11 May 2021 - 12:57 a. m.

¿Se avecina un nuevo referéndum de independencia en Escocia?

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) aseguró el domingo que su victoria en el parlamento regional le da legitimidad para impulsar un nuevo referéndum para independizarse del Reino Unido. Sin embargo, el primer ministro británico, Boris Johnson, es quien tiene la última palabra para autorizarlo (y se opone rotundamente a la iniciativa).

Redacción Internacional y agencias

El jueves 6 de mayo los británicos salieron a la calles para votar en una consultas determinantes para el futuro del Reino Unido. Más de 48 millones de personas eran elegibles para votar por candidatos que compitieron por 5.000 puestos en Inglaterra, Escocia y Gales. Muchos analistas advirtieron que los resultados eran claves, pues la elecciones en el Parlamento de Escocia, por ejemplo, podrían desencadenar una crisis constitucional para Boris Johnson y su Partido Conservador.

¿Cuáles fueron los resultados?

El primer ministro británico superó holgadamente la prueba, arrebatando escaños en territorio tradicionalmente laborista, en especial un preciado bastión del noreste del país, Hartlepool, y con avances en las regiones del norte desindustrializadas cuyo apoyo se ganó con el Brexit.

Sin embargo, El Partido Nacional Escocés (SNP) obtuvo un cuarto mandato con 64 escaños de los 129 del Parlamento escocés. Un problema para Johnson pues, con el liderazgo de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, el SNP buscará impulsar un referéndum que busca la independencia del país.

Le puede interesar: ¿Qué es el “Súper Jueves” y por qué puede cambiar el futuro del Reino Unido?

En ese parlamento, los Verdes, también a favor de una separación del Reino Unido, logran ocho escaños, lo que representa una mayoría en favor de la independencia. También lograron eliminar al nuevo partido Alba, del ex primer ministro escocés y exlíder del SNP, Alex Salmond, convertido en un férreo opositor a Sturgeon y que no obtuvo ningún escaño. Los conservadores del primer ministro británico lograron la segunda posición con 31 diputados.

¿Qué se necesita para impulsar el referéndum?

La ministra habló este domingo por teléfono con Johnson tras vencer en las elecciones regionales, para decirle que “la cuestión no es si habrá un nuevo referéndum de independencia, sino cuándo”. Sin embargo, el primer ministro es quien tiene la última palabra para autorizarlo, y además, se opone rotundamente a la iniciativa por considerarla “irresponsable”.

Le puede interesar: Cien días del Brexit: desplome comercial y desconfianza política

“Creo que un referéndum en el contexto actual es irresponsable e imprudente”, dijo Johnson el viernes a The Daily Telegraph. “Creo que ahora no hay ningún caso para tal cosa. No creo que sea lo que los tiempos exigen en absoluto“, agregó´. Sturgeon, de 50 años, ha propulsado el proyecto independentista apoyándose en el amplio rechazo de los escoceses a un Brexit que les fue impuesto por el resto del país. Los líderes escoces señalaron que impulsarán un referéndum tan pronto Escocia se recupere de la pandemia.

No es la primera vez que Escocia busca independizarse. En el 2014, el 55 % de los electores escoceses votó por permanecer en el Reino Unido. Pero los partidarios de un nuevo referéndum señalan que el Brexit, al cual se oponían un 62 % de escoceses, cambió las cosas.

¿Y si Johnson no accede?

Por ahora, el objetivo de Johnson sería ganar tiempo, retrasando cualquier referéndum hasta después de las próximas elecciones generales británicas que se celebrarán en 2024, según explicó Mark Landler, jefe de la oficina de Londres del New York Times.

Le puede interesar: Los efectos del Brexit 100 días después

“Pero rechazar repetidamente los llamamientos escoceses podría ser contraproducente”, agregó. Y es que para algunos analistas consulutados por Landler, negar un referéndum solo encenderá aún más el sentimiento independesita. “Este no es un problema que vaya a desaparecer. Solo se hará más grande con el tiempo“, dijo Mujtaba Rahman, analista de Eurasia Group, una consultora de riesgo político, al Times.

Por su parte, el periodista Glenn Campbell, editor político de la BBC, explicó que la única forma de que haya un referéndum exitoso sobre la independencia de Escocia es que ambas partes están de acuerdo. “Tanto el ministro del gabinete del Reino Unido, Michael Gove, como el primer ministro minimizaron la posibilidad de una batalla legal, pero eso es lo que inevitablemente sucedería a menos que las dos partes lleguen a un acuerdo”, escribió Campbell.

Sin embargo, el SNP advirtió que si Johnson dice “No”, el gobierno escocés seguiría adelante con la aprobación de un proyecto de ley de referéndum en el parlamento de Edimburgo, y que Johnson tendría que ir a los tribunales.

Con información de Efe y Afp*

Comparte: