7 Aug 2018 - 5:42 p. m.

"El proceso de paz no fue perfecto, puede mejorarse": embajadora de EE. UU. en la ONU

Nikki Haley, embajadora ante la ONU y quien encabeza la delegación de Washington en la posesión de Iván Duque, aseguró que transmitirle al nuevo Presidente la preocupación por el aumento de cultivos ilícitos "no es un advertencia" porque "Colombia es un socio".

-Redacción Internacional

Nikki Haley, embajadora ante la ONU y enviada del presidente de EE. UU. a la posesión de Iván Duque.  / AFP
Nikki Haley, embajadora ante la ONU y enviada del presidente de EE. UU. a la posesión de Iván Duque. / AFP

La embajadora de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) Nikki Haley, quien encabeza la delegación del gobierno de Donald Trump que asistirá a la ceremonia de posesión de Iván Duque, aseguró que cree que el presidente electo de Colombia será "muy enérgico" en la lucha contra el narcotráfico y el crecimiento de los cultivos ilícitos, un tema que ha generado fricciones entre los dos países en los últimos años.

"Va a ser muy enérgico y eso es una actitud a la que EE.UU. da la bienvenida porque estamos muy preocupados; el presidente (Donald) Trump está muy preocupado con el crecimiento de la producción de coca en los últimos años", dijo Haley en una reunión con periodistas.

La diplomática aseguró que se reunió con algunos presidentes latinoamericanos que llegaron a Bogotá para asistir a la investidura de Duque, también prever reunirse este miércoles con venezolanos que han salido del país y quiere visitar instalaciones para migrantes en Cúcuta. Sobre la situación de Venezuela, Haley dijo que Estados Unidos "buscará coordinar con todos los países d ela región para ejercer presión sobre el régimen de Maduro". 

"Venezuela es muy importante para nosotros. Estamos realmente desesperados por la situación de ellos y lo que esto implica para la región. Porque en realidad son muchos los países que enfrentan nuevos desafíos que surgen desde Venezuela. Es triste saber que Venezuela está proyectada a superar la cifra de un millón por ciento de inflación, que el adulto promedio ha perdido 24 libras de peso y que el 90% de la gente no sabe de donde vendrá su próximo alimento. No nos podemos hacer los de la vista gorda mientras eso sucede y esto lo dejó muy claro el presidente Duque, que promete liderar en la resolución de este problema. Él comprende que no se trata de un liderazgo puntual hacia Venezuela si no hacia toda la región, y eso es lo que esperamos de él. Es mas fácil para él hablar con los países hermanos y unirlos todos en torno al agresivo liderazgo necesario para hacerle entender al presidente Maduro que esto es inaceptable", dijo.

Ver más: Las agendas de los invitados internacionales a la posesión de Duque 

Haley contó que durante su reunión con Duque dialogó bastante sobre la lucha contra el narcotráfico que dice es "no sólo una cuestión de salud, sino también de seguridad". Explicó que Duque le habló de los desafíos que se han presentado en la erradicación de cultivos ilícitos y le explicó algunos de los planes que tiene para luchar contra este flagelo. "El presidente electo tiene múltiples ideas acerca de cómo afrontar el problema en las zonas rurales, donde tiene especial interés en impulsar el desarrollo y no sólo la erradicación porque necesita ambos al mismo tiempo", dijo Haley.

La embajadora contó que Duque les solicitó continuidad en el apoyo político y financiero. "También colaboración en inteligencia. Creo que siempre hemos sido aliados de Colombia y tengo la certeza que eso solo mejorará. No hablamos de descertificación, pero sí hice énfasis en la importancia de la lucha de las drogas y le mencione lo importante que es para el presidente Trump ver resultados pronto". 

No es una advertencia

"EE.UU. estará completamente para apoyarle", aseguró la embajadora, quien consideró que superar el problema del narcotráfico no sólo es algo que beneficie a Colombia o a Estados Unidos, "sino a toda la región".

La embajadora estadounidense en Naciones Unidas también explicó que el hecho de transmitirle a Duque la preocupación de EE.UU. acerca de la lucha contra el narcotráfico "no es una advertencia", porque "es un socio".

"Miro en Colombia a un socio, no hay que decirle qué hacer, hay que transmitir nuestras preocupaciones, pero nuestras preocupaciones son sus preocupaciones. Esto fue más una forma de decir 'dinos cómo ayudarte'", aseguró la embajadora.

"Es verdaderamente importante que el desarrollo vaya de la mano de la erradicaron. Hablando con el presidente Duque te das cuenta que le ha dedicado mucho tiempo al tema y que quiere resultados de inmediato. Entiende que no será fácil y que habrán obstáculos. Nuestro gobierno lo apoyara absolutamente en este proceso porque este no es un asunto nada mas de EE.UU y Colombia, si no de la región entera", dijo Haley. 

Ver más: EE. UU. advierte a Colombia sobre cultivos ilícitos

El proceso fue histórico, no fue perfecto

Sobre el proceso de paz, comentó que también ha percibido en Duque "una visión muy enérgica" acerca de cómo lidiar con ese proceso. Según dijo, el proceso de paz con la guerrilla de las FARC fue "histórico, no fue perfecto" y ahora debe ser abordado "para mejorarlo".  "Duque entiende que el proceso de paz es un hecho histórico, pero que no es perfecto y que ahora necesita unos retoques. Él continuara trabajando para perfeccionarlo", aseguró Haley.

Al ser preguntada por los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Haley hizo hincapié en que EE.UU. "apoyará totalmente" a Duque y reiteró que "ningún proceso de paz es perfecto". Por eso, considera que cualquier proceso es necesario iniciarlo "y luego seguir mejorándolo", lo que considera que "el presidente Duque quiere hacer".

"Le dijimos que Colombia lo viene haciendo muy bien como país, y que es importuno que justo en este momento tengan que lidiar con la crisis migratoria de Venezolanos. Con el gran crecimiento que han mostrado recientemente no está bien que tengan ahora el desafío adicional de lidiar con un millón de inmigrantes entrando y saliendo", señaló la Embajadora estadounidense ante la ONU. 

Sobre el llamado a indagatoria al expresidente Álvaro Uribe, Haley dijo que "EE. UU. no se quiere involucrar en este asunto. Uribe hizo cosas buenas, Duque trabaja de cerca con él y nuestro objetivo es enfocarnos en el proceso de paz y la estabilidad de la región". 

Ver más: El balance del gobierno Santos con Estados Unidos 

La embajadora ratificó la "confianza plena que Estados Unidos tiene en Duque. 

Sobre la creciente presencia de China y Rusia en la región, Halley confesó que EE. UU. estaba preocupado.

La embajadora insistió en que estarán en cada uno de los países amigos para apoyarlos. "Ya hemos visto esto en África, ayudan en temas de infraestructura, pero es importante saber que esa infraestructura viene con un costo. Primero les ayudan y luego los presionan para que voten a favor de sus intereses en Naciones Unidas", dijo Haley. 

 

Síguenos en Google Noticias