21 May 2021 - 7:52 p. m.

Rusia rechaza acusaciones de injerencia en redes sociales durante protestas en Colombia

Un nuevo capítulo se suma a la difícil relación entre Colombia y Rusia. La embajada de Moscú en Bogotá emitió un comunicado rechazando las declaraciones del ministro de Defensa, Diego Molano, que acusa a Rusia de interferir en redes sociales durante las manifestaciones. Espías expulsados, incursiones aéreas y ahora injerencia son los últimos señalamientos a los rusos.
Este viernes 21 de mayo, Molano dijo en una entrevista con el diario El Tiempo que ”hay información en las redes sociales de bastantes ataques y movilizaciones, desde Rusia, desde Venezuela..." / Raul ARBOLEDA
Este viernes 21 de mayo, Molano dijo en una entrevista con el diario El Tiempo que ”hay información en las redes sociales de bastantes ataques y movilizaciones, desde Rusia, desde Venezuela..." / Raul ARBOLEDA

A través de un comunicado, la Embajada de Rusia en Colombia rechazó las declaraciones del Ministro de Defensa, Diego Molano, sobre la intervención extranjera en redes sociales, desde países como Venezuela y Rusia, en medio del Paro Nacional.

“Tales acusaciones serias contra nuestro país, que consideramos totalmente infundadas y no respaldadas por pruebas concretas, no contribuyen de ninguna manera al desarrollo de relaciones tradicionalmente amistosas entre Rusia y Colombia”, se lee en el comunicado emitido por la Embajada.

Le puede interesar: ¿Qué pasó en la primera tensa reunión entre los cancilleres de EE. UU. y Rusia?

Este viernes 21 de mayo, Molano dijo en una entrevista con el diario El Tiempo que ”hay información en las redes sociales de bastantes ataques y movilizaciones, desde Rusia, desde Venezuela y, de hecho, por ejemplo, del total de cuentas falsas que hemos encontrado, engañosas, unas están en Bangladés, en México, en Venezuela. Y en otros, movimientos hashtag como el de “nos están matando”. Aquí también tenemos un reto enorme”.

Según informó la Embajada, el ministro habría dicho en una entrevista con el diario español El Mundo que “los ataques cibernéticos que se han perpetrado vienen de Rusia particularmente”.

Le puede interesar: Espías rusos en Colombia, el rastro del espionaje ruso en América Latina

La Embajada rechazó las declaraciones y agregó que “hemos tomado noticias sobre las pérdidas de vidas humanas ocurridas durante las protestas y expresamos nuestras profundas condolencias a los familiares y cercanos de todas las víctimas”.

Relaciones entre Colombia y Rusia

Desde finales del año pasado, las relaciones entre las dos naciones se han visto sacudidas por varios incidentes. En diciembre del año pasado, Colombia le pidió a Rusia retirar dos diplomáticos acreditados en la misión diplomática en Bogotá, por supuesto espionaje.

Dos terceros secretarios de la embajada estarían recopilando información sobre la red eléctrica colombiana y la infraestructura petrolera de Colombia, según investigaciones de la Dirección Nacional de Inteligencia, adscrita a Presidencia de la República.

Le puede interesar: La historia de dos espías rusos en Colombia, ¿qué hacían en barrios populares de Bogotá?

En declaraciones a BluRadio, en febrero de este año, Leonid Sboiko, primer secretario de la embajada rusa en Bogotá, dijo que “los dos países quisieran voltear la página”. Pero, llegaría otro incidente meses después.

El 19 de abril, cazas de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) interceptaron un avión ruso que ingresó al espacio aéreo colombiano sin autorización.

“La aeronave fue interceptada ingresando al espacio aéreo colombiano por aeronaves de superioridad aérea Kfir, quienes le ordenaron la salida inmediata del mismo, orden que fue acatada por el avión de Estado ruso”, señaló la FAC en un comunicado.

Le puede interesar: Incursión de avión ruso, ¿mensaje para Colombia?

“El incidente ocurrió hoy a las 9.22 hora local (14.22 GMT) cuando fue “detectada la aeronave Illyushin II-96-400 VPU del Gobierno ruso, proveniente desde Moscú, la cual tenía permiso de sobrevuelo 0354/21, que establecía ingreso a espacio aéreo colombiano por coordenadas (...) al norte de La Guajira, fuera de territorio continental”, agregó el 19 de abril el comunicado de Colombia.

La Cancillería colombiana reaccionó en ese momento y aseguró que “se entregó una comunicación oficial al embajador de Rusia en Bogotá manifestándole su enérgica protesta por la situación generada por la aeronave rusa”. La entonces canciller Claudia Blum afirmó: “Se le indicó al embajador Tavdumadze la importancia de una pronta respuesta de su gobierno y que esta tenga las garantías de que las graves y sistemáticas violaciones del espacio aéreo colombiano no se repetirán”.

Si bien el Gobierno reconoció que el avión tenía autorización de entrar al territorio nacional, se desvió de su ruta y por eso fue interceptado y se le ordenó la salida a la aeronave, de acuerdo con los procedimientos de interdicción aérea.

Comparte: