Publicidad
23 Oct 2020 - 3:04 p. m.

Estados Unidos sanciona a entidades iraníes por injerencia en elecciones

Elevando la presión luego que los servicios de inteligencia de Estados Unidos apuntaron a Irán y Rusia, el departamento del Tesoro acusó a grupos iraníes de diseminar desinformación sobre las elecciones.
El presidente Donald Trump, saluda a sus seguidores en la Casa Blanca.
El presidente Donald Trump, saluda a sus seguidores en la Casa Blanca.
Foto: AFP - Agencia AFP

Washington impuso el jueves nuevas sanciones contra cinco entidades iraníes por sus “descarados intentos” de interferir en las elecciones estadounidenses del 3 de noviembre. Las nuevas sanciones recayeron sobre los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Teherán, así como otras entidades que incluyen medios de comunicación.

Esos grupos han trabajado para “sembrar discordia entre la población votante al difundir desinformación en línea y ejecutar operaciones de influencia maligna con el objetivo de confundir a los votantes estadounidenses”, dijo el Tesoro en un comunicado. “Entidades del gobierno iraní, disfrazadas de medios, apuntaron a Estados Unidos con el objetivo de minar el proceso democrático”, añadió.

Ver más: El plan de Estados Unidos para evitar la injerencia extranjera en elecciones de 2020

El Tesoro no explica claramente el vínculo entre estas sanciones y las acusaciones formuladas el miércoles en la noche por el director de Inteligencia estadounidense, John Ratcliffe.

Este último señaló a Irán de haber obtenido datos de electores estadounidenses y enviado correos “diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente [Donald] Trump”, quien busca su reelección el 3 de noviembre.

“El régimen iraní utiliza narrativas falsas y otros contenidos engañosos para tratar de influir en las elecciones estadounidenses”, aseguró este jueves, sin más precisiones, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien prometió “combatir los esfuerzos de todo actor extranjero que amenace el proceso electoral”.

“Invenciones”

Las entidades objetivo son los Guardianes de la Revolución y su unidad de élite para las operaciones exteriores, la Fuerza Qods, ambas ya sancionadas en varias ocasiones por Washington.

En esta ocasión, también sanciona al Bayan Rasaneh Gostar Institute, presentado como la herramienta de propaganda de los Guardianes de la Revolución, así como la Unión Iraní de Radios y Televisoras Islámicas y la Unión Internacional de Medios Virtuales. “El personal de Bayan Gostar previó influenciar la elección explotando cuestiones sociales en Estados Unidos, incluyendo la pandemia de covid-19, y denigrar a personalidades políticas estadounidenses”, afirmó el Tesoro.

Las autoridades iraníes rechazaron, de su lado, lo que calificaron de invenciones. Irán convocó al embajador de Suiza, que representa los intereses diplomáticos estadounidenses en Teherán, al negar las “fraguadas y burdas” acusaciones.

Las autoridades estadounidenses “hicieron una acusación infundada al acercarse las elecciones de su país para justificar su antidemocrático y predefinido escenario para desviar la culpa”, dijo el portavoz de la cancillería iraní. Por otro lado, Estados Unidos impuso el jueves sanciones al embajador de Irán en Bagdad, Iraj Masjedi, acusado de “intentar desestabilizar Irak” como general de los Guardianes de la Revolución. Según el gobierno estadounidense, el diplomático era un “asesor cercano” de Qassem Soleimani, el jefe de la Fuerza Qods.

Síguenos en Google Noticias