el gobierno venezolano y la oposición no se había hecho oficial aún, habló con El Espectador. En esta entrevista explica por qué aspirarían a las elecciones de 2024 independientemente del éxito que tenga o no esa mesa en México, conformada por representantes del gobierno de Nicolás Maduro y de la Plataforma Unitaria de oposición, a la que, por cierto, Fuerza Vecinal no pertenece.

Usted forma parte de Fuerza Vecinal. ¿Cómo se conformó el partido y, después de las elecciones, cuál es el estado de la colectividad?

Dentro de la estructura, soy parte y miembro de la dirección nacional del partido y coordino la Secretaría, la llamamos la fuerza de relaciones políticas e internacionales. Tuve la oportunidad de junto con otros compañeros, fundamentalmente alcaldes, de fundar Fuerza Vecinal. Es un movimiento que surge en medio de las elecciones locales que se convocaron en Venezuela en el año 2017. Antes de ser partido, un grupo de alcaldes que ya tenían ciertos liderazgos locales en varios municipios metropolitanos, ante la estrategia de la oposición mayoritaria para ese momento de no participar en las elecciones, decidió dar un paso adelante y participar en ellas para no dejar esos espacios políticos, que históricamente han pertenecido a la oposición. Así nace, y es un movimiento que ante la falta de apoyo de los partidos políticos tradicionales se nutrió y tuvo su base de apoyo en los movimientos vecinales de esos municipios.

¿Hay alguna relación de Fuerza vecinal con la Plataforma Unitaria de Oposición?

Sí, tenemos una buena relación, aunque no seamos parte. Lo que ha venido ocurriendo en el proceso político venezolano es lo que podríamos llamar la metabolización de la derrota de la estrategia dualista, es decir, la oposición venezolana optó por una estrategia de deslegitimación del gobierno presidido por Nicolás Maduro y parte de eso pasaba por no participar en las elecciones. Han pasado los años y esa estrategia fracasó. De esto se empezaron a dar cuenta varios de los partidos más importantes en la Plataforma Unitaria y es por eso que vimos que para las elecciones locales del 2021 la plataforma vuelve a la ruta electoral. Lamentablemente fue de forma tardía, lo cual hizo muy hizo muy difícil que se articularan los esfuerzos entre las distintas oposiciones. Ha transcurrido un tiempo importante en el que esa articulación empieza a darse entre Fuerza Vecinal y algunos de los partidos de la plataforma, sin que nosotros seamos parte de esta.

¿Les interesaría formar parte o prefieren mantenerse separados?

En este momento preferimos mantenernos cercanos, pero no adentro, en calidad, digamos, de invitados. Me explico: no es lo mismo la oposición que se hace cuando se tienen funciones de gobierno a la que se hace cuando no se tienen. Cuando eres opositor y tienes funciones de gobierno obviamente estás obligado, en función de cumplir con los ciudadanos, a proporcionarles mayores niveles de bienestar, estás obligado a unas articulaciones mínimas con los distintos niveles del gobierno. Por ejemplo, el partido Un Nuevo Tiempo tiene muy claro que tiene al gobernador del que es quizá el estado más importante del país, Zulia, y lo ves también con el resto de los gobernadores de la plataforma, que tienen, como las tenemos nosotros en nuestros alcaldes, relaciones institucionales abiertas, sin que eso signifique claudicar o que nuestra condición de opositor se deba poner en duda. Entonces creo que es cuestión de tiempo de lo que se defina: si vamos a entrar o no a la Plataforma Unitaria porque hay que esperar que las coincidencias sean aún mayores. Estamos en un periodo de aproximación, pero creo que todavía falta. Además, las elecciones primarias están por venir y van a redefinir el mapa político de la oposición venezolana, que ya se viene redefiniendo con las elecciones pasadas, y quizá la plataforma unitaria como existe ahora deje de existir y pase a otro tipo de bloque o de formación política.

Sobre las elecciones primarias: ¿Fuerza Vecinal ya tiene un candidato?

Fuerza Vecinal tendrá un candidato para las primarias, pero todavía no hemos decidido participar en esas primarias porque estamos esperando que la comisión de primarias, que fue recién designada, dé reales demostración de una primaria que sea plural, amplia, competitiva y, como hemos denominado nosotros, con sentido estratégico y programático, es decir, la elección del candidato a nuestro juicio es el último paso. Antes hay que lograr acuerdos mínimos con relación al programa de gobierno, a la estrategia, es decir, para participar en esas primarias debemos tener garantía de que no va a haber una vuelta a la no participación y volvamos al escenario de 2018, porque si algo tenemos muy claro es que nuestra política no la condiciona nadie, ni el gobierno ni otros factores de la oposición. Es una política de participación electoral, de acompañamiento a los a los ciudadanos, a los electores, y de unión entre todos los factores opositores. Si se convoca con ese ánimo, seguramente participaremos y tendremos candidato.

Hay expectativa por la reanudación de los diálogos en México entre el gobierno y la oposición. ¿Fuerza Vecinal tendría participación allí y qué posición tienen acerca de esa mesa?

Fuerza Vecinal no tiene planteado participar, entre otras cosas porque no hemos sido invitados. En segundo lugar porque es un poco lo mismo que pasa con las primarias: queremos ver el comportamiento de los otros factores opositores con relación a un punto esencial, que es la agenda social. Entendemos que estamos en una etapa posconflicto, y las principales víctimas, como suele ser, ha sido la gente, y de eso es muestra la diáspora terrible que tiene a casi siete millones de venezolanos alrededor del mundo. Si la agenda social, que consideramos que es la primera puerta que se debe abrir, tiene éxito, ahí apoyamos claramente todos los esfuerzos y la visión del Foro Cívico, entonces Fuerza Vecina, por supuesto que estaría dispuesto a acompañar ya que el memorando de entendimiento establece la posibilidad de que factores políticos que no pertenezcan a la plataforma y factores sociales escojan un mecanismo de participación.

Sugerimos: Esposa de Alex Saab estará en mesa de diálogo entre Maduro y oposición

¿Cómo ve el panorama para las elecciones de 2024, con esa mesa o sin ella?

Nuestra posición es que hay que participar independientemente de lo que ocurra en la mesa. La mesa es necesaria porque va de alguna forma a reinstitucionalizar el proceso electoral, debe conseguir que la elección sea competitiva para ambas partes, tanto para el gobierno como para nosotros los opositores, pero si por alguna razón esa negociación no se diera nosotros consideramos que la oposición debe participar aún en condiciones que no sean totalmente competitivas porque en Venezuela el sentimiento opositor sigue siendo muy mayoritario, así lo demuestran todos los estudios de opinión recientes. Ha habido ciertos repuntes con relación a Maduro porque también ha habido un repunte muy marginal de la economía, pero repunte al fin; pese a eso, los niveles de rechazo siguen siendo muy altos. Así que están las condiciones objetivas para que una oposición unida, que se organice aún no teniendo garantías pueda ganar esa elección.

¿Cómo ha visto el restablecimiento de relaciones entre Colombia y Venezuela?

Me parece bien la iniciativa del presidente Petro de empezar por un proceso de normalización de relaciones diplomáticas. La regularización de las relaciones es parte de lo que consideramos un proceso mayor, que es la reconstrucción de una hermandad entre Venezuela y Colombia. Estuvimos siete años sin relaciones diplomáticas, que son importantes porque son la única vía para garantizar los derechos humanos de la identificación; tenemos alrededor de cinco millones de colombovenezolanos que hoy no tienen garantizado ese derecho humano. Además, la regularización tiene que ser comercial, humana y social. Saludamos los esfuerzos iniciados por el nuevo gobierno colombiano en ese sentido. Es muy importante el acento que el gobierno colombiano pone con relación al tema de las mafias, que son enemigos del proceso porque son los que se benefician de la situación.

En relación con los anuncios tras la reunión entre Petro y Maduro, sobre todo acerca de la “reconciliación” con el sistema interamericano de derechos humanos: ¿qué tanto cree usted que se puede confiar en esos anuncios?

Razones para desconfiar hay, pero no son suficientes razones para no intentarlo. Se debe intentar con prudencia y realismo y sobre todo gradualmente, porque como digo son realidades que están enquistadas. Yo recomendaría tanto al presidente Petro como a los actores escépticos tanto en Colombia como en Venezuela que sigan intentando y que se vayan con cautela, gradualmente. Que en función de los avances que se puedan verificar, tomar una posición u otra.

Hay quienes creen que el tema migratorio se ha desdibujado en el gobierno Petro, que no se habló de eso, o por lo menos no lo suficiente, en la reunión, y critican incluso que funcionarios hablen de un retorno masivo de venezolanos a Venezuela. Como venezolano, ¿cómo ve que se está abordando binacionalmente este asunto de la migración?

Como venezolano, no solo yo, sino que no hay nadie que no tenga un familiar, un conocido cercano, que no haya migrado. Percibo que es una percepción, no tengo datos que la constaten, de que el proceso ya no tiene la misma fuerza que tuvo en años anteriores, pero está muy lejos de detenerse. Siguen migrando muchos venezolanos fuera del país, porque la mejoría es muy leve. Venezuela está muy lejos de arreglarse.

Hemos visto que Venezuela ha empezado a salir un poco del aislamiento en el que estaba, por ejemplo, con gestos tan simples como el saludo de Maduro con el presidente Macron; también con esos visos de flexibilización de sanciones de Estados Unidos… ¿Cree que Venezuela esté volviendo a tener cierta relevancia en el panorama internacional?

Honestamente yo no creo que Venezuela esté empezando a tener relevancia en el panorama internacional, por lo contrario que la hemos ido perdiendo, entre otras cosas porque hay cierto hastío de parte de la comunidad internacional con relación a nuestro proceso porque no termina de dar resultados. Macron y el liderazgo internacional ya asumió que el presidente es Maduro, nos guste o no. Es quien ejerce el poder y no se puede dejar de reconocer eso.

¿En qué estado se encuentra la figura de Juan Guaidó?

Juan Guaidó, el político, sigue siendo un actor de alguna relevancia en Venezuela. Ahora, Juan Guaidó, presidente interino, que como sabemos fue una ficción política y jurídica, hoy no tiene ninguna relevancia.

¿Qué les diría a quienes sostienen que esa “ficción” es lo que dicta la Constitución?

Me refiero a que es una ficción política porque el poder nunca estuvo en manos de Guaidó. Lo que define al poder es la capacidad de obediencia, de hacer que los demás obedezcan, y eso tiene que ver mucho con la posibilidad del uso o de la amenaza del uso de la fuerza y de cobrar impuestos, y eso nunca lo tuvo Juan Guaidó, ni el gobierno interino. Por eso hablo de una ficción política más que jurídica. Se trató de utilizar una figura establecida en nuestra Constitución para crear una figura política que no logró el objetivo.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.