18 May 2020 - 10:08 p. m.

La hidroxicloroquina y sus peligros: el medicamento que Trump usa “para prevenir el COVID-19”

El presidente estadounidense aseguró este lunes que desde hace unas semanas toma Hidroxicloroquina para prevenir el coronavirus, pero los expertos, como los de la FDA, advierten que este es un tratamiento no comprobado y que no debería usarse por fuera de un entorno hospitalario.

redacción internacional

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, revela que está tomando profilaxis con hidroxicloroquina contra COVID-19 mientras participa en una mesa redonda con ejecutivos de restaurantes y líderes de la industria en el comedor estatal, en el Casa Blanca, Washington, DC, EE. UU. / EFE
El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, revela que está tomando profilaxis con hidroxicloroquina contra COVID-19 mientras participa en una mesa redonda con ejecutivos de restaurantes y líderes de la industria en el comedor estatal, en el Casa Blanca, Washington, DC, EE. UU. / EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, quien hace unas semanas sugirió inyectarse desinfectante para tratar el COVID-19, reapareció este lunes con otro discutible tratamiento para prevenir el mencionado virus: ingerir hidroxicloroquina, un fármaco que se usa habitualmente para tratar complicaciones del lupus y la malaria y que, según expertos, si no se suministra adecuadamente podría resultar letal. No es la primera vez que el mandatario menciona la hidroxicloroquina  pues lleva tiempo haciéndole promoción. Sin embargo, hasta ahora declaró que ha comenzado a tomarla.

“Lo estoy tomando. Han salido muchas cosas buenas. Te sorprendería la cantidad de personas que lo toman, especialmente trabajadores de primera línea. Antes de que lo atrapes (el virus). Los trabajadores de primera línea, muchos, muchos lo están tomando Hace un par de semanas comencé a tomarlo. Porque creo que es bueno. He escuchado muchas buenas historias”, confesó el mandatario.

Pero el presidente obvió los detalles detrás de este fármaco en su declaración. Primero, no se ha demostrado que la hidroxicloroquina tenga efectos para prevenir la infección por coronavirus. Todavía permanece en tratamientos probatorios y estudios sobre sus utilidades frente al COVID-19. Dos estudios observacionales recientes sugieren que el medicamento tiene poco impacto en el tratamiento de la enfermedad y sugirieron que no reduce significativamente las complicaciones respiratorias o la muerte. Un estudio en Brasil se detuvo por razones de seguridad, pues los pacientes que tomaron el fármaco desarrollaron arritmia, e incluso unos murieron. Le puede interesar: Invima asegura que aún no se prueba efectividad de hidroxicloroquina

Segundo, es un fármaco que puede dar problemas en el ritmo cardiaco. Otro estudio publicado en el consorcio de publicaciones dependiente de la Asociación Médica Americana, conocido como JAMA Network, encontró que, además de no ayudar significativamente, ponía a los pacientes de coronavirus en riesgo de paro cardíaco.

La Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), advirtió que usar el fármaco fuera de un entorno hospitalario es muy peligroso debido al riesgo de problemas cardiacos graves que puede producir, por lo que podría ser mortal.

“La FDA conoce los informes de problemas graves del ritmo cardíaco en pacientes con COVID-19 tratados con hidroxicloroquina o cloroquina, a menudo en combinación con azitromicina y otros medicamentos que prolongan el QT. También somos conscientes de un mayor uso de estos medicamentos a través de recetas ambulatorias. Por lo tanto, nos gustaría recordar a los profesionales de la salud y a los pacientes los riesgos conocidos asociados con la hidroxicloroquina y la cloroquina”, señala la agencia en su página.

“La hidroxicloroquina y la cloroquina no han demostrado ser seguras y efectivas para tratar o prevenir COVID-19. Se están estudiando en ensayos clínicos para COVID-19, y autorizamos su uso temporal durante la pandemia de COVID-19 para el tratamiento del virus en pacientes hospitalizados cuando los ensayos clínicos no están disponibles, o la participación no es factible, a través de una Autorización de Uso de Emergencia (EUA)”, recalca.

La declaración de Trump es preocupante, pues muchos estadounidenses podrían seguir su consejo y buscar hidroxicloroquina, que está disponible como medicamento genérico, sin ser conscientes de los efectos secundarios que esto pueda tener. Cuando el mandatario insinuó que ingerir desinfectante podría ayudar a la lucha contra el virus, docenas de estadounidenses lo siguieron, poniendo en riesgo su salud. A lo largo y ancho del país, los centros hospitalarios recibieron llamadas de urgencia de personas que habían ingerido desinfectante creyendo que los iba a ayudar a no contraer el COVID-19, y que terminaron siendo atendidas por intoxicación. Vea también: Estadounidenses intoxicados por ingerir desinfectantes 

A pesar de que continuamente el presidente Trump ha hecho declaraciones sobre “tratamientos para enfrentar el virus”, todavía continúa sin seguir las conductas regulares que recomiendan los expertos en salud en todo el mundo, como el uso de tapabocas y mantener una distancia de prudencia de más de un metro con el resto de sus funcionarios, a pesar de que un número considerable de sus allegados ha reportado tener el virus. Finalmente, la FDA ha advertido que usar este fármaco no alivia el COVID-19, todo se encuentra bajo estudio. Tomarlo en casa solo podría conducir a una tragedia.

Síguenos en Google Noticias