4 Mar 2020 - 11:06 a. m.

Las sorpresas que dejó el supermartes demócrata en Estados Unidos

El exvicepresidente estadounidense Joe Biden salió fortalecido de la jornada al conseguir la victoria en nueve de los catorce estados que estaban en juego. El senador Bernie Sanders se perfila como el ganador en California, un triunfo importante que se suma ya anotado en Vermont, Victoria y Colorado.

AGENCIAS

Las sorpresas que dejó el supermartes demócrata en Estados Unidos

Las elecciones primarias demócratas para decidir quién será el rival de Donald Trump en noviembre se aceleró tras las sorpresas que dejó la jornada más importante has ta ahora: el supermartes, en el que 14 estados acudían a las urnas. De acuerdo con los primeros resultados, el gran ganador de la jornada fue Joseph Biden, el exvicepresidente de Barack Obama, quien luego de terribles resultados en las tres primeras primarias se anotó importantes triunfos en esta megajornada electoral que reparte más de un tercio de los delegados para elegir al candidato demócrata.

Biden extendió este martes su dominio en el sur del país al ganar las primarias en Oklahoma, Tennessee, Alabama, Virginia, Arkansas, y Carolina del Norte; mientras que el senador Bernie Sanders sumó una victoria en Colorado al triunfo que ya se había anotado en Vermont. El estado de California, el principal botín de la noche con 415 delegados en juego, parece que también se lo llevara Sanders, según las proyecciones de los principales medios de comunicación estadounidenses.

Ver más: ¿Todos contra Bernie Sanders? Los apoyos que sumó Joe Biden

Biden dejaba así claro su dominio en el sur del país, impulsado por un sólido respaldo entre los votantes afroamericanos que también le dieron la victoria el pasado sábado en Carolina del Sur. Los seis estados que ganó Biden reparten en total 393 delegados que votarán para elegir el candidato del partido en la convención demócrata -aunque no todos irán a parar al exvicepresidente-, mientras que de Colorado y Vermont dependen 83 representantes.

No obstante, la gran sorpresa de la noche se dio en los estados de Texas y Massachusetts, el segundo y quinto premio de la noche con 228 y 91 delegados en juego, respectivamente. El exvicepresidente estadounidense logró hacerse con ambos estados, que valga la aclaración no estaban en sus planes. Las proyecciones previas al super martes daban como ganador a Sanders en Texas y en Massachusetts a la senadora Elizabeth Warren, oriunda de ese estado.

Biden también consiguió hacerse con el norteño estado de Minesota, en el que se aseguró 75 delegados tras una votación muy ajustada con Sanders. Maine es, por ahora, otra de las grandes incógnita de la noche, pues el conteo aún no ha terminado. El exvicepresidente y Sanders se encuentran separados apenas por un punto porcentual.

Junto con Maine, el otro colegios electoral por cerrar es el de California, este último el gran premio de la noche, donde se espera que el recuento se extienda al menos hasta este miércoles. Las proyecciones actuales hablan de una contundente victoria de Bernie Sanders.

Este "supermartes" asigna 1.357 delegados a la convención demócrata de julio, un tercio del total. Se necesitan al menos 1.991 delegados para obtener la candidatura presidencial del partido.

El efecto Buttigieg

Biden llegó revitalizado a esta votación luego de ganar el sábado en Carolina del Sur con un importante margen, y tras haber sumado el lunes los apoyos de los exaspirantes Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Beto O'Rourke, consolidando el aval de los moderados del partido, que temen que Sanders esté demasiado a la izquierda para ganarle a Trump.

Ese impulso permitió que se impusiera en las primarias de Virginia, estado que aporta 99 delegados; Carolina del Norte (110) y Alabama (52), de acuerdo con las proyecciones de los medios.

"Estoy con vida, no me han enterrado. No estoy muerto. Estoy de vuelta", celebró Biden, que se lanzó a la carrera como favorito, pero que en las tres primeras internas tuvo resultados decepcionantes.

¿Qué pasó Sanders?

En tanto, Sanders -que busca conservar el liderato tras imponerse en New Hampshire y Nevada y terminar casi empatado en Iowa- ganó en el estado de Vermont, donde es senador, sumando 16 delegados. Para Sanders -que se describe como "socialista democrático"- la fórmula para derrotar a Trump es congregar "la mayor participación de votantes en la historia" del país.

Ver más: Primarias demócratas amañadas contra Sanders, dice Trump

Su campaña -que defiende ideas como la cobertura universal de salud y un alza del salario mínimo- capta buena parte del voto latino, tiene gran movilización y ha logrado una recaudación récord a base de contribuciones de particulares.

Biden defiende que la gente no busca "una revolución" y que lo que quieren son resultados. "Yo tengo el historial más largo de resultados positivos y la garantía de lograr hacer las cosas", defendió el veterano político de 77 años.

¿Y Bloomberg?

Bloomberg no dio signos de una retirada inminente y recordó a sus seguidores que en sus campañas para la alcaldía de Nueva York forjó una "coalición amplia" que unió a demócratas, independientes y republicanos moderados.

Trump, que suele burlarse de todos los candidatos demócratas, tuiteó el martes que "Mini Mike" nunca podrá recuperarse de su "incompetencia" en los debates.

En declaraciones a periodistas, insistió en que el poder establecido del Partido Demócrata “está tratando de robarle” la elección a Sanders”, de vuelta al ruedo tras tras perder con Hillary Clinton en 2016. “Mucho se va a saber esta noche”, dijo el presidente.

Síguenos en Google Noticias