Publicidad
10 Nov 2021 - 8:38 p. m.

Sergio Moro, el juez que encarceló a Lula, disputará la presidencia de Brasil

Moro se afilió al partido Podemos y se enfrentará en las elecciones de 2022 a Jair Bolsonaro, quien lo acusa de “traidor”.
Sergio Moro, conocido por su papel en la investigación del Lava Jato, tiene menos del 10 % de la intención de voto de cara a las presidenciales en Brasil.
Sergio Moro, conocido por su papel en la investigación del Lava Jato, tiene menos del 10 % de la intención de voto de cara a las presidenciales en Brasil.

El exjuez brasileño Sergio Moro, ícono de la megaoperación anticorrupción Lava Jato que llevó a prisión al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, se afilió este miércoles a un partido centrista con miras a participar en las elecciones de 2022.

Aunque Moro, de 49 años, no definió a qué cargo postulará, la cúpula del partido Podemos lo señaló como el “futuro presidente de Brasil”, por lo que quedaron claras cuáles son sus aspiraciones.

El exjuez se posicionó así en lo que ya se conoce en Brasil como la “tercera vía”, una eventual alternativa al ultraderechista Jair Bolsonaro y al izquierdista Lula (2003-2010), que aún no anunció su candidatura pero es favorito en las encuestas.

“Si fuera necesario asumir el liderazgo en este proyecto, mi nombre siempre estará a disposición del pueblo brasileño”, dijo Moro en una ceremonia en Brasilia. “No huiré de esa lucha, aunque sepa que será difícil”, añadió.

Podemos tiene actualmente una decena de los 513 diputados y otra de los 71 senadores brasileños. Las encuestas indican que Bolsonaro obtendría en las presidenciales de octubre de 2022 el 26 % de los sufragios frente al 44 % para Lula. El exjuez no alcanza el 10 %.

Le recomendamos: ¿Qué hace la Ley Renacer con la que EE. UU. busca presionar a Ortega en Nicaragua?

Moro destapó con Lava Jato una red de sobornos a políticos para obtener contratos en la estatal Petrobras. Y desde su corte en Curitiba (sur), condenó en 2017 a Lula, quien permaneció 19 meses en prisión y no pudo concurrir en los comicios en los que ganó Bolsonaro.

El exjuez renunció después de 22 años en la magistratura para convertirse en ministro de Justicia de Bolsonaro, cargo que dejó en abril de 2020 tras acusar al mandatario de intentar interferir en la Policía Federal.

Bolsonaro lo tilda de “traidor” mientras que Lula lo acusa de conspirar para sacarlo de la contienda electoral. El exmandatario fue puesto en libertad en noviembre de 2019 en medio de cuestionamientos a las investigaciones de Lava Jato. Entre marzo y junio de 2021, la corte suprema anuló las condenas contra Lula y declaró la “parcialidad” de Moro en esas causas.

“La entrada de Moro en política alimenta el discurso de los críticos de la operación Lava Jato, porque entonces se decía que Moro tenía un proyecto electoral, que quería ser presidente, cosa que él siempre negó”, dijo a la AFP Edson Sardinha, director de redacción del sitio Congresso en Foco.

Moro señaló que su postulación “no es un proyecto personal de poder”. De no conseguir apoyo suficiente para una candidatura presidencial, se estima que Moro podría aspirar al Senado.

Le puede interesar: El gesto que le salvó la vida a una joven secuestrada y que aprendió en TikTok

👀🌎📄 ¿Ya estás enterado de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias