Publicidad

El invierno se acerca: ¿cambiará de alguna manera la guerra en Ucrania?

La temporada invernal medirá qué tan fuerte puede llegar a ser el apoyo de la Unión Europea a Ucrania. Su representante en Colombia, Gilles Bertrand, ofrece sus perspectivas sobre la guerra.

Camilo Gómez Forero
28 de agosto de 2022 - 02:00 a. m.
El embajador de la Unión Europea en Colombia, Gilles Bertrand.
El embajador de la Unión Europea en Colombia, Gilles Bertrand.
Foto: Gustavo Torrijos - Gustavo Torrijos Zuluaga

En seis meses de guerra han sido varias las sorpresas y lecciones que nos hemos llevado con el conflicto en Ucrania. Con las brutales masacres perpetradas por Rusia se derrumbó el mito de la “hermandad eslava”, por ejemplo. Antes se creía impensable que los soldados rusos serían capaces de destruir su propio bastión político. El sistema internacional ha exhibido su incapacidad, al menos de momento, para contener a un hombre como Vladimir Putin. Y aunque las instituciones ucranianas se pensaban endebles, a raíz de la crisis de 2014, han sobrevivido y permitido que una figura como Volodímir Zelenski brille y sea catalogado como un estadista a nivel global.

Ucrania por ahora sobrevive, y hay días en los que pareciera que todo va regresando a la normalidad, bien sea porque hemos aprendido a normalizar el horror o porque hay anuncios, como el regreso de McDonald’s al país, que nos hacen pensar que la guerra tendrá un punto final pronto. Pero todo lo que pensemos sobre el curso de este conflicto podría estar a punto de cambiar. El invierno se acerca, y la historia nos indica que Rusia ha sabido aprovechar estas condiciones a su favor.

A propósito del aniversario de la independencia de Ucrania y de los seis meses de la guerra en el país, ambas fechas que se cumplieron a mitad de semana, el embajador de la Unión Europea en Colombia, Gilles Bertrand, y el embajador polaco en Bogotá, Pawel Wozny, nos hablaron sobre el panorama actual de este conflicto que puso al mundo de cabeza y aún lo mantiene en vilo.

La Navidad está muy cerca. ¿El invierno podrá reconfigurar el apoyo a Ucrania?

Bertrand: será un invierno difícil, pero eso no va a cambiar nuestra posición. Ahora mismo estamos viendo las consecuencias de la guerra: inflación, precios de la energía, seguridad alimentaria por el tema de las exportaciones del grano ucraniano y la dependencia del gas ruso, que para nosotros ha sido vital. Nos hemos preparado desde el último invierno buscando otras fuentes de gas y proveedores que no sea Rusia, también ahorrando. Así hemos logrado reducir a la mitad nuestra dependencia del gas ruso: Europa, antes de la guerra, dependía en un 40 % del gas ruso, ahora estamos al 20 %. La prioridad absoluta para este invierno es seguir ahorrando. En julio llegamos a un acuerdo para que cada estado miembro redujera de manera voluntaria el 15 % su consumo de gas, con matices dependiendo de la situación en cada país.

Wozny: en Polonia siempre hemos dicho que no se puede depender de un solo proveedor, sobre todo uno tan irresponsable y malintencionado como este. Lanzamos advertencias: Rusia no es un socio confiable. Criticamos los gasoductos como Nordstream 1 y 2. Algunos ahora reconocen su equivocación. La posición de la UE de diversificar sus fuentes de energía es la acertada. En el caso de Polonia emprendimos unas iniciativas para eso precisamente con gas líquido a través del báltico que nos dan cierto alivio. Todos tenemos que hacer un esfuerzo, pero a largo plazo también debemos verlo como un estímulo para invertir en fuentes de energía verdes para no depender tanto del petróleo y del gas.

Lo que menciona el embajador Woźny es interesante, porque hay expertos que han cambiado su postura frente a la excanciller alemana Ángela Merkel, quien defendió el gasoducto con Rusia. ¿Se equivocó Merkel?

Bertrand: más allá del caso de la canciller, lo que hemos buscado durante mucho tiempo es un gana-gana entre la UE y Rusia. Hicimos todo lo posible. Este año quedó demostrado que no funcionó y que ahora debemos protegernos de esa dependencia peligrosa. Ahora, y mirando hacia atrás, en el momento en el que ocurrió la invasión a Crimea debimos adoptar pasos más contundentes hacia una unión energética, como se viene trabajando ahora.

¿La posibilidad de un acuerdo de paz es lejana?

Bertrand: un punto muy sencillo que hay que recordar: la guerra puede detenerse mañana. Esta guerra empezó por la mera voluntad de un hombre y de un país, y él puede detenerla ahora. No hay una calamidad natural, no es una guerra civil que requiere un proceso largo. Nada de eso. Si el presidente Putin da la orden de que su ejército salga de territorio mañana, todo se detiene. La responsabilidad es de él. Para Rusia las negociaciones siempre vienen con la idea de partir el territorio ucraniano. Tenemos reglas fundamentales de convivencia, como que un país no se puede anexar parte del territorio de su vecino. Por eso, una negociación política que implica el territorio ucraniano y su partición es impensable. Los europeos hemos aprendido lecciones duras de la historia, en particular de los años 30, cuando había mucha gente que decía que había que negociar con Hitler y aceptar que tomara trozos de otros países para obtener la paz. Eso nunca ha funcionado. Cuando aceptamos algo así, abrimos la puerta a una nueva invasión y a un nuevo comportamiento imperialista.

Le recomendamos: Esto dijo EE. UU. ante propuesta de Petro sobre extradición de narcotraficantes

¿Ha funcionado la diplomacia en la guerra o ha fracasado?

Wozny: hay que admitir que la política hacia Rusia hasta el momento no ha sido eficiente y ha fallado de alguna manera porque todos los intentos de entablar cooperación con Rusia a nivel económico o en otros niveles para tratarlo como socio fallaron. La Unión Europea nunca quiso esta guerra y siempre trató de evitarla. Sin embargo, hay que reconocer que también hubo cierta ingenuidad pensando que con Rusia sí se puede negociar y se puede tratar como un socio confiable y responsable. Rusia demostró que tiene sus fines y su óptica totalmente diferente: no es democrático, ni responsable, ni confiable. Simplemente tiene su visión imperial de extender su poder y recuperar sus zonas de influencia como en Ucrania.

¿Qué garantías se le pueden dar a Ucrania para que los crímenes de guerra no queden impunes?

Bertrand: hay que decir que el derecho internacional ha hecho progreso en los últimos 20 años a través de la Corte Penal Internacional y las jurisdicciones para crímenes de guerra y de lesa humanidad. Yo, que estuve en Siria, vi cómo se ha acumulado el cuerpo de pruebas sobre los crímenes que se han cometido en el país. Hay un trabajo que obviamente es lento, porque la justicia es lenta, pero hay un sistema que permite decir que quienes perpetraron estos crímenes van a pagar tarde o temprano. En el caso de Ucrania hay un elemento, y es que Rusia cometió estos crímenes en un territorio ajeno, así que toda la fuerza del derecho nacional puede aplicarse de forma directa.

Entre las sanciones que mencionan hay una propuesta que ha surgido: negarles la entrada a turistas rusos. ¿En qué va ese debate?

Bertrand: esos son debates que han surgido en ciertos Estados miembros de la UE. El pueblo ruso nunca fue el enemigo y ha sido víctima de lo que ha hecho su gobierno. La idea no es cortar los contactos con los individuos rusos y hacer pagar a los ciudadanos el precio directo de lo que hace su gobierno. Claro: hay sanciones que han impactado al pueblo ruso. Lastimosamente es inevitable, pero la lógica de nuestra estrategia es cortar el flujo de dinero para que el gobierno no pueda financiar más su guerra.

Wozny: sobre los turistas rusos, varios países están adoptando medidas diferentes, no hay una medida universal. En el caso de Polonia se aplicó un principio de que se limitó el número de visas turísticas para rusos, pero hay que resaltar que continúan expidiéndose por razones humanitarias. Hay unas que caben dentro de la lógica de asilo y ningún Estado miembro sugiere cortar esta posibilidad.

Hablando de las fronteras, ¿en qué va la acogida de refugiados ucranianos?

Bertrand: hay un elemento de solidaridad espontánea muy fuerte. En mayo, la presidenta de la Comisión Europea, Polonia y Suecia recogió ayudas privadas de todo el planeta y a través de esto se recibieron más de mil millones de euros. Desde la Unión Europea también hemos hecho un esfuerzo humanitario enorme con la Comisión Europea.

Wozny: Polonia es el país que más refugiados ucranianos ha recibido. Más de cinco millones y medio de personas cruzaron la frontera huyendo de la guerra. El gobierno polaco emprendió varias medidas para ayudar a los refugiados, como facilitar los trámites fronterizos, se adecuaron nuevas líneas de autobuses para facilitar el transporte y se promulgó una nueva ley de apoyo a los ucranianos que huyen de la guerra, que en algunos aspectos se parece al Estatuto Temporal de Protección para migrantes venezolanos (ETPV) de Colombia y que ofrece a los ciudadanos ucranianos derechos como permanecer en Polonia por 18 meses, acceso al mercado laboral, a educación, al servicio médico, a la seguridad social y también reciben un subsidio.

¿En qué van las conversaciones para la adhesión de Ucrania a la UE?

Bertrand: el acuerdo para la adhesión está ahí. Pero sabemos que para un país entrar a la Unión es un proceso largo. Que lo diga Polonia. Entre la decisión de los polacos de entrar a la UE y su entrada pasaron 14 años. Primero hay una decisión política que toma un país, pero luego viene un corpus de leyes y prácticas que, en el caso polaco, requirió más de 80.000 páginas de legislación. Y eso ha aumentado con los años. La voluntad política es una parte esencial, pero luego el país debe adaptar casi todos los sectores de su economía para poder entrar al espacio comercial y humano. Lo fundamental, básicamente, es que Ucrania, que ahora es un país cuyo vecino está tratando de destruir, tiene un futuro dentro de la Unión Europea.

Le puede interesar: Los deterioros que preocupan a fabricantes de la frontera colombo-venezolana

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar