21 Sep 2021 - 11:47 a. m.

Partido de Justin Trudeau ganó las elecciones en Canadá, pero sin mayoría absoluta

Trudeau convocó a mediados de agosto estas elecciones anticipadas para intentar recuperar la mayoría que había perdido dos años antes. Sin embargo, su partido ganó al menos 157 escaños, menos de los 170 necesarios para una mayoría parlamentaria.

Redacción Mundo y Afp

El jefe del gobierno convocó a mediados de agosto estas elecciones anticipadas para intentar recuperar la mayoría que había perdido dos años antes.
El jefe del gobierno convocó a mediados de agosto estas elecciones anticipadas para intentar recuperar la mayoría que había perdido dos años antes.

Los liberales de Justin Trudeau obtuvieron una victoria en las elecciones parlamentarias de Canadá, un triunfo a medias para el primer ministro en funciones, que no logró recuperar la mayoría tras una campaña que le resultó más difícil de lo esperado. A las 2 a.m. (hora local), la agencia electoral de Canadá informó que el partido de Trudeau había ganado al menos 157 escaños (de un total de 338), menos de los 170 necesarios para una mayoría parlamentaria.

¿Ya está enterado de las últimas noticias en el mundo? Lo invitamos a ver las últimas noticias internacionales en El Espectador.

En segundo lugar se situaba el Partido Conservador (PC), con el 34,1 % de los votos y 122 diputados, seguido por el soberanista Bloque Quebequés (BQ) con el 8,1 % de las papeletas y 31 escaños, y el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD), con el 17,6 % de los votos y 26 escaños.

“El momento que enfrentamos requiere cambios importantes y su voto ha dado al Parlamento una dirección clara”, declaró Trudeau, de 49 años, rodeado de sus hijos y su esposa, Sophie Grégoire. El jefe del gobierno convocó a mediados de agosto estas elecciones anticipadas, solo dos años después de los anteriores comicios, para intentar recuperar la mayoría que había perdido. Con este resultado, Trudeau, una vez más, tendrá que conciliar con los otros partidos.

Pero tras un inicio bastante favorable y unas encuestas alentadoras, Trudeau se encontró con una campaña especialmente complicada. El desgaste del poder se notó y la “Trudeaumanía” de su primera elección en 2015 parecía lejana. En el terreno, tuvo que enfrentarse a multitudes de manifestantes furiosos por las medidas sanitarias frente a la pandemia. Uno de ellos incluso le arrojó piedras.

Le puede interesar: Canadá: las elecciones que no debieron ser

“No estoy contento con esta votación, Justin había dicho que no convocaría elecciones durante el covid y finalmente, tan pronto como creyó que era el momento adecuado para tener la mayoría, las convocó”, expresó iracundo un elector, Douglas O’Hara, en la entrada de su colegio electoral en Montreal. Pero otros votantes destacaron la forma como Trudeau manejó la crisis de salud y lo. felicitaron porque el país tiene una de las tasas de vacunación más altas del mundo.

Durante la campaña, los contendientes se enfrentaron en temas como el cambio climático, la reconciliación indígena, la vivienda asequible, las inoculaciones obligatorias contra el covid-19 y los pasaportes de vacunación. En esos 36 días de intensa campaña, Trudeau afirmó que el regreso de los conservadores sería sinónimo de un paso atrás, especialmente en el tema climático.

Le puede interesar: Justin Trudeau: ¿por qué le lanzaron piedras al primer ministro de Canadá?

“Orgulloso de votar hoy, asegúrate de hacer lo mismo”, dijo el principal adversario de Trudeau, el conservador moderado Erin O’Toole, en Twitter, donde publicó una foto frente a la urna electoral con su esposa. O’Toole había prometido a los canadienses que él sería la encarnación de la renovación e hizo una firme campaña de centro.

“Hace cinco semanas, Trudeau pidió una mayoría y dijo que era imposible trabajar con la minoría legislativa. Los canadienses no se la han dado. De hecho, lo han mandado a otra minoría con un costo de 600 millones de dólares y con el país más dividido que nunca”, dijo O’Toole. Si bien los conservadores de la oposición encabezaron el voto popular nacional, el resultado marcó una derrota para O’Toole. La última vez que el partido Consevador ganó unas elecciones generales fue en 2011.

Comparte: