26 Aug 2021 - 3:01 a. m.

Pedro Castillo enfrenta primera prueba en el Congreso de Perú

Los ministros del presidente Pedro Castillo comparecerán este jueves ante el Congreso de Perú para pedir un voto de confianza, en la primera prueba del nuevo gobierno de izquierda tras un quinquenio de crisis políticas por choques entre los poderes Ejecutivo y Legislativo.
La primera prueba de fuego de Pedro Castillo será este jueves ante el Congreso que debatirá si aprueba su gabinete.
La primera prueba de fuego de Pedro Castillo será este jueves ante el Congreso que debatirá si aprueba su gabinete.

Las pugnas entre el gobierno de Pedro Castillo, que asumió la presidencia hace casi un mes, y la oposición de derecha, que controla el Congreso, ya le costaron el puesto al canciller Héctor Béjar. Los rivales de Castillo esperan que haga otros cambios en su gabinete de 19 miembros, pero el mandatario se niega.

La Constitución estipula que los ministros deben recibir un voto de confianza del Congreso en un plazo máximo de 30 días después de su nombramiento. Si el Parlamento se lo niega, Castillo deberá nombrar a otro primer ministro, en sustitución del ingeniero izquierdista Guido Bellido, y reorganizar el gabinete.

Le puede interesar: ¿Qué tan cerca está Castillo de la vacancia presidencial?

Las tensiones de la campaña electoral y las controversias por la formación del gabinete han afectado a la economía peruana, haciendo subir el dólar y caer la bolsa en un ambiente de incertidumbre.

La sesión del Congreso unicameral, que preside la opositora María del Carmen Alva, debe comenzar hacia las 09h00 locales con una exposición de Bellido. Luego los 130 parlamentarios pueden hacerle consultas a él y todos los ministros.

A continuación los legisladores iniciarán un debate antes de votar si otorgan o no el voto de confianza al gabinete, por lo que la sesión podría prolongarse por largas horas. No hay previsiones de cuál podría ser la decisión final.

Si el Parlamento le niega la confianza, Castillo deberá nombrar a otro primer ministro y reorganizar el gabinete. Dentro de un mes los nuevos ministros deberían comparecer ante el Congreso en busca otra vez del voto de confianza, lo que prolongaría la incertidumbre.

Le puede interesar: Pedro Castillo comenzó a gobernar con el pie izquierdo

Si los legisladores niegan dos veces el voto de confianza al gobierno, la Constitución faculta al presidente a disolver el Congreso y convocar a nuevos comicios parlamentarios.

Esto sucedió hace dos años, cuando el entonces presidente Martín Vizcarra disolvió el Congreso y llamó a nuevas elecciones en enero de 2020. Sin embargo, los nuevos legisladores lo destituyeron en un juicio político relámpago en noviembre de 2020, lo que condujo a Perú a tener tres presidentes en cinco días.

El economista independiente Jorge González Izquierdo dijo a la AFP que espera que este jueves el gobierno “le diga al Perú qué piensa hacer de nosotros en los próximos 12, 24 y 36 meses por lo menos”.

“Eso es fundamental si es que [Castillo] quiere reducir la incertidumbre” que afecta a la economía, indicó el economista y exministro de Trabajo.

¿Ya está enterado de las últimas noticias en el mundo? Lo invitamos a ver las últimas noticias internacionales en El Espectador.

El nuevo canciller

El presidente peruano Pedro Castillo juramentó este viernes como nuevo canciller a Oscar Maúrtua, un diplomático de carrera que ya ocupó el cargo en el gobierno de Alejandro Toledo, lo que indignó a políticos de izquierda.

Le puede interesar: ¿Por qué renunció el canciller de Perú?

Tras la juramentación, un fuerte apretón de manos se dieron el mandatario y el nuevo canciller, un abogado y diplomático de 74 años que no tiene lazos con los partidos de izquierda que llevaron a Castillo al poder.

Entre 1985 y 2002, Maúrtua fue embajador en Canadá, Bolivia, Tailandia, Vietnam, Laos y Ecuador. También fue representante de la OEA en México en 2007-2011.

Ingresó como empleado administrativo a la cancillería en 1965 y ascendió todos los peldaños hasta llegar a ministro, en los dos últimos años de Toledo (2001-2006).

Cuando se filtró en la prensa que Maúrtua sería el nuevo jefe de la diplomacia peruana, pocas horas antes de la juramentación, el legislador oficialista Guillermo Bermejo expresó su disconformidad.

“Espero sea una broma de mal gusto la novedad que será Oscar Maurtua el nuevo Canciller. Una persona alineada a la política injerencista de los EE. UU. no puede representar a un gobierno de izquierda”, tuiteó el legislador.

Comparte: