7 Mar 2019 - 1:31 a. m.

La renta ciudadana, ¿un subsidio contra la exclusión y pobreza en Italia?

Cinco millones de italianos desempleados o que tengan pocos ingresos al año pueden solicitar la ayuda, el proyecto más ambicioso del movimiento oficialista 5 Estrellas.

Gonzalo Sánchez / Efe

El gubernamental Movimiento 5 Estrellas (M5S) italiano puso en marcha su proyecto más ambicioso y perseguido, la "Renta de Ciudadanía", un subsidio contra la exclusión social y la pobreza a veces cuestionado y al que optarán cinco millones de personas. 

Los italianos desempleados, o que tengan pocos ingresos al año, pueden solicitar ya esta ayuda en las oficinas de Correos, internet o en los centros públicos de asistencia fiscal, y su puesta en marcha ha sido seguida con gran expectación en el país. 

Ver más: El desafío de los alcaldes italianos al Primer Ministro

En las sedes postales de la capital italiana la situación es de total normalidad, sin las colas que se habían vaticinado, ya que desde el Ministerio de Empleo se ha llamado a la calma y establecido un orden alfabético, pues se puede solicitar hasta el 31 de marzo. 

Su promotor, el líder del M5S y ministro de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, calificó de "revolución" el cumplimiento de esta promesa electoral: "El Estado por fin se ocupa de los invisibles, personas que vivieron en la periferia de la política", declaró.

Para obtenerla hay que cumplir tres requisitos ineludibles: no tener más de 6.000 euros en el banco, en caso de contar con una segunda vivienda, que esta no supere los 30.000 euros, y que su renta y patrimonio no sobrepase los 9.360 euros anuales.

Ver más: Las nuevas jugadas del gobierno italiano para contener la migración

El máximo que recibirá una persona sin ingresos ha sido fijado en los 780 euros mensuales (500 euros como "integrador de la renta" y 280 en caso de pagar alquiler), mientras que, en una familia numerosa, los dos progenitores podrán sumar 1.032 euros mensuales. 

La Seguridad Social examinará la documentación y después deberá determinar el importe de la ayuda económica, que será ingresada en una cuenta corriente especial con una tarjeta con la que solo se puede pagar bienes alimentarios, fármacos o facturas. 

El solicitante debe estar disponible para trabajar inmediatamente y, mientras se le asigna un empleo, tendrá que seguir un proceso personalizado para su reinserción laboral, que puede implicar la realización de servicios a la comunidad o completar estudios.

Pues a cambio de la renta, el beneficiario deberá firmar lo que se conoce como "Pacto de Trabajo", registrarse en una plataforma de internet en la que se publicarán ofertas laborales y aceptar una de las tres primeras que le lleguen, propuestas en base a su formación.

La primera oferta de trabajo puede situarse a una distancia de hasta 100 kilómetros del domicilio del solicitante, la segunda hasta 250 y la tercera puede estar en cualquier punto del país. 

Ver más: La ciudad del futuro está hecha de migrantes

La "Renta de Ciudadanía" es una de las propuestas históricas del Movimiento Cinco Estrellas, y por eso su líder, Di Maio, decidió quedarse con el Ministerio de Desarrollo Económico y Empleo cuando firmó la coalición de Gobierno con la ultraderechista Liga, más interesada en temas de seguridad e inmigración. 

La inclusión de este subsidio en los Presupuestos Generales para 2019, además de la reforma del Sistema de Pensiones exigido por el líder de la Liga Matteo Salvini, engordó las cuentas y provocó el encontronazo con la Comisión Europea, apaciguado posteriormente. 

El Instituto Nacional de Estadística certificó que en el año 2017 en Italia había 1,7 millones de familias en situación de pobreza absoluta (un 6,9 % del total), el dato más elevado desde 2005. 

Sin embargo muchos ven en esta controvertida medida un afán electoralista por parte del Cinco Estrellas y recelan de su eficacia, al estar inspirada en otras experiencias como la de Finlandia, que recientemente la concluyó sin demasiado éxito.

Comparte: