3 Mar 2020 - 12:52 a. m.

Benjamin Netanyahu, maestro de la supervivencia política, clama victoria en Israel

El primer ministro Benjamin Netanyahu, inculpado por corrupción, clamó "una victoria gigantesca" este lunes en el tercer duelo electoral en menos de un año en Israel, desafiando así en las urnas a la justicia.

Agencia Afp

Benjamin Netanyahu, el primer ministro que más tiempo ha estado en el poder desde la fundación del Estado de Israel, es un "mago" en el arte de la supervivencia política, a punto de obtener una victoria electoral a pesar de su inculpación por corrupción. Apodado el "rey Bibi" por sus adeptos, Netanyahu se convirtió en noviembre en el primer jefe de Estado de Israel en ejercicio que es oficialmente acusado.

Ver más: Aumentó la participación electoral en Israel a pesar del coronavirus y cansancio

Pero cuando faltan dos semanas para la apertura del juicio por corrupción, malversación y abuso de poder ha reivindicado la "victoria" en las elecciones legislativas tras conocerse los primeros sondeos de las televisiones israelíes, que le atribuyen un avance significativo sobre su rival centrista Benny Gantz. Pareciera que Bibi siempre ha estado donde está. Su inconfundible voz ronca, su cabello canoso siempre impecablemente peinado y su traje de batalla: corbata azul y camisa blanca, colores de la bandera de Israel, forman parte del corazón del sistema político israelí.

Estratega avezado y acostumbrado a nadar entre dos aguas, Netanyahu, de 70 años, es el único primer ministro de Israel más joven que el Estado, fundado en mayo de 1948. Nacido en Tel Aviv el 21 de octubre de 1949, Netanyahu ha heredado el fuerte bagaje ideológico de su padre, Benzion, que fue asistente personal de Zeev Jabotinsky, líder de la tendencia sionista llamada "revisionista", favorable a un "Gran Israel" que abarque también a Jordania.

Hoy, Benjamin Netanyahu predica la idea de un "Estado judío" cuyas fronteras se extiendan al noreste hasta Jordania. De ahí su promesa de anexionar el valle del Jordán, situado en tierra palestina y ocupado por Israel desde hace más de 50 años.

El primer ministro más joven

Netanyahu realiza su servicio militar en un comando de prestigio. Es el Oriente Medio de después de la guerra de los Seis Días de 1967, cuando Israel ocupó los territorios palestinos de Cisjordania, Jerusalén-Este y la franja de Gaza así cómo el Golán sirio y el Sinaí egipcio. En 1976, el hermano de Netanyahu, Yoni, comandante de una unidad militar encargada de liberar a los rehenes de un vuelo Tel Aviv-París secuestrado por dos organizaciones palestina y alemana en Uganda, muere durante la intervención.

El deceso de su hermano le marca profundamente y Netanyahu hará de la lucha "contra el terrorismo", que él asocia a menudo a los palestinos, uno de los hilos conductores de su vida política.

Ver más: Las acusaciones que pesan sobre Netanyahu

Orador nato y agudo, Netanyahu se convierte en diplomático en Washington y después será embajador en la ONU en los años 80. Cuando regresa a Israel es elegido diputado en 1988 por el partido Likud, la gran formación de la derecha israelí, en la que pronto se convierte en la nueva estrella.

Durante la guerra del Golfo de 1991, durante la que Israel es blanco de misiles Scud iraquíes, el nuevo diputado defiende ardientemente los intereses israelíes en la televisión estadounidense CNN. Su ascensión es imparable hasta 1996 cuando, a los 47 años, se convierte en el primer ministro más joven de la historia de Israel.

Su reinado dura poco: tres años. Después de permanecer alejado algún tiempo regresa a su gran pasión, la política, vuelve a dirigir el Likud y es elegido de nuevo primer ministro en 2009.

"Guerra personal"

Desde entonces, la vida política israelí ha estado marcada por "Bibi", maestro en arte de formar coaliciones, absorber a pequeños partidos y acercarse a las formaciones ultraortodoxas para consolidar su poder.

El primer ministro se presenta como el gran defensor de Israel frente a Irán.

Ver más: Netanyahu puso a prueba su liderazgo en su partido

Desde que Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos su política hacia los palestinos ha sido además especialmente respaldada: Washington trasladó su embajada a Jerusalén, ha reconocido la anexión del Golán por parte de Washington y presentó en enero un plan de paz para la región que los palestinos rechazan por considerar que sólo favorece a Israel.

Los adversarios de Netanyahu lo consideran un autócrata, ávido de poder y amigo de la mentira, que nunca quiso la paz con los palestinos y cuyo discurso antiárabe socava los fundamentos de la democracia israelí.

Casado y padre de tres hijos, Benjamin Netanyahu está ahora en el punto de mira de la justicia por los costosos regalos recibidos de parte de millonarios, el intercambio de favores con directivos de empresas importantes o sus intentos de colusión con la prensa. Para Gideon Rahat, profesor de Ciencias Políticas en la universidad hebrea de Jerusalén, Netanyahu alterna entre el "extremismo" y la "moderación". Tras su acusación formal, los medios de comunicación israelíes decretaron "el final de la era Netanyahu". Pero por ahora, siguen esperando.

Comparte: