Publicidad
9 Nov 2022 - 5:36 p. m.

No hubo “ola roja”, el Senado aún no se define y más de las elecciones de EE. UU.

Los resultados de las elecciones de medio término en Estados Unidos aún pueden tardar algunos días en conocerse de forma definitiva. Sin embargo, ya hay predicciones sobre posibles candidaturas para las presidenciales del 2024.
Una de las victorias más decisivas en las elecciones de medio término fue la de la estrella republicana en ascenso, Ron DeSantis, potencial candidato a la Casa Blanca en 2024. Sin embargo, es probable que él enfrente un duro desafío por parte de otro residente de Florida: Donald Trump.
Una de las victorias más decisivas en las elecciones de medio término fue la de la estrella republicana en ascenso, Ron DeSantis, potencial candidato a la Casa Blanca en 2024. Sin embargo, es probable que él enfrente un duro desafío por parte de otro residente de Florida: Donald Trump.
Foto: AFP - JOE RAEDLE

Las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos marcarán el panorama político para los próximos dos años. Con resultados aún pendientes en varias carreras clave, hay cinco cosas a tener en cuenta tras los comicios:

No hubo “ola roja” republicana

Tradicionalmente, el partido en la Casa Blanca ha perdido bancas en las elecciones de mitad de mandato, y con la popularidad de Joe Biden estancada por debajo del 40 % y los republicanos criticándolo por la inflación y el crimen, muchos habían pronosticado una paliza para los demócratas. En la Cámara de Representantes, los primeros resultados sugieren que los republicanos se encaminan a obtener la mayoría, pero solo por un puñado de escaños, muy lejos de sus predicciones.

Le sugerimos: Elecciones en EE. UU.: ¿por qué la “ola republicana” no arrasó?

El congresista republicano Kevin McCarthy, que aspira a ser el próximo presidente de la cámara baja, mostró optimismo la noche del martes, cuando avanzaba el conteo de votos: “Está claro que vamos a recuperar la Cámara”. Pero el influyente senador Lindsey Graham, uno de los principales aliados del expresidente Donald Trump, admitió a la cadena NBC que la elección “definitivamente no es una ola republicana, eso es seguro”. Dicho medio proyectó que los republicanos posiblemente ganarán 220 escaños, lo que les otorgaría solo una pequeña mayoría de dos curules.

El control del Senado aún no está definido

El control del Senado de 100 escaños, actualmente dividido 50-50 entre republicanos y demócratas, dependía el miércoles de cuatro carreras clave que aún están en el filo de la navaja. Los demócratas necesitan dos victorias más para mantener su dominio en la cámara alta, con la vicepresidenta Kamala Harris como voto de desempate, mientras que los republicanos necesitan tres para pasar a ser mayoría. En Arizona, Nevada y Wisconsin, el conteo de los votos para el Senado podría llevar días, y Georgia bien podría ir a una segunda vuelta programada para el 6 de diciembre.

Los demócratas esperaban quedarse con los escaños de los senadores republicanos que se jubilan en Carolina del Norte, Ohio y Pensilvania. Sin embargo, solo tuvieron éxito en este último, donde el vicegobernador, John Fetterman, quien sufrió un derrame cerebral durante la campaña, derrotó al médico estrella de la televisión Mehmet Oz, respaldado por Trump.

Florida, nuevo bastión republicano

Anteriormente considerado un estado “púrpura”, que podía votar tanto por los demócratas como por los republicanos, dependiendo de cada elección, Florida parece haberse inclinado permanentemente hacia el campo republicano, tras importantes victorias en la Cámara de Representantes.

Además, el gobernador del estado, Ron DeSantis, ganó la reelección con casi 20 puntos de ventaja sobre su rival demócrata, lo suficiente para alimentar sus ambiciones de competir por la Casa Blanca en el 2024. El condado de Miami-Dade, generalmente comprometido con la causa demócrata, votó mayoritariamente por DeSantis, un éxito atribuido por el diario Miami Herald a su desempeño con el electorado hispano.

Le puede interesar: Elecciones en Estados Unidos: Pensilvania, una derrota para los republicanos

Candidatos con miras a 2024

Una de las victorias más decisivas del martes fue la de la estrella republicana en ascenso, DeSantis, potencial candidato a la Casa Blanca en 2024. Sin embargo, es probable que él enfrente un duro desafío por parte de otro residente de Florida: Donald Trump, quien dijo que hará un anuncio “emocionante” el 15 de noviembre.

Del lado demócrata, la gobernadora Gretchen Whitmer ganó la reelección en Michigan, un estado clave para la carrera presidencial. Múltiples candidatos que se postularon en las primarias demócratas de 2020, incluido el ahora secretario de Transporte. Pete Buttigieg, y la senadora Amy Klobuchar, hicieron apariciones de campaña en contiendas importantes, lo que alimentó la especulación de que evalúan volver a postularse si Biden decide no hacerlo.

Diversidad creciente

La demócrata Maura Healey hizo historia como la primera gobernadora abiertamente lesbiana electa en Estados Unidos, tras ganar fácilmente la carrera en el estado de Massachusetts, en el noreste del país. En el vecino New Hampshire, James Roesener se convirtió en el primer hombre abiertamente transgénero elegido para una legislatura estatal, sumándose a varias mujeres trans que ya están en el cargo.

El estado de Maryland, vecino de la capital federal Washington D.C., eligió a su primer gobernador negro, Wes Moore, cuyo creciente protagonismo hace pensar en una posible candidatura nacional. Y Maxwell Frost, de 25 años, fue elegido congresista por Florida, convirtiéndose en el primer miembro de la Generación Z (que reúne a los actuales adolescentes y jóvenes adultos) en llegar a la Cámara de Representantes estadounidense.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar