13 Jul 2021 - 9:29 p. m.

Encuentran más de 160 nuevas tumbas indígenas en Canadá

En poco más de un mes se descubrieron más de 1.100 tumbas cerca de internados para indígenas. Muchos de ellos sufrieron castigos físicos y abusos sexuales por parte de los maestros que los alejaron de su cultura y lenguaje.

Redacción Mundo

Internacional

Este lunes, una comunidad indígena en el oeste de Canadá anunció el hallazgo de al menos 160 tumbas sin identificar cerca de una antigua escuela residencial.

“Entendemos que muchos de nuestros hermanos y hermanas de nuestras comunidades vecinas asistieron a la escuela industrial de Kuper Island. También reconocimos con una gran cantidad de dolor y pérdida que muchos no regresaron a casa“, dijo la jefa de la comunidad Penelakut, Joan Brown en el comunicado.

Le puede interesar: Trudeau se disculpa y no descarta pesquisa criminal por tumbas indígenas

El país vive con una herida histórica que se abre cada tanto: la política represiva y colonial contra los pueblos indígenas locales. En poco más de un mes se descubrieron más de 1.100 tumbas cerca de internados para indígenas en Canadá. Esta vez, las tumbas fueron encontradas cerca de la escuela residencial de Kuper Island, casi 90 kilómetros al norte de la capital provincial, Victoria, la cual recibió a niños indígenas desde finales del siglo XIX hasta 1975.

El exempleado Glenn Doughty, quien trabajó en la escuela de 1967 a 1986, fue declarado culpable de abusar sexualmente de estudiantes en 2002, informó The Guardian. Doughty fue sentenciado a tres años, luego de cumplir otras sentencias por agredir sexualmente a estudiantes en otras escuelas de la región. El diario británico también informó que durante las audiencias de la Comisión de la Verdad y Reconciliación del país, algunos sobrevivientes contaron haber sido secuestrados, y llevados a la fuerza a esa escuela.

“Esto es sólo la punta del iceberg”, dijo el exvicepresidente de la Unión de Jefes Nativos de Columbia Británica, Bob Chamberlin, quien estimó que otras numerosas tumbas “aún no han sido descubiertas”.

El contexto

Hasta la década de 1990, unos 150.000 niños y adolescentes indígenas y mestizos fueron internados a la fuerza en 139 escuelas residenciales administradas por la Iglesia católica en nombre del gobierno canadiense. Más de 4.000 estudiantes murieron por enfermedades y actos de negligencia. También sufrieron castigos físicos y abusos sexuales por parte de los regentes o maestros que los alejaron de su cultura y lenguaje.

Le puede interesar: La pelea de los indígenas canadienses para usar sus nombres originales

Algunos analistas habían predicho que se descubrirían más tumbas sin identificar después de los primeros hallazgos en Columbia Británica y Saskatchewan. Estos últimos hechos se producen tras el descubrimiento de restos humanos de 215 niños indígenas en Kamloops, 751 tumbas sin identificar en Marival, y otras 182 en Cranbrook.

Los internados en Canadá eran obligatorios en la década de 1870 y estaban dirigidos por la Iglesia católica. Dentro del sistema escolar, la escuela residencial indígena de Kamloops era la más grande. El sistema se estableció para captar a las personas a una edad temprana, “ya que son más fáciles de moldear e influenciar. (...) Los niños eran sacados a la fuerza de sus hogares, separados de sus familias y se les prohibía hablar sus lenguas nativas, todo ello para asimilar a los niños indígenas en la sociedad blanca canadiense”, aseguró la Organización para la Paz Mundial.

Le puede interesar: Derriban estatuas en Canadá tras escándalo de fosas de niños indígenas

“No podemos traer de regreso a los muertos, pero podemos seguir diciendo la verdad de la misma forma en que seguiremos trabajando junto con los pueblos indígenas para luchar contra la discriminación y el racismo sistémico con acciones reales y concretas”, dijo este jueves el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Se espera que este jueves la primera nación Tk’emlúps te Secwépemc proporcione un informe con más detalles sobre las 215 tumbas anónimas encontradas a finales de mayo.

El 1° de julio, día de la fiesta de Canadá, una estatua de la reina Victoria de Inglaterra fue derribada de su pedestal y otra estatua de la monarca británica, Isabel II, fue atacada. Además, un total de ocho iglesias han sido incineradas o dañadas, tras el descubrimiento de las más de 1.100 tumbas indígenas en Canadá.

Con información de Afp*

Comparte: