13 Jul 2021 - 12:39 p. m.

Estampida en Sudáfrica durante saqueos deja una decena de muertos

Diez personas murieron en una estampida durante saqueos en un centro comercial de Soweto, al sudoeste de Johannesburgo, anunció este martes el primer ministro de la provincia, David Makhura.

Redacción Mundo

Internacional

La detención del expresidente Jacob Zuma ha provocado cerca de 50 muertos y centenares de heridos en Sudáfrica. Y aunque el gobierno desplegó soldados en varias provincias, la violencia no cede. Anoche, tras saqueos en un centro comercial de Soweto, una estampida dejó diez personas muertas.

La policía descubrió diez cuerpos el lunes por la noche. “Estas personas murieron en una estampida” al final de la tarde, precisó el responsable, en momentos en que la región de Johannesburgo es escenario de saqueos y vandalismo desde hace varios días.

El presidente Cyril Ramaphosa anunció el envío de tropas para auxiliar a una policía desbordada por los disturbios y “restaurar el orden”. Pero mientras tanto, el balance de víctimas fatales continúa aumentando. Veintiséis personas murieron en la provincia de Kwazulu-Natal (este), precisó el primer ministro regional Sihle Zikalala a la prensa.

Le puede interesar: El Espectador Explica, ¿por qué estallaron las protestas en Sudáfrica?

Una situación similar se vive en Gauteng, donde el líder del Ejecutivo regional, David Makhura, confirmó 19 fallecimientos, con diez de ellos concentrados en una mortífera estampida en centro comercial en el distrito de antiguos guetos negros de Soweto (suroeste de Johannesburgo).

”Los saqueos continúan así que no puedo decir que (la situación) esté bajo control”, lamentó Makhura en declaraciones a los medios desde Soweto. Unas horas antes, el ministro de Seguridad sudafricano, Bheki Cele, había confirmado en una rueda de prensa el arresto de 757 personas en todo el país.

Le puede interesar: Expresidente Jacob Zuma se entrega a las autoridades

”Ningún descontento o circunstancias personales de nuestro pueblo dan el derecho a nadie a saquear, vandalizar y hacer lo que quieran e incumplir la ley”, afirmó hoy el ministro.

Detención de Jacob Zuma

Los primeros incidentes, con rutas bloqueadas y camiones incendiados, se produjeron el viernes, al día siguiente del encarcelamiento de Zuma, condenado a una pena de prisión en firme por desacato a la justicia.

Los hechos de violencia se propagaron luego durante el fin de semana en la aglomeración de Johannesburgo, capital económica del país.

Los incidentes continuaron en la noche del lunes a martes, constataron varios periodistas de la AFP, especialmente en Soweto, inmenso township (áreas desfavorecidas reservadas a personas “no blancas”) al oeste de Johannesburgo.

Le puede interesar: Jacob Zuma condenado a 15 meses de prisión

Al anunciar el despliegue de militares el lunes por la noche, el presidente Ramaphosa dijo que era de “vital importancia que restauremos la calma y estabilidad sin demoras en todas partes de país”.

“La senda de la violencia, los saqueos y anarquía solo lleva a más violencia y devastación”, advirtió.

“Lo que estamos viendo ahora son oportunistas actos de criminalidad, con grupos de personas instigando al caos meramente para encubrir saqueos y robos”, agregó.

“No hay agravio ni ninguna razón política que puedan justificar la violencia y destrucción”, dijo, cuando su predecesor Zuma pasaba su sexta noche tras las rejas.

Zuma, de 79 años y presidente entre 2009 y 2018, fue condenado por desacato a la justicia a finales de junio por el Tribunal Constitucional.

El lunes, este tribunal celebró una audiencia de diez horas de duración en la que los abogados de Zuma pidieron que se revise la sentencia. La corte se reservó su respuesta para una fecha posterior no precisada.

Comparte: