20 Mar 2020 - 2:49 a. m.

La positiva del coronavirus: Codogno, la ciudad que se recupera lentamente de la pandemia

Hasta hace unas semanas, esta pequeña población del norte de Italia era conocida como "la zona cero" del brote de Covid-19 en el país europeo. Con responsabilidad cívica y demostrando que si la gente se quedaba en casa habría buenos resultados, la ciudad ha logrado reducir el número de contagios.

redacción internacional

El ruido de los niños o de la gente caminando no se escuchó durante tres semanas en la plaza central de Codogno, una pequeña población en el norte de Italia. Durante este tiempo, el silencio solo era interrumpido por las sirenas de ambulancias, que sonaban sin cansancio.

Esta ciudad, ubicada a unos pocos kilómetros de Milán, fue durante varios días el epicentro de la tragedia del Coronavirus en Italia, que al día de hoy ha cobrado la vida de al menos 3.400 personas. Codogno fue la primera población en registrar un contagiado (el paciente cero) y fue también una de las primeras en sufrir los efectos del brote, con cerca de 200 muertos. 

Pero unas semanas después de que se registrara el primer caso y de que se presentaran un importante número de contagiados, Codogno parece estar revirtiendo la tendencia. Esta semana las autoridades de la ciudad anunciaron que en uno de estos días, no se había presentado un contagiado. La noticia causó furor, pues Codogno es una de las ciudades con mayor número de casos en toda Italia. 

Puede leer: Coronavirus en Bogotá: estas fueron las medidas que se tomaron el 18 de marzo

Porque si bien en Codogno no han cesado los contagios (se habla de un promedio de 5 por día), estos números están muy lejos de los 35 positivos de hace unas semanas. El secreto, de acuerdo con el alcalde de la ciudad, Francesco Passerini, ha sido el ejemplo de responsabilidad cívica que han demostrado los residentes al quedarse en sus casas.

“Esto es una guerra. Pero podemos ganarla”, dijo Passerini. “A diferencia de nuestros abuelos, que pelearon físicamente por nuestra libertad, a nosotros nos piden que actuemos con responsabilidad... responsabilidad y calma”.

A lo largo de tres semanas, los residentes se acostumbraron a estar aislados del mundo y de sus vecinos y amigos. Generalmente usan mascarillas cuando salen, aunque no es obligatorio sino más bien “un gesto para evitar contagiar a otros”, según Passerini. Ya nadie se estrecha la mano y se usan otras formas de saludo, incluso una mirada o un gesto. “Tenemos que incorporar estas cosas a nuestra rutina”, dijo el alcalde.

Y es que en Codogno todas las tiendas y establecimientos están cerrados a cal y canto. La gente permanece muy juiciosa en sus casas evitando los contactos y los accesos al municipio están siendo custodiados día y noche por el ejército.

Le recomendamos: Italia superó a China en cifra de muertos al registrar 3.405 fallecidos por COVID-19

"Considero que este buen resultado es fruto de las medidas muy duras implementadas, de los sacrificios de la gente y del respeto de las disposiciones de los diez municipios que estamos dentro de la 'zona roja'", sostiene el alcalde.

No obstante Passerini no se aventura a hablar de "contagios cero". Prefiere la cautela, habida cuenta de que algunos médicos de la zona han pedido primero esperar los resultados de varias pruebas aún no revelados.

La noticia de Codogno es una de las pocas buenas nuevas que han recibido los italianos en los últimos días. La península ha sido el país más afectado por el coronavirus, incluso por delante de China, de donde se originó el brote. Solo en los últimos días, el país rompió su propio récord de fallecidos por el coronavirus al día. El último reporte hablaba de 475 decesos en 24 horas.

“La gente se preguntaba si todo este sacrificio sería en vano”, dijo Passerini. “Nosotros seguimos con nuestra conducta virtuosa. Nos hemos acostumbrado, en la esperanza de que esta emergencia termine pronto, no solo en Codogno sino en todo el país y en Europa”.

Pero mientras en este pequeño municipio la situación se ha ido controlando y los contagios caen, en el conjunto de Lombardía aumentaban y hoy hay 5.763 contagiados y 617 personas han perdido la vida.

Por esa razón el Gobierno procedió a aislar toda Lombardía y catorce regiones del Piamonte, Emilia-Romaña y Véneto, casi todo el norte, hasta hacerlo actualmente con todo el país, restringiendo movimientos, contactos sociales y hasta cerrando tiendas.

Comparte: