14 Jun 2018 - 11:36 p. m.

Otra polémica de Trump... ahora por un saludo a militar norcoreano

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a ser objeto de críticas por imágenes en las que hace un saludo militar a un general norcoreano mientras el líder Kim Jong Un los observa.

/AFP

Las críticas a Trump por su "complacencia" con Kim Jong-un no terminan.  / AFP
Las críticas a Trump por su "complacencia" con Kim Jong-un no terminan. / AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a ser objeto de críticas por imágenes en las que hace un saludo militar a un general norcoreano mientras el líder Kim Jong Un los observa.

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a ser objeto de críticas por imágenes en las que hace un saludo militar a un general norcoreano mientras el líder Kim Jong Un los observa.El incidente ocurrió durante la visita de Trump a Singapur para una cumbre con Kim esta semana, pero la estación de televisión estatal norcoreana hizo públicas las imágenes este jueves.

En las mismas se puede ver a Kim presentándole a Trump a este general. El primero extiende su mano para que se la estrechen, pero el general no lo hace y en cambio hace un saludo militar a Trump.

Ver más: Trump conoce a Kim Jong-un

Este episodio disparó las objeciones por parte de los críticos de Trump, quienes ya han dicho que el presidente lució demasiado complaciente hacia Kim y su régimen autocrático, que es acusado de importantes violaciones a los derechos humanos.

"Kim Jong un obtuvo concesiones sin hacer a cambio ningún compromiso específico. Es nauseabundo ver a Trump dar la espalda a nuestros aliados canadienses y luego alabar a Kim y saludar a sus generales", agregó.

Ver más: Las contradicciones tras la cumbre con Corea

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders afirmó que Trump solo fue educado: "Es cortesía elemental. Cuando un funcionario militar de otro país saluda... uno devuelve el saludo", dijo.

El expresidente Barack Obama desató las críticas de los republicanos cuando se inclinó ante el emperador japonés Akihito en 2009.

Los medios conservadores también lo atacaron cuando se inclinó ese mismo año ante el rey saudí Abdullah, y de nuevo fue objeto de críticas cuando realizó un saludo militar en 2014 con una taza de café en la mano

Comparte: