Publicidad
4 Feb 2021 - 1:06 a. m.

Las conversaciones secretas sobre Venezuela, ¿quién y qué se negocia?

Desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca varios actores de la crisis venezolana empezaron a mover sus fichas, de acuerdo con una publicación del diario ABC de España.

Redacción Internacional y Afp

De acuerdo con el medio español, desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca varios actores de la crisis venezolana empezaron a mover sus fichas, a tal punto que se habla de una negociación / Efe
De acuerdo con el medio español, desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca varios actores de la crisis venezolana empezaron a mover sus fichas, a tal punto que se habla de una negociación / Efe
Foto: EFE - ----

El diario ABC de España publicó este martes un artículo en el que menciona que Nicolás Maduro “ofrecerá elecciones regionales libres a cambio de seguir hasta 2025″. De acuerdo con el medio, desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca varios actores de la crisis venezolana empezaron a mover sus fichas a tal punto que se habla de una negociación.

¿Quién y qué se negocia?

Además de lo mencionado sobre las elecciones regionales, el diario explicó que “Chavismo y oposición, como protagonistas principales. Y Estados Unidos y la Unión Europea (UE), como mediadores, se han lanzado desde hace varios meses a una intensa y muy discreta ronda de conversaciones preliminares que desemboquen en una negociación más o menos directa”. Henrique Capriles emerge ahora, junto con Guaidó, como uno de los hombres clave por la Administración Biden y la UE para llevar adelante una negociación entre chavismo y oposición, según ABC.

Le puede interesar: Grupo de Contacto para Venezuela pide reiniciar diálogos con Nicolás Maduro

El medio español agregó que una delegación noruega viajó a Caracas para “sondear la situación sobre el terreno y se reunió el mismo día con el interlocutor oficial de Europa y presidente interino, Juan Guaidó”, se lee en la publicación.

¿Estados Unidos dispuesto a negociar?

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden dijo este miércoles que no prevé contactos directos con el mandatario venezolano Nicolás Maduro, quien ha pedido una mejora de las relaciones tras la tensión con la Casa Blanca de Donald Trump. “Ciertamente no esperamos ningún contacto con Maduro en el corto plazo”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, llamándolo “dictador”.

Le puede interesar: Colombia y Venezuela, dos temas calientes en la agenda de Biden

Price dijo que Biden y la vicepresidenta Kamala Harris continuarán con la política de Trump de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en su calidad de jefe de la Asamblea Nacional democráticamente electa en 2015. “Maduro es un dictador. Su represión, corrupción y mala gestión han generado una de las crisis humanitarias más espantosas que ha visto este hemisferio”, dijo.

“En cuanto a cómo vamos a hacer eso, ciertamente no espero que esta administración dialogue directamente con Maduro”, apuntó. Dijo que la diplomacia estadounidense se enfocará en trabajar con sus aliados en la región y en Europa -así como a través de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y el Grupo de Lima, un bloque de países latinoamericanos y Canadá que promueve una transición pacífica en Venezuela-, “y no directamente con el régimen”.

¿División en la oposición?

El excandidato presidencial Henrique Capriles dijo el 25 de enero que la oposición debe reevaluar su estrategia y sentarse en una mesa de negociaciones con el chavismo en el poder para buscar una solución a la crisis política de Venezuela. “El mundo libre (...) insta a una solución política negociada. Yo sí creo que hay que construir ese proceso de negociación”, dijo Capriles, quien enfrentó a Hugo Chávez en las elecciones de 2012 y un año después, tras la muerte del entonces presidente, a Nicolás Maduro.

Le puede interesar: Has nacido en Venezuela, perdóname

“Del lado del chavismo sí hay gente que quisiera la negociación”, añadió en un encuentro con corresponsales extranjeros en Caracas. “El año pasado hubo un primer esfuerzo, no llegó hasta el final”.

Cumplidos dos años desde que Juan Guaidó se proclamó presidente encargado de Venezuela con apoyo internacional, la oposición venezolana atraviesa una de sus más duras crisis en dos décadas enfrentando al chavismo: dividida y sin poder de convocatoria. Maduro mantiene control territorial e institucional, apoyado por las fuerzas armadas.

“La estrategia tiene que cambiar”, sentenció Capriles. “Si no tenemos una estrategia sobre la base de la realidad, nuestra estrategia nunca va a poder avanzar”, siguió el dirigente, y agregó que es posible “reunificar la oposición”.

Capriles propone una “negociación con dos brazos”: el humanitario, enfocado en controlar la pandemia de covid-19, que según cuestionadas cifras oficiales ha dejado casi 1.200 muertos en el país caribeño; y el político, concentrado en nombrar una nueva autoridad electoral y establecer un cronograma que incluya comicios presidenciales.

Guaidó ha rechazado restablecer negociaciones con Maduro y plantea mantener presión con sanciones internacionales como las fijadas por Estados Unidos contra Venezuela. No obstante, con una popularidad erosionada, el eco de sus convocatorias a protestas ha sido mínimo en los últimos meses.

Con información de Afp*

Síguenos en Google Noticias