1 Jul 2021 - 3:41 p. m.

¿Qué se sabe de los colombianos víctimas de la caída del edificio en Miami?

Las seis personas colombianas desaparecidas pertenecían a dos grupos familiares diferentes. Estas son sus historias y las de otras víctimas.

Redacción Mundo

Internacional

El bloque de 55 apartamentos frente al mar, parte del complejo Champlain Towers South ubicado en Surfside, cerca de Miami, se derrumbó la madrugada del pasado jueves, llevándose la vida de un número desconocido de personas que involucra al menos a seis colombianos y varios latinoamericanos. El hecho ya es considerado como uno de los peores desastres urbanos en la historia de Estados Unidos. Poco a poco se comienzan a conocer las historias de las personas que residían o estaban de paso en el edificio por esos días. A continuación algunas de ellas.

El colombiano Sergio Barth, por ejemplo, es familiar de tres a de los seis colombianos que desaparecieron en el derrumbe. Allí se encontraba su hermano, Lusi Fernando, su esposa Catalina Gómez, y su hija, Valeria Barth, quienes habían llegado hacía unas semanas para vacunarse contra el Covid-19. En conversación con Telemundo aseguró: Quedó la sala, se ve absolutamente todo y la habitación fue lo que colapsó. Mucha tristeza, mucho dolor por haber sido algo que pasó de repente, por saber que ese jueves venía a mi casa para terminar las vacaciones conmigo y mi mamá que llegó de Colombia.

Luego, agregó: “Estoy haciendo el duelo que cada uno necesita para dejarlos que sigan su camino al cielo. Ha sido lento el proceso, comunicaciones muy cortadas, todo es muy hermético, llevamos varios días y hasta ahora solo hay 11 cuerpos rescatados. Yo no los culpo, están arriesgando sus vidas y dando lo mejor de sí, pero las autoridades muy poco. Solo he e recibido una llamada del departamento de Policía para verificar datos. Me impresiona la fortaleza de mi madre, ella me pidió ir a la zona, había gente gritando los nombres de sus fmailiares, había escena desgarradoras”.

Puede leer: Las pistas ignoradas antes del derrumbe del Champlain Towers en Florida

Las otras tres personas colombianas desaparecidas son Theresa Velásquez, quien había llegado a Miami la noche anterior al derrumbe para visitar a su mamá y a su papá, Ángela y Julio Velásquez, quienes residían en el tercer piso del edificio. The Washington Post habló con el hermano de Theresa, David, quien afirmó que aún no sabía nada de sus familiares y que había viajado con su familia desde Nueva York al enterarse de la noticia. Por su parte, El Nuevo Herald habló con un vecino de la pareja, quien afirmó: “Julio y Ángela son la pareja más dulce del mundo. Solo tengo cosas buenas que decir de ellos”.

Otras víctimas del derrumbe

Se están utilizando dos grandes grúas para retirar cuidadosamente los escombros. Los bomberos, que trabajan sin descanso bajo el calor y la humedad, se están ayudando de la tecnología de búsqueda por imagen y sonido para localizar bolsas de aire en las que aún pueda haber personas con vida, aunque la esperanza se desvanece a medida que pasan los días. Ya se han excavado más de 1.300 toneladas de hormigón, según las autoridades.

Dos venezolanos fueron identificados entre los fallecidos y hay otros 23 latinoamericanos, fuera de los colombianos, vinculados al inmueble de los que todavía no se tienen noticias: nueve de Argentina, seis de Paraguay, cuatro de Venezuela, tres de Uruguay y uno de Chile. “Esta tragedia en Miami la sentimos propia por ser el principal asentamiento de venezolanos en Estados Unidos”, dijo Carlos Vecchio, representante diplomático del opositor venezolano Juan Guaidó.

Otra de las víctimas reportadas por las autoridades fue Michael David Altman. El hombre, según el miami Herald, “era un contable que vivió en la unidad 1101 del edificio Champlain Towers South durante más de seis años. Nació en Costa Rica, pero se trasladó a Estados Unidos con sus padres cuando tenía unos 4 años. Tiene dos hijos, Nicholas Altman, de 23 años, y Jeffrey, de 22, que viven en Boca Ratón. ‘Era un hombre cálido. Superó muchos obstáculos en su vida y siempre salió adelante’, dijo su hijo Nicholas”.

Puede leer: Colapso en Miami: los ancianos que murieron juntos y otras tristes historias

A la lista de desaparecidos se suma Claudio Bonnefoy, de 85 años, quien era primo de Alberto Bachelet, padre de la expresidenta chilena Michelle Bachelet. “Vivía en la unidad 1001 con su esposa Maricoy Obias-Bonnefoy, que también está desaparecida tras el derrumbe. Bonnefoy era un abogado que enseñó derecho internacional en la Universidad de Chile y trabajó en la embajada chilena en Washington D.C. a principios de la década de 1970. Posteriormente se incorporó al conglomerado de comunicaciones por satélite Intelsat, donde desarrolló la mayor parte de su carrera. Se casó con Maricoy Obias en 1991 y se trasladó a Surfside hace 15 años para disfrutar de su jubilación junto al mar”, aseguró el Miami Herald.

La historia de Marcus Guara es otra de las que se han conocido detalles. El Herald afirmó: “Le gustaba estar al aire libre, asistir a barbacoas familiares y participar en animadas conversaciones en el chat del grupo de la familia ampliada. Tras asistir al Christopher Columbus High School, Guara estudió empresariales en la Universidad de Miami, donde fue capitán del equipo de remo y ganó muchas competiciones. Guara trabajó como director regional de ventas para la empresa textil de cama y baño Kassatex, con sede en Nueva York. El fundador y director general de la empresa, Ernesto Khoudari, dijo que Guara era un “increíble activo para el equipo”. Su esposa, Anaely Rodríguez, de 42 años, y sus hijas, Lucía Guara, de 11 años, y Emma Guara, de 4 años, estaban con él en su unidad del 8º del edificio”.

Leidy Luna Villalba, de 23 años, nunca había salido Paraguay. Vivía en un pequeño pueblo, pero según el Miami Herald necesitaba dinero para terminar de pagar sus estudios de enfermería. “Había estado trabajando como niñera para la familia de la primera dama de Paraguay y decidió aceptar un trabajo bien remunerado para viajar con ellos a Miami. Al partir, pidió la bendición de su madre, Juana de Villalba. Juana se la dio, y Leidy estaba encantada”, señaló el medio.

Comparte: