Publicidad
7 Jun 2022 - 3:37 p. m.

Cumbre de las Américas: ¿quiénes van y quiénes no?

Presidentes como el de México y la de Honduras declinaron la invitación en rechazo a la marginación de otros países latinoamericanos. Iván Duque, Jair Bolsonaro y Guillermo Lasso, entre los confirmados.
Laurentino Cortizo, presidente de Panamá, llega a Los Ángeles para la Cumbre de las Américas.
Laurentino Cortizo, presidente de Panamá, llega a Los Ángeles para la Cumbre de las Américas.
Foto: EFE - ETIENNE LAURENT

La Cumbre de las Américas se prepara para levantar el telón este miércoles, con el acto oficial de inauguración, encabezado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Los Ángeles. Esta es la segunda vez que el país norteamericano es anfitrión del encuentro regional, inaugurado en Miami, Florida, en 1994.

El contenido del evento, no obstante, ha sido opacado por la controversia alrededor de la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua, cuyos gobiernos son vistos por Estados Unidos como ilegítimos y antidemocráticos. Washington confirmó oficialmente este lunes que esos tres países no fueron ni serán invitados.

En señal de rechazo a esta marginación, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que no asistirá a la cumbre. “No voy a la cumbre porque no se invita a todos los países de América y yo creo en la necesidad de cambiar la política que se ha venido imponiendo desde hace siglos, la exclusión”, informó el mandatario en su habitual conferencia matutina, el lunes.

Este martes, además, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, le pidió al presidente de Argentina, Alberto Fernández, que convoque una reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que lidera actualmente, y que se invite al presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Esto, con el fin de discutir temas prioritarios entre “los 33 países de América Latina y el Caribe”.

Recomendamos: Nicolás Maduro pidió a Argentina convocar a reunión de la Celac e invitar a Biden

Estados Unidos, por su parte, ha respondido que los países no invitado no respetan la Carta Democrática de las Américas, pero, además, que todos los países tienen representación de la sociedad civil, el sector privado, entre otros.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, y Luis Arce, de Bolivia, adhirieron a la posición de López Obrador, por lo que tampoco irán a la cita regional.

Entre los que ya arribaron está Laurentino Cortizo, presidente de Panamá. Por otro lado, pese a haber calificado como un “error” la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela, Gabriel Boric, presidente de Chile, aterrizó anoche en Los Ángeles. Boric, por cierto, se reunió el lunes con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, antes de que ambos viajaran a la cumbre, y se comprometieron a trabajar conjuntamente por la igualdad de género, el medioambiente, los derechos humanos y el crecimiento económico “inclusivo”.

Entre los que han confirmado su asistencia están Fernández, de Argentina; Guillermo Lasso, de Ecuador; Jair Bolsonaro, de Brasil; e Iván Duque, el presidente de Colombia, quien llegará a Estados Unidos en la noche de este martes. A él, se unirá la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez. “Durante cuatro días, sostendrá más de 30 encuentros con altos funcionarios de la región, representantes de organizaciones internacionales, de la sociedad civil y de las juventudes, al igual que empresarios e inversionistas”, informó la Cancillería.

Entre los principales temas que serán abordados por la funcionaria durante sus encuentros e intervenciones, están asuntos como la reactivación económica en la pospandemia, la migración, la transformación digital, la transición energética, el cambio climático, el fomento de la inversión, la salud, la seguridad alimentaria y el empoderamiento de las mujeres en el hemisferio, agregó la entidad.

Sugerimos: ¿La hora del pacto migratorio? La presión está sobre Biden en su cumbre

Uno de los ausentes, pero por otras razones, es el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, quien había confirmado su presencia, pero canceló tras dar covid-19 positivo esta semana.

Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, ya había anunciado su ausencia luego de que la Casa Blanca criticara la reelección de la fiscal general de ese país.

¿Por qué importan las cumbres?

Según Detlef Nolte, politólogo e investigador asociado del German Institute of Global and Area Studies, “originalmente, se suponía que (las Cumbres de las Américas) debían apoyar el proceso de creación de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y más tarde se sumaron el fortalecimiento y la consolidación de la democracia en la región. Sin embargo, el ALCA murió hace mucho tiempo y cada vez menos gobiernos en la región parecen interesados en defender la democracia”. Así lo escribió para el medio Latinoamérica 21.

El autor se cuestionó, entonces, si valía “la pena que tres regímenes desgastados y dictatoriales sean el centro de una cuestión de principios. Poco se habla del contenido de la cumbre”.

Para Danny Ramírez, politólogo y catedrático de la Universidad del Rosario, las cumbres son “procesos a donde los países asisten para generar consensos frente a políticas y temas comunes, como las agendas ambientales, seguridad regional, entre otros”.

Según el experto en derecho internacional Enrique Prieto, también de la Universidad del Rosario, la importancia de un espacio como este en medio de la crisis desatada por la pandemia. “Cobra una importancia mayor porque se debatirán temas económicos pospandemia, como la inflación”. En otras palabras, es un punto de encuentro en donde es posible “medirles el aceite” a potencias como Estados Unidos y Canadá respecto a “cuál será la aproximación económica (en medio de la crisis), si nos toca buscar formas alternativas con otros países con miras a recuperar la economía pospandemia y hacer frente a la inflación”.

Sin mencionar la posibilidad de llegar a consensos sobre el principal problema geopolítico para Occidente en este momento: la guerra en Ucrania. En cuestiones más locales, Prieto resalta que habría sido una buena oportunidad para llegar a establecer canales de comunicación entre Colombia y Venezuela. En todo caso, el encuentro regional se alista para su inauguración, en tanto que muchos, como Ramírez, están seguros de que lo que los no invitados tengan por decir probablemente atraerá más atención que las discusiones propias del evento. Esto, sin duda, terminaría por debilitar la ocasión.

👀🌎📄 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.